Etiquetas

, ,

 

 

 

Acaba de publicarse la lista de libros finalistas para el premio Aperture 2016, premio que se falla durante la feria ParisPhoto. Con gran revuelo en el mundillo fotográfico y editorial, hemos podido constatar que uno de los propios jurados, David Campany, respetado critico y profesor, aparece como autor en uno de los libros nominados, en la categoría de catálogos.

Eso es un claro ejemplo de conflicto de intereses, una burda metedura de pata por parte de la organización.Eso va sin dudas restar credibilidad al autor y será nefasto para el libro, cuya calidad es grande, y es una pena.

Ya se han escrito reflexiones muy interesantes, por ejemplo Lewis Bush aquí  ( http://www.disphotic.com/the-transparent-jury-and-the-opaque-prize/ ) sobre el papel del jurado y como éste debería de ser nombrado. No voy a entrar aquí hoy en una discusión que creo tendría que plantearse toda la profesión…

 

 

La lista de los libros escogidos también ha sido criticada por profesionales o editores, o simples aficionados a la fotografía. Al no ver en ella libros queridos, me he sentido decepcionada y algo amarga. No tanto que los libros que en ella están no sean buenos, sino porque faltan otros muchos que también lo son, e incluso mas.

 

Y aquí mi modesta reflexión. Para qué nos sirven los premios? Hemos visto a lo largo de la historia como grandes artistas o autores eran ignorados por el publico y la critica, hasta que eran por fin reconocidos y admirados, años o siglos mas tarde… No todos los olvidados son Van Gogh, obviamente.

Nos indica el premio Aperture  los mejores libros? Y que hay de todos los que quedan en esta lista después del fallo, ya casi olvidados? Y los que no han entrado, pero casi ? Irán todos a engordar las listas de “Mejores libros del año” que aparecen en el mes de diciembre? Se venderán todos, o solo se habrá agotado el primero?

 

No será que los premios solo sirven al mercado , y a los que lo controlan? Crean una ola pasajera ( para mi como coleccionista, caigo en ella… ), un vals alegre y efímero, una ilusión óptica. Una alegría para el seleccionado, sus amigos y seguidores, reafirmados en su buen gusto. Una lotería, una buena cena. La posteridad?

 

 

Perdonad esto que parece cinismo, y no lo es. Es mas bien una constatación algo triste sobre el estado de un mercado que veo algo enfermo y malherido. O de una parte de un mercado, necesitada de golpes de efecto para recrearse, cegada en su pequeño imperio.  Siempre habrá libros buenos, muy buenos !!!  Muchos necesitan tiempo, incluso para nacer,  un tiempo mucho mas lento que el que marca el premio anual. Seleccionados o no, estos son los que mas tenemos que apoyar y difundir, yo la primera.

 

 

 

Fotografias de:  David Campany; Dominique Somers; Barry van -der-Rijt; Elisabeth Tonnard; Valentino Barachini; Cristina De Middel; Raymond Meeks; Stephen McCoy; Joachim Schmid; Kazuma Obara; Amak Mahmoodian; Katrin Koenning et Sarker Protick; Eamonn Doyle; Florian Van Roekel; Mariken Wessels; Julie Glassberg; Julia Borissova.

 

 

 

Anuncios