30 de noviembre 2015.Women We Have Not Lost Yet.

Women We Have Not Lost Yet. Issa Touma. Paradox. AF Editions. 2015.

 

 

Tapa blanda, desplegable.33,5×24,5 cm. 64 paginas.Color.

Texto en inglés y arabe, Issa Touma.

Diseño, Kummer & Herrman. Utrecht.

1° edición.

Publicado por Paradox, Netherlands, y André Frère Editions, France. 2015.

 

Issa Touma es un fotografo, comisario de exposiciones y galerista sirio, afincado en Alepo, Siria ( 1962, Siria ). Fundo en 1996 Le Pont, organización independiente , a la vez que galería, para promover el arte y la libertad de expresión en su pais. Ha creado un festival internacional de fotografía, así como el International Women’s Art Festival en 1999. Women We Have Not Lost Yet fue presentado en Unseen, Amsterdam en septiembre.

 

En medio del conflicto sirio, que ha causado y sigue causando miles de muertos y desplazados, víctimas de la guerra y del fanatismo religioso, Issa Touma crea un espacio de arte, resistencia y libertad frente a la opresión. Las mujeres son en este caso las primeras víctimas, de raptos, violaciones o asesinatos.

Aqui aparecen 15 retratos de mujeres jóvenes, apenas una mayor de 30 años, estudiantes, diseñadoras, artistas, farmacéuticas, abogadas…  de orígenes distintos, vestidas de manera occidental, contando su experiencia , miedos o anhelos. Retratos cortados por la mitad para no poder identificarlas. O por que sus vidas están truncadas. Todas refugiadas en Le Pont, donde Issa Touma sacó estas fotografías, siempre de frente o ligeramente de costado.

Una publicación absolutamente conmovedora, prueba que el arte resiste a la guerra y al horror, a pesar de todo. Una luz en medio de la mas completa oscuridad. También estremecedora, porque como bien dice el titulo, no las hemos perdido TODAVIA.

Los beneficios de la venta del libro se reparten entre el proyecto colectivo Art Camping, del que forman parte estas mujeres.

http://www.paradox.nl/paradox/cms/cms_module/index.php?obj_id=5289&year=2015

http://ydocfoundation.org/women-we-have-not-lost-yet/

https://www.lensculture.com/articles/issa-touma-women-we-have-not-lost-yet

 

Anuncios

28 de noviembre 2015. No Destination.

No Destination. Tolo Parra. Auto editado. 2015.

Caja de carton.10,5×19 cm. 2 doble tarjetas, texto en español e inglés. Guantes blancos. 26 copias originales  firmadas y numeradas, en papel Crystal Fujicolor, 10×15 cm.

1° edición, “sin opción a posteriores reediciones”, numerada, firmada. Tirada 1/50.

Tolo Parra. 2015.

Una publicación en una cajita para un dia especial. Tolo Parra es un fotógrafo de Sevilla ( 1980 ). Estudió en Sevilla y Madrid. Ha tenido varias exposiciones. Esta es su primera publicación, una caja melancólica.

Son espacios solitarios, en la  periferia, fotografías sacadas a menudo en ese momento del dia en que ya baja la luz. Carreteras, caminos, hangares, gasolineras. Paisajes existenciales, dice Tolo, donde no aparece el hombre, pero se adivina su paso. No Destination es una manera de enfocar la vida al margen de un desarrollo frenético, en la frontera donde nos encontramos si queremos ser mas que espectadores de nuestra propia vida.

Son fotografias melancólicas y silenciosas, de una persona que entiende el viaje como un aprendizaje interior, una soledad a compartir con los demás.

No diré nada mas. Me gusta esta cajita algo triste pero bella. Seguimos el camino.

http://www.toloparra.com/index.php

 

 

 

27 de noviembre 2015. A. Alejandro Marote.

A. Alejandro Marote. RM Verlag. 2015.

Tapa blanda. 16×24 cm. 184 fotografias. Blanco y negro.

Editores, Iñaki Domingo, Ramon Reverté.

Diseño, Tres Tipos Graficos. Prepress, La Troupe.

1° edición. RM Verlag. 2015. Firmado en Paris Photo.

El primer libro de Alejandro Marote (Madrid, 1978), con fotografías sacadas entre 2008 y 2013. A , como  principio, o origen de todo, como el Alfa (o como Alejandro ?).

El libro es un caminar entre formas puras, entre lleno y vacío. Podemos sentir la tension entre lo solido y la ingravidez, o entre la materia y el espíritu. Es un paso hacia una mayor abstracción, hasta buscar el origen de la materia. En ese camino nos cruzamos con Motherwell o Malevich, también  con Oteiza.

Marote consigue crear tension desde la solidez de la materia, sacando luz donde parece que no hay. Hay mucho ritmo en estas fotografías, en secuencias, doble exposiciones, o simplemente en la contraposición de los dípticos. El hombre , preso en la ciudad y su asfalto, logra liberarse de la materia.

Y es que el camino de Alejandro Marote es, para mi, un camino poético y casi diría que místico. No en vano recuerdo una exposición en Arantzazu… Es el de un hombre que parte de la realidad para extraerse de ella, y llegar a lo espiritual.El habla de éter…

El origen de la energía está en la forma, es el principio de todo. Al final del libro, el hombre se funde poco a poco en el asfalto, en la luz negra, y escapa de la gravidez para volver a la naturaleza. La forma se ha vuelto aire, puro espíritu, pura luz.

Un misticismo que tiene mucho de Hinduismo, a pesar de la cruz, muy presente. Es la búsqueda de un equilibrio entre cuerpo y espíritu, un continuo renacer. Igual me confundo…El A. de Alejandro es solo un primer paso en el camino…

http://www.alejandromarote.com

http://www.editorialrm.com/2010/

26 de noviembre 2015. Missing Buildings.

Missing Buildings. Thom and Beth Atkinson. Hwaet Books. 2015.

 

Tapa dura, en tela. Dibujos estampados en bajo relieve. 28,5×24,5 cm. 96 paginas. Color.

Texto en inglés, David Chandler.Lista de suscriptores.

Diseño, Ross Shaw. Impreso en Alemania.

Copia original, firmada.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 85/100.Existe edición normal, tirada 600.

Publicado, por suscripción, por Hwaet Books, editorial de Beth y Thom Atkinson.2015.

 

 

 

Beth y Thom Atkinson , hermanos, son dos jóvenes fotógrafos británicos. Su abuelo fue encargado de seguridad durante los bombardeos de la 2° guerra mundial en Londres, el “blitz”. Missing Buildings es su primera publicación, en la editorial que han creado, con un diseño clásico y elegante, y cuidando mucho los detalles.

El libro es un testimonio. Incluye un mapa de Londres con localizaciones de los edificios bombardeados. Los ” missing buildings” son agujeros, cicatrices en la ciudad, dejados tras el bombardeo. Es un libro sobre la ausencia y la memoria.

Son fotografias poco espectaculares, fachadas de frente o ligeramente de costado, sin gente, apenas algún automóvil, con la localización y nombre de la calle en la pagina izquierda. El silencio que les rodea hace mayor la impresión que causan. En algunos casos son visibles todavía las huellas de la antigua casa, con sus muros delimitados. En otros solo queda un espacio vacío,una ausencia. Nada o nadie la remplaza, ni tan siquiera la creciente presión urbanística.

Hay fantasmas aqui, apenas perceptibles, que sin embargo comparten el espacio de estas calles. Paseando por Londres nos extrañaría ver estos lugares desaprovechados. Los hermanos Atkinson hacen un trabajo de memoria dando cuerpo, y alma, a lo invisible.

 

Londres sufrió miles de bombardeos entre 1940 y 1941. La historia sigue viva 75 años después.

http://www.hwaetbooks.com/the-work/

http://www.theguardian.com/artanddesign/2015/oct/29/ghosts-of-the-blitz-the-poetry-of-londons-world-war-wastelands

25 de noviembre 2015. 2224 Kolkata.

2224 Kolkata. Pierre Defaix. Peperoni Books. 2015.

Tapa dura, en tela, letras doradas en serigrafía . 29×20 cm. 148 paginas. Color. 2 paginas doradas. Citación en inglés de Pier Paolo Pasolini.

Diseño Pierre Defaix/ Hannes Wanderer.

1° edición. Peperoni Books. 2015.

Pierre Defaix es un fotógrafo francés (1971). Estudió cine en Paris y Estados Unidos. Vive actualmente en Niza.

Pocas veces un libro logra retransmitir tantas sensaciones como 2224 Kolkata. Parece que podemos sentir, tocar, oler incluso lo que ocurre delante de nuestros ojos. Una humanidad tan presente.Tanta vida y energía. El pulso de una ciudad que nos dice Pierre, es Calcuta.

El libro es un estallido de color y contrastes, en primer plano, a sangre. Solo vemos partes de cuerpos, brazos, manos, asociados con deshechos, despojos de la ciudad. Una visión fragmentada que sin embargo, restituye perfectamente el ritmo frenético de la calle.

 

Y es que la vida, o eso pienso, no conozco la India, recorre cada rincon de esta ciudad, cada milímetro de estas fotografías. La vida y la muerte también, cogidas a menudo de la mano, sin “pathos, ni mas efectos que el vértigo que produce la energía humana retratada.

La mirada de Pierre Defaix se vela de vez en cuando por exceso de luz, o quizás, el cuerpo ya no responde y durante un instante se detiene, a flor de piel.

En 2224 Kolkata,  hombres, animales y vegetales forman una única entidad con un solo fin, la vida a toda costa, compartiendo hueco en tan pequeño espacio. No hay miseria ni drama en estas fotografías, solo latidos, y la cruda y bella celebración de nuestro paso por este mundo.

 

Las palabras de Pasolini resuenan tan apropiadas, ” These are the first hours of my presence in India, and i don’t know how to calm the thirsty beast trapped within me as in a cage”.

Un viaje  conmovedor.

http://pierredefaix.com

http://peperoni-books.de/2224_kolkata0.html

 

 

 

24 de noviembre 2015. Certains jours.

Certains jours n’ont pas l’élégance de la légèreté. Des jours de pluie, , des évènements, des anniversaires…

Ces jours-là, on a un peu peur, et on ne sait pas bien pourquoi, on se lance. On dit bien que le ridicule ne tue pas…

Le temps bien sûr, ne fait rien à l’affaire, les vieux papiers sont toujours là. Les marques de l’eau et des années ne partiront pas. La poussière s’accumule sur les cicatrices mais ne parvient pas à les effacer. On se dit qu’on devrait tout jeter, ce serait plus facile. Tout cet encombrement inutile, ce poids, cet espace grignoté sur la vraie vie, sur l’instant présent, le seul qui vaille la peine.

Mais c’est toujours là, ça s’accroche. Et d’ailleurs, ce serait comme un renoncement, une petite lâcheté. Et le temps n’est pas à la lâcheté.

Mais c’est tout petit, bien peu de chose. Quelques lettres, des vieux papiers, des vieilles photos passées dans l’eau. Des souvenirs. Des traces.

Pourtant il doit bien y avoir quelque chose de moi dans ce tas de papiers, et quelque chose en moi aussi.

Des choses qui n’ont rien à faire ici, on s’excuse.

Pas de quoi en faire un livre en tout cas.

Trois petits tours. Voilà. Merci. On revient demain.