12 de julio 2017. Arles, le retour.

 

 

Arles siempre es especial. Claro, se puede criticar la programación, el “Cool Arty”, las vedettes en las terrazas, el circo, el dinero, la falta de dinero, el calor, los mosquitos, la Fundación Luma, etc, etc… Pero aquí se respira fotografía por todos los poros de la ciudad, y sigue teniendo alma y mucho encanto.

Yo he ido sobre todo a ver a amig@s, y he visto a much@s. Y libros, claro, no nos vamos a engañar. Con poco tiempo este año, me he quedado con ganas de más.

 

Ganas de más calma para ver bien las exposiciones. Fukase, la estrella del festival, con la enorme vitalidad de sus fotografías intervenidas y pintadas,  con los tan famosos e impresionantes Ravens, y sus sobrecogedoras fotos de familia y de su padre. La magnifica expo de Michael Wolf, en la bella iglesia des Frères Prêcheurs, el conmovedor Titanic, de Alex Majoli, las propuestas de Les Ateliers, , renovados pero siempre a la merced del sol implacable para llegar hasta allí, la melancolía de los glaciares en vía de desaparición de Ester Vonplon, la exigente y provocadora ética de Mari Bastashevsky, los negros mates en las fotografías de Bérangère Fromont en 5 rue Vernon o en Dust

 

 

En Maison des Peintres, mejor ver antes Roger Ballen y sus pesadillas y dejar para el final a Mathieu Pernot con Les Gorgan, muy bella y luminosa serie sobre una familia gitana a la que ha retratado durante años en Arlés

 

Iran 38, La Vuelta, la selección de Colombia de la fantástica Archive of Modern Conflict, la de Foam de Cristina De Middel y Kalev Erickson… 

 

 

La muy bella e inquietante exposición de David Fathi, Le dernier itinéraire de la femme immortelle, de la que espero habrá pronto una publicación…

 

Me ha quedado poco tiempo para ver a fondo la exposición de BlankPaper, Historias de un presente inmediato, comisariada por Sonia Berger. Si me ha hecho especial ilusión poder asistir, aunque sea brevemente, a su presentación oficial, ya que creo es un gran reconocimiento del lugar que ocupa como Colectivo y Escuela en el panorama actual, tanto en España como en el extranjero. BlankPaper, con algunos de sus miembros, ha cambiado la manera de mirar y hacer fotografía.

 

 

Me queda lamentar y mucho no haber tenido mas tiempo para ver la exposición de Mathieu Asselin, Monsanto, y  no haberme cruzado con el. Su libro es uno de los mas comentados y exitosos de esta semana, muy recomendable.

Arles son los encuentros, y como he dicho ha habido muchos, unos improbables de solo unos instantes pero imborrables, como el de la visita al stand de las  Origini Edizioni, con Valentino Barachini y Matilde Vittoria Laricchia, con sus maravillosas y delicadas publicaciones y su enorme generosidad. Otro día os hablaré de ellas. Una suerte ha sido poder hablar tranquilamente con Jesus Monterde y Vincent Delbrouck sobre Nemini Parco, o conocer por fin a Paul Gaffney. Hablar con Jordi y Mónica, asistir a la performance de Karin Crona, estar con Russet Lederman y su marido, ver a amigos de Murcia o Barcelona, Italia, Bruselas o Estocolmo…

 

Terminaré con leboudoir, un lugar nómada, un espacio algo secreto este año ubicado en un magnifico hotel particulier. He pasado bastante tiempo allí, y me hubiera gustado pasar mas. Leboudoir2.0 de Annakarin Quinto en su tercera edición sigue teniendo la vocación de ser espacio de encuentro y de reflexión, cruce de experiencias, sensibilidad, performances. Es un espacio de enorme generosidad y curiosidad. Aquí han tenido lugar esta semana debates exigentes, proyecciones, testimonios íntimos, lectura de obras, y un bello homenaje a Lorenzo Tricoli.  Es un lugar donde la palabra se une al gesto y a la imagen para buscar un sentido mas profundo a lo que acontece en el mundo de la fotografía. Alejado del mercado pero reflexionando sobre el, pensando en un mundo mas bello y justo sin perder de vista la realidad actual,  leboudoir crea momentos de intimidad con las obras y los que las crean, es un oasis en medio del tumulto y la incertidumbre, un tiempo de gracia. Es para mi el corazón de Arlés, una segunda casa, un hogar para la fotografía.

Ha quedado mucho por ver, gente a quien saludar, y he vuelto con menos libros de los que hubiera querido. Quizá haya notado unas miradas un poco distintas y un poco menos de ligereza, un poco mas de responsabilidad, como me comentó allí una amiga. Queda intacto siempre el deseo de volver.

 

20170708_195914

À bientôt Arles !

https://www.rencontres-arles.com

https://www.facebook.com/groups/leboudoir2.0/?multi_permalinks=1964400340442233&notif_t=group_activity&notif_id=1499886952033899

http://leboudoir2dot0.com

http://www.originiedizioni.com/tornerai.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s