Etiquetas

, , ,

 

El viaje a Paris en noviembre se ha convertido ya en un ritual. Este año ha sido un año un poco raro, el recuerdo de los terribles acontecimientos del 13 de noviembre 2015, y el shock de la elección de Trump en Estados Unidos han hecho que la fiesta haya sido mas melancólica en algunos aspectos. O yo lo he sentido así.  El casi inaccesible Grand Palais y sus poderosas galerías internacionales  se ha llenado sin embargo, como si todo siguiera igual, o quisieran olvidar que las cosas ya no serán nunca exactamente las mismas. Pero ahí está el mercado y sus cifras de 5 ceros.

Por mi parte empecé el periplo artístico por una maravillosa  exposición de Hergé en uno de los costados del Grand Palais. Todo un statement… Ver los dibujos originales del creador de Tintín me trae muchos recuerdos, y hay maravillas allí, que tienen mucho que ver con la fotografía también…

 

 

Este año he llegado a Paris sabiendo que iba a comprar  menos libros, por necesidad y economía, y cierto agotamiento igual. Lo que tenía muy claro es que quería cogerlo con calma. Ver libros, naturalmente,  pero sobre todo encontrarme con amigos allí. Amigos físicos y no virtuales, con quien poder hablar tranquilamente.

El Concorde Atlantique, que albergaba Polycopies y sus numerosos editores, incluidos los españoles,  es un buen sitio para hacer las dos cosas a la vez, aunque al final te pueda la ansiedad, y caigas en la tentación…

Si, he visto allí a muchos amigos, con mucha emoción, a Valentina Abenavoli de la renacida Akina, a Juanan Requena, cumpliendo con ilusión con la tarea de “vender” su gran libro ! Me extrañó no ver este año a los chicos de Cal’Isidret. Me hubiese gustado ver a Roger Guaus y su nuevo libro.

Ver a Sonia de Dalpine, a Phree, ( con Duo, de Daniel Mayrit, recién salido de la imprenta ), a Verónica , de Chaco, y visitar los numerosos puestos de editores internacionales me llevó ya mas tiempo del que había previsto, y el maratón se fue haciendo mas largo e intenso.

Acabé el día del jueves en Le Bal, rodeada de Yumi Goto y fotógrafos japoneses, con une “performance”de Daisuke Yokota y los chicos de Spew Editions,   en medio de la esplendida exposición Provoke , de visita absolutamente obligada, a la que volvería el sábado, en compañía de expertos en fotografía japonesa como son Juan Cires y Christer Ek. Todo un lujo.

 

Hasta el viernes no me acerqué al gran Palacio y sus estrellas.

Arbus, Man Ray, Nixon, John Fusco y Jungjin Lee,  muchas maravillas vintage , Sally Man y fotografía japonesa ,  Dirk Braekman o John Chiara…todos esos y muchos mas me hacen soñar, pero los precios me recuerdan que sufro de vértigo…

 

 

Así que cada uno a lo suyo y me acerqué hacia la sección de libros, a tiempo para escuchar el fallo de los premios Aperture, con la esperada victoria de Halpern y Mack. Me gusta mucho el libro de Halpern y Mack hace libros impecables. Pero igual necesitamos libros menos impecables para estos tiempos…  No conocía los libros ganadores en las categorías de primer libro y catalogo, así que poco puedo opinar…solo que no ha ganado el libro de Campany, que sigue siendo muy bueno.

El stand de RM es de visita obligada , uno de los mejores de la feria, con las novedades de las dos ” spanish queens “, Cristina De Middel y Laia Abril, con un libro que me ha parecido, a primera vista,  impresionante.

Caí en la tentación también en el puesto del japonés Super Labo, que acaba de publicar un libro autobiográfico de Jim Goldberg y en el puesto lleno de tesoros de Dirk Bakker, para eso hemos venido, no?

Encontré a Antonio Perez Rio, director de la escuela Lens ( cuantas veces durante estos días, Antonio? ) y a sus alumnos escuchando a Mar Sáez hablando de Vera y Victoria en el stand de André Frère ( merci beaucoup, Mar !!!).

 

Mas grandes libros en la Fábrica, o en Livraria Madalena, de Brasil, antes de escapar de la multitud para buscar mas amigos en Offprint, y su impresionante plantel de editores, mas democrático, pero no menos peligroso. Ahí dentro puedes perder la razón… O encontrarte a mi admirada Elisabeth Tonnard y su pareja Joachim Schmid y pasar un muy buen rato hablando de libros.

 

 

 

Uno de los eventos que mas me interesaba este año era un Off, la exposición de Jon Cazenave en la galería Temple, una de las mas pequeñas de Paris, pero también muy interesante y que ya ha expuesto a varios fotógrafos españoles, en colaboración con Dalpine. Jon Cazenave ha estado haciendo un taller los días previos a la inauguración , produciendo las obras allí mismo. Un “work in progress” apasionante, con unas obras llenas de fuerza y delicadeza, misterio e intensidad. Lo reconozco, tengo debilidad por Amar Lur y el trabajo de Jon. La inauguración fue todo un éxito y reunió a muchísima gente, no solo de la colonia fotográfica española.

 

15057934_10210100958736445_351222983_n

©Jon Cazenave.

 

Cuatro días en Paris dan para mucho, pero no para todo, y hay que escoger…otra muestra fuera de Paris Photo ! La exposición Soulèvements ( Levantamientos ) en la sala del Jeu de Paume , comisariada por Georges Didi- Huberman, me ocupó la mañana del domingo. Soulèvements  es una cartografía de movimientos colectivos e insurrecciones, luchas por la libertad de los pueblos pero también emociones intimas, obras artísticas experimentales.

 

 

 

Hay allí algunas obras absolutamente conmovedoras, desde Victor Hugo a Marcel Duchamp, escritos, fotografías o videos. Obras de Germaine Krull, Henri Michaux, del movimiento Dada, Man Ray…Videos como el maravilloso trabajo de Tsubasa Kato sobre el tsunami de Japón, Break it before it’s broken, las muy conocidas fotografias de Gilles Caron , escenografías de Bertold Brecht o retratos de Dolores Ibarruri…Bocas y brazos levantados, gestos y gritos, en un recorrido personal, ciertamente cuestionable pero muy intenso.

 

 

Acabaré esta crónica sin lamentarme de no haber vuelto al Palais, escogiendo otra vez mas haber pasado mas tiempo con amigos que solo veo en Paris, Annakarin, Claude, Alessandro, Christer… He sentido mas que nunca, entre todos ellos hasta ahora, el deseo de compartir, alejada de lo puramente comercial. ¿Ha habido quizás menos grandes libros? ¿ O estamos todos a un punto de saturación? Igual los últimos acontecimientos han contado mas este año.

Paris es también un sentimiento. Guardo para el final la experiencia vivida en el Palais de Tokyo, con la “exposición” de Tino Sehgal, artista británico, afincado en Berlin. Una experiencia hecha de espacios vacíos e interacción humana. Una “performance” emocional y un sentimiento de abandono y plenitud a la vez. Dejarme llevar de la mano, bailar o correr, o simplemente y suavemente compartir, han sido un bálsamo perfecto después de unos días de programada ansiedad, casi un renacer.

 

 

Recordaré esta edición de Paris photo mas por todo esto que por los libros de fotografía que traigo de vuelta a casa, a pesar de la calidad de todos ellos. Nos vemos, Paris, el año que viene otra vez, espero !

 

 

 

http://www.grandpalais.fr/fr/herge

http://www.le-bal.fr/2016/04/provoke

Accueil

http://www.palaisdetokyo.com/en/event/tino-sehgal

http://templeparis.com

 

Anuncios