24 de julio 2018. Let me fall again. Julia Borissova.

Let me fall again. Julia Borissova. Autoeditado, 2018.

 

Tapa dura. 20×14,5cm, con hilo cosido de dos colores . Encuadernación a la vista. Hecho a mano. Varios desplegables, origami y carta plegada inserta.

Fotografías encontradas y Julia Borissova. Concepto y diseño, Julia Borissova.

Texto en ruso e inglés, Julia Borissova. Cita de Worstward Ho, Samuel Beckett, en inglés y ruso.

1° edición. Tirada 12/239. Firmado .

Julia Borissova. 2018.

 

Es una delicia siempre descubrir el nuevo trabajo de Julia Borissova. En este caso, otro libro hecho a mano, con plegados y cosidos de una gran delicadeza y cuidado en la realización.

Let me fall again es un homenaje al norteamericano Charles Leroux, aeronauta y paracaidista, cuyo verdadero nombre era Joseph Johnson (1856, Connecticut- 1889, Tallinn). Como en otros trabajos anteriores de Julia, la autora utiliza documentos de archivos que encuentra en la web, después de descubrir en Estonia un libro sobre la vida del paracaidista.

 

Como en anteriores publicaciones también, es un pretexto para tratar un tema que le interesa, el de la caída y el fracaso en el proceso creativo. Leroux, lanzándose con su paracaídas desde un globo, hizo de la caida una razón de ser, viajando por todo el mundo para practicar su arte, desde Nueva York hasta San Petersburgo pasando por Londres, Paris o Berlin.

 

Julia cuenta la vida de Leroux y sus 239 saltos ( tantos como la tirada de Let me fall better ) de una manera poética, como nos ha acostumbrado en sus trabajos anteriores. Aquí es muy bella la mezcla de documentos antiguos, postales coloreadas, cromos (el encanto de un tiempo lento, un pasado intacto en la memoria) intervenidos por la autora. Un simple hilo cosido nos recuerda a la vez la precisión científica de Leroux en la preparación del salto y su extraordinaria levedad. Con una deliciosa delicadeza en los medios, Julia nos acerca a lo mas profundo de la creación, el vértigo de la experimentación, lo más etéreo y frágil.

El hilo recorre todo el libro, libre de movimientos en el aire y recordándonos que la vida pende de él. Pero eso no tiene que frenar la búsqueda de lo que más nos anima.  La caída no es nunca un fracaso, es un proceso siempre renovado. Leroux, desaparecido en el mar de Tallinn un día de viento en el que sin embargo quiso lanzar su paracaídas, no se fue en vano. En la carta que Julia escribe a Leroux, plegada con la precisión de un paracaídas, le confiesa el consuelo de saber que para él hubiese sido un fracaso no intentar la caída. El hilo rojo cosido, tan frágil, es el relevo entre Leroux y Borissova.

La maravillosa levedad de Let me fall again es una vez más un éxito en el camino de Julia Borissova. Pero seguro que este camino ha sido uno repleto de dudas y muchos fracasos. La poesía está en la fragilidad del proceso y la fuerza que lo anima. Precioso libro.

 

 

7 de septiembre 2017. Continental Drift. Taiyo Onorato & Nico Krebs. Go east, young men…

Continental Drift. Taiyo Onorato & Nico Krebs. Edition Patrick Frey. 2017.

 

 

Tapa blanda, cubierta desplegable, interior dorado, como letras en el lomo. 33×24 cm. 214 paginas. Blanco y negro y color.

Fotografías, Taiyo Onorato y Nico Krebs.

Edición, Claudio Barandun, Nico Krebs, Taiyo Onorato, Megi Zumstein.

Diseño, Hi – Megi Zumstein & Claudio Barandun.

Impresión y encuadernación, DZA Druckerei zu Altenburg GmbH, D – Altenburg.

Papel, PhoeniXmotion Xantur 115 gm. Cubierta, Goldboard 270 gm.

Tipografía, Arial.

1° edición. Tirada 1500.

Edición Patrick Frey. 2017. Zürich.

 

 

Una nueva publicación de Onorato y Krebs siempre es algo que te alegra el día. Después del libro de Milach, nos encontramos en un universo completamente distinto. La visión e inteligencia de estos autores hace que la fotografía sea un viaje fabuloso. Onorato ( Zürich, 1979 ) y Krebs ( Winthertur 1979 ) llevan trabajando juntos desde el año 2003, y han publicado ya varios libros, todos muy interesantes, como The Great Unreal, en 2009, con la misma editorial suiza, apasionante también..

 

 

 

Aquí el viaje nos lleva hacia el Este, hasta los confines de la gran Eurasia, hasta Mongolia, pasando por Siberia o el Himalaya. Un territorio mítico y desconocido a la vez, preso de la antigua Union Soviética. Onorato y Krebs , como lo haría Tintín, parten en un Land Rover en 2013, buscando reconocer, descubrir o crear imágenes en esas tierras extrañas.

Aquel viaje por los Estados Unidos dejó patente la maestría de los dos suizos para desmitificar el paisaje americano y sus iconos. La mirada de los autores en estas tierras del Este es bien distinta, pero no menos exultante. La “deriva continental”de los países del antiguo régimen comunista es tan emocional como física, vista desde el prisma de la pareja.

La imagen que nos dejan es la de un continente en construcción, una construcción de equilibrio muy precario, tal como vemos con la estructura de hormigón  de la portada. Las fotografías de Continental Drift son un continuo va y ven entre modernidad y tradición, a menudo mezcladas en la misma imagen. Nos muestran unos paisajes en constante evolución, donde siguen conviviendo poblaciones con antiguos modos de vida, ritos y costumbres. El choque es a menudo brutal.

 

 

Onorato y Krebs varían los planos, cambian la escala, insisten en los fallos, las cavidades, los intentos fútiles de tapar huecos. Por mucho que la solidez de la deseada modernidad y su progreso se quiera instalar, sigue habiendo resistencia en lo antiguo, sigue presente una cierta nostalgia y hasta melancolía. Con una gran empatía, los suizos muestran con unas preciosas secuencias como esa evolución sigue siendo frágil o traumática, tanto en el paisaje como en el hombre.

 

 

Cuesta juntar los margenes, hacer algo nuevo sin que desaparezca lo antiguo, y cada intento deja huellas profundas. Onorato y Krebs se encuentran con un territorio grandioso, y un futuro incierto, sensible a la inexorable atracción consumista de occidente.

Con el mismo genialidad que mostraban ya en The Great Unreal ( quedo admirativa ante las fabulosas secuencias y la edición ), los autores son sin embargo mucho más admirativos y sensibles al paisaje y a sus gentes. Poca ironía aquí, ( aunque si…) pero si una mirada con asombro y una gran empatía. Animales y humanos hacen lo que pueden en este espacio en plena transformación, como los  jóvenes en primeros planos, pensativos y muy bellos. El grano de la fotografía hace que parezcan salidos de la tierra, o parte integrante de ella, ineludibles.

 

Imposible aquí analizar cada imagen, cada asociación ( como no pensar en el águila norteamericana!), hay que pasar largos minutos o horas para descubrir todo lo que encierran estas fotografías, disfrutar de la riqueza del trabajo de los suizos.

 

 

Hasta donde llevará el desplazamiento de las placas tectónicas? Podrá la influencia del consumismo capitalista ante los paisajes milenarios y los modos de vida ancestrales? La lucha es dura…Allá donde miramos, encontramos bases tambaleantes, grietas y fisuras en un territorio en construcción, un futuro incierto. Las miradas dulces de los jóvenes aportan sin embargo sosiego y ternura, con sus sueños y anhelos. El futuro les pertenece.

 

Otro gran libro de Onorato y Krebs, inteligente y fino como siempre, más emotivo sin duda.

 

30 de abril 2016.Exposure.Kazuma Obara.

Exposure. Kazuma Obara.Autoeditado.                                                                                               

 

Hoy una nueva colaboración con Christer Ek ! Es un placer y un honor poder compartir esta pagina con el por segunda vez, esta vez con un nuevo libro de Kazuma Obara. Encontraréis su texto a continuación del mío.

 

Tapa dura, en tela.19,5 x 13 cm. Encuadernacion a mano.Blanco y negro.

27 fotografías. Texto en inglés, editado por Michael Thomason.

Impreso en Japón.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 4/10.

Auto editado Kazuma Obara. Marzo 2016.

 

Hace poco presenté aquí el libro Silent Histories de Kazuma Obara. El fotógrafo japonés (1985 ), afincado entre Londres y Japón, ha ganado este año el premio del World Press Photo, en la modalidad de People ( gente ), con Exposure. Un premio nuevo del World Press Photo, con una credibilidad añadida en este caso, después de varias polémicas sobre la idoneidad de premios anteriores. Kazuma  hizo un trabajo sobre las consecuencias del tsunami en Japón, que originó la catástrofe nuclear de Fukushima, (siendo el primer fotoperiodista que entró en la central después de lo ocurrido). Se dio entonces a conocer, con un libro publicado en 2012, Reset beyond Fukushima, antes de publicar Silent Histories, con un gran éxito. Exposure sigue la linea de ese trabajo acercandose  a las propias víctimas y dandoles voz y protagonismo.

 

Kazuma encontró 20 carretes de color a pocos kilómetros de Chernobyl, de la época del accidente o poco después ( obsoletos en 1992 ), para fotografiar la zona. Exposure, el titulo, trata tanto de la exposición a la radiación que ha sufrido la población de la zona como del tiempo de exposición de las fotografías. Trabajadas en blanco y negro, llevan, indeleble,  la marca del escape radioactivo. Son imágenes roídas,  en proceso de desaparición, casi fantasmagóricas, de lugares y personas bien precisos. Habitaciones, salas de hospital, escuelas, la noria de Pripyat, espacios de juego, cercanías de la central… Espacios que tienen que ver con la vida de Mariya, nacida en Kiev a los 5 meses de la catástrofe, y cuya historia seguimos aquí, a través de su propio testimonio, en los textos que acompañan las fotografías. Mariya pasó años en habitaciones de hospital, con graves problemas de tiroides y de corazón, sufriendo para siempre en su cuerpo las terribles consecuencias de la radiación.

 

El libro cuenta una historia de una difícil superación, la recuperación de una infancia robada por terapias y sufrimientos, sentimientos de culpa e incomprensión y abandono. Kazuma retransmite la visión positiva de una posible superación humana . A pesar del horror que documentan sus fotografías, siluetas fantasmas y habitaciones destruidas. La fotografía, frágil imagen que ha sobrevivido a la tragedia, nos recuerda que la vida es mas fuerte que la muerte.

Exposure es un libro que deja huellas, como la historia que cuenta, fuerte y conmovedora. Sobrio y perfecto en su presentación, irradiando en su interior.

 

Solo puedo desear, sinceramente, como dice Christer en su reseña, que el libro tenga otra edición con tirada mas importante , a pesar de sentir satisfacción de tener una de las diez copias de esta primera edición. Kazuma Obara es un fotógrafo que cuida mucho sus publicaciones, haciendo muchas maquetas, y esta vale mucho la pena.

All images copyright Kazuma Obara, can be removed on request .

http://kazumaobara.com/index.html

http://www.worldpressphoto.org/collection/photo/2016/people/kazuma-obara

 

 

La entrada de Christer:

 

Exposure by Kazuma Obara

Rate This

 

30 years ago, on April 26th 1986, an explosion occured in a reactor of the nuclear power plant in Chernobyl. It has been, so far, the worst accident that has ever happened, in terms of costs and casualties. The unimaginable had become real. Lot of commemorations happened this week, and this post is a kind of small contribution to help us never forget the risks of nuclear hazard !

So here comes the time of a new crossover with my friend Gabriela, with a beautiful book about the aftermath of Chernobyl, of which only ten copies are in circulation.

P1140385

The series « exposure » by Kazuma Obara has been awarded by the World Press Photo in the category People. This is a first. At all times, the WPP has always been a traditional institution and therefore, rather awarded subjects, certainly brilliant, but nonetheless of traditional invoice. For once, the award has welcomed an aesthetic images portfolio, certainly, but above all a story with a strong storytelling without any documentary documents.

Kazuma is passionate about history. His previous book « Silent Histories » restored a voice to the civilian victims of US bombing on Japanese territory at the end of the Second World War. This time, Kazuma is interested in the indirect victims of the nuclear disaster at Chernobyl. To do this, he created a story. It tells the life of a young woman who was born five months after the disaster, in Kiev. Fetus exposed to radiation, she suffers from a young age thyroid disorders, but she will only be operated at the age of 24… Interweaving « autobiographical » texts and photographs, Kazuma takes us in the footsteps of this disaster . Much has already been shown, whether ruined buildings or remaining population, in the manner of Guillaume Herbaut – The Zone – which now has regained a tourist attractivity, and the effects on health with deformed children born after the explosion, in the manner of Paul Fusco and Magdalena Caris – Chernobyl Legacy. They both are incomparable factual documents that show reality as it is. However, it lacked a representation that can show us the reality as experienced, something that is like an… interpretation.

To do this, Kazuma Obara has recovered old color films from the Soviet time, which he had found in Pripyat. Expired, irradiated, the results could only be surprising, especially since the products to develop no longer existed. Whatever, the result would be part of the process. After all, the title plays with the ambiguity of the term « exposure », both the photographic process of exposing the film with light, and the exposition to the invisible radiations after the explosion of the nuclear reactor. Before being used by the photographer, these films have already printed on them, the past history … Kazuma will improvise a black and white development with these films. The result is very imprecise, and, from a sensitometric point of view, quite bad, but who cares since these images tells the History. Black and white are sometimes faded, sometimes smoky, but still vague and it is in this inaccuracy that lies the beauty of the images.

The compiled phootgraphs tell us thiry years of the life of Maria. Inhabited places, abandoned places, in between locations and evanescent faces, the images are symbolic (including a view of the famous ferris wheel in Pripyat, a group of children…). I have to confess that aesthetics of certain images, for me, refer to another photography of a tragic youth, the one of Francesca Woodman, died at the age of 23. Destinies, both similar and opposite of these two young women. A form of photographic afterglow as a metaphor of the ability to register memory of the film.

The book is superb in his form and so touching by its content, it is an undeniable success which we would like it to be the subject of a public reissue, as was the case with Silent Histories, first published in 45 copies, then published by Editorial RM. Beyond the joy of being one of the lucky ten owners, this book deserves to be seen by many more.

P1140402

Hardcover, 13 x 19,5 cm. 62 pages with 27 black and white photos. 10 copies signed and numbered. Sold out.

More info : http://www.kazumaobara.com/aboutme/index.html

exposure from Kazuma Obara on Vimeo.

All images copyright Kazuma Obara, can be removed on request.

18 de abril 2016. Dimitry. Julia Borissova.

 

Dimitry. Julia Borissova. Auto editado.

Tapa dura, 19,5×15 cm, troquelada. 88 paginas. Color.

Fotografías y collages, Julia Borissova.

Textos en inglés, Julia Borissova, Alexander Fokin.

Diseño, Julia Borissova. Encuadernación a mano.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 13/100

Auto editado, marzo 2016.

 

Una nueva joya de Julia Borissova ( que ya hemos visto aquí hace poco), un libro rojo hoy…

Julia nos habla de mitos, partiendo de la historia de Dimitry Ivanovich, hijo menor del zar Ivan El Terrible, que murió en circunstancias misteriosas, el 15 de mayo de 1591. Presumiblemente asesinado por Boris Godunov, consejero del zar, que llegaría a ser zar posteriormente… Dimitry desapareció con 8 años, y fue canonizado por la iglesia ortodoxa rusa, aunque algunas versiones de la historia cuentan que era cruel. Allí empieza el mito. La historia se crea con las leyendas…

Julia Borissova desmonta el mito enseñándonos como este llega a  ocupar un lugar importante en nuestras vidas, nuestras realidades. Las imágenes del pasado distorsionan nuestra mirada, cuando creemos que son reales.

El trabajo de Julia mezcla de manera muy fina y poética imágenes de la vida cotidiana y real ( muy real y duro parece el invierno ruso…) con collages donde aparece la figura de Dimitry, en varias formas, iconos o metáforas. La religión , el poder…están por todo, en mentes y cuerpos, dejando su huella indeleble.

 

Aquí, espero no equivocarme,  aparecen representaciones del gallo, en alusiones a la ópera de Rimski-Korsakov, El Gallo de Oro,  basada en un poema de Pushkin. El Gallo de Oro anuncia las profecías de un astrólogo, que conduce al zar a la guerra y destrucción.Pero, recuerda el astrólogo al final de la ópera, la historia era solo una ficción.

 

Los mitos atraviesan la historia. Y entre pasado y presente, la capa es fina y transparente, nos dice Julia. Dimitry es un precioso cuento ruso, que bien podría ser universal…

 

http://juliaborissova.ru/Julia_Borissova_PhotoSite/Welcome.html

https://es.wikipedia.org/wiki/El_gallo_de_oro_(ópera)

http://redhistoria.com/biografia-de-ivan-el-terrible-zar-de-todas-las-rusias/#.VxTWSKs5iLs

https://gabrielacendoya.wordpress.com/2015/04/10/10-de-abril-2015/https://open.spotify.com/track/4EMdM2n920oOEVSoRXJVzJ

 

2 de abril 2016. Little Funny Story. Vlada Krasilnikova.

 

Little Funny Story. Vlada Krasilnikova. Auto editado.

En caja, hecha a mano. 19x14x4 cm. 5 fanzines, cosidos a mano. Color.

1: Melancholy.                                                                                                                                                     2:Dreams.                                                                                                                                                             3:Amnesia.                                                                                                                                                           4:Privacy.                                                                                                                                                                    5:Delusion.

Fotografías, Vlada Krasilnikova.

Diseño, Lena Kohlkina, www. offonroad.com

1° edición, numerada y firmada. Tirada 1/50.

Auto editado. Moscú. 2016.

 

Vlada es una fotógrafa rusa. Vive en Moscú. Ha editado otro libro con la colaboración de la fotógrafa Lena Kholkina, como en este caso, el bonito y frágil 5 Hills Story, en 2014, sobre dos hermanas mayores viviendo juntas.

 

En Little funny story, Vlada nos dice seguir una tradición rusa de conversaciones en los Baños rusos, entre carreras en la nieve y mucha cerveza. Historias que van pasando de uno en uno, de generación a generación…Pequeñas historias que ella nos cuenta a la ayuda de la cámara.

 

No siempre son divertidas. Hay aquí melancolía mezclada de surrealismo en colores. Situaciones absurdas o crueles, y soledad. Pero el color da a estos fanzines una capa contemporánea y alegre, a pesar de todo.

 

Amnesia, sueños, melancolía, privacidad, desilusión…La vida no es como uno la sueña, pero nos hace guiños, y hay que tomarla con humor. Y seguir teniendo sueños, para que si no?

 

 

Las historias que nos cuenta Vlada son las de un pais que sueña lo que podría ser , y que no llega …pero la gente que vive allí, como todos nosotros, hace lo que puede, con ironía y  ternura, sabiendo lo absurda y cotidiana que es la vida.

 

 

 

 

Están llegando hasta nosotros toda una generación de fotógrafas rusas, por la via de la auto edición, ferias de Fanzines y demás Photobook clubes, muy interesantes. Welcome !!!

 

http://www.krasilnikova.com

http://www.offonroad.com/books/little-funny-story-1-5/

http://funzillafest.com/2016/03/22/lena-kholkina/

 

 

13 de febrero 2016.Azbuka. The Alphabet of Shared Words. Jana Romanova.

 

Azbuka. The Alphabet of Shared Words. Jana Romanova. Autoeditado.

Tapa dura, carton. 18,5×15 cm. Color.

29 fotografías originales. Texto en inglés. Alfabeto en ruso.

Hecho a mano, por Konstantin Ladvischenko.

1° edición,  29 copias. Letra G del alfabeto cirílico.Г. Con fotografía original firmada.

Autoeditado, Jana Romanova. 2014.

 

 

Jana Romanova es una joven fotógrafa rusa (1984). Vive y trabaja en San Petersburgo. Su trabajo se centra en la identidad, principalmente de las diversas comunidades de la antigua Union Soviética.

The Alphabet of Shared words nació en Kiev, Ucrania, en medio del conflicto que separaba a dos comunidades. Jana pidió a varias personas ( tantas como letras en el alfabeto ) que buscaran palabras que se pronunciaran igual en ucraniano y en ruso. De las 33 letras del alfabeto, solo 29 se usan en los dos países.

 

 

Acercarse a los campamentos en Maidan no fue fácil, y encontrar las palabras tampoco. Hace falta voluntad de entendimiento. Las personas que fotografía Jana son de todo tipo, jóvenes y mayores, mujeres y hombres, pero solo uno ruso.

 

Gente de profesiones o actividades muy diversas, actor, pintor, psicóloga, constructor, empresario, veterinaria, soldado, estudiante…

 

Hay palabras bonitas y esperanzadoras: angel, abuela, agua, tierra. Tierra de todos, dice Sergey, el actor, único ruso, “Earth is a good word, i like it. Earth is the one for everybody, why should we divide it?…” Freedom también,  dice Vasily, de la gente que escapa por el bosque.

Teléfono ( como no!) , pan, tomate, icono, Ucrania. Hay palabras mas duras, granada ( la G…) casco, rotación ( la gente no puede estar aquí todo el tiempo, algunos tienen niños que cuidar…), dianas ( “center, the closer you are, the better…”).

Escudo, neumático, chiupakabra, algo parecido a una comadreja, ( muerden todo aquí, dice Vova ). Jana termina su alfabeto con una joven estudiante , Oksana, de 19 años, que escoge la palabra lengua ( tongue).Quiere ser profesora. En ruso, lengua es tanto el idioma como la propia lengua, pero en ucraniano se usan dos palabras distintas. Un bonito símbolo para cerrar este libro, una fotografía alegre, una manera irónica de ver la vida y el futuro con humor.

Azbuka es el resultado de este acercamiento por la palabra, una manera de entendimiento. Unos pequeños pasos para comprender al otro y tender un puente. Precioso libro.

 

http://janaromanova.com

https://www.lensculture.com/projects/38852-alphabet-of-shared-words

http://europeanprospects.org/jana-romanova

16 de enero 2016.Diary. Boris Mikhailov.

Diary. Boris Mikhailov. Walther König. 2015.

 

Tapa dura.29×20 cm. 430 paginas. Color y blanco y negro.

Concepto, Boris Mikhailov. Tipografia, Sabine Pflitsch.

Texto en inglés, italiano y alemán, Francesco Zanot: The Scorpion and the Coca-Cola: An autopsy of the Homo Sovieticus.

Libro de artista publicado para la exposición ” Boris Mikhailov:Ukraine”, de Centro Italiano per la Fotografia, Torino. 2015/2016.

1° edición. Verlag der Buchhandlung Walther König, Köln. 2015.

 

Hoy, pocas palabras… El diario de Mikhailov ( 1938, Kharkiv, Ucrania ) tampoco las necesita.Es un libro en bruto, donde el autor muestra su genio, irreverencia, ternura y humanidad. Un espíritu libre, políticamente incorrecto, profundamente natural y a la vez exquisitamente educado. También a buen seguro una persona incomoda para convivir, como lo son a menudo los genios.

Un diario personal, sexual, politico y familiar. Y artístico también, la esencia de Mikhailov, en sus multiples facetas.Una lección de edición y de humanidad.

Una selección de fotos, en bruto.

 

 

 

Un gran libro.

https://www.buchhandlung-walther-koenig.de/koenig2/index.php?mode=quick&quickshow=true&art_nr=9783863358167

http://dispara.org/tienda/es/libros/1217-boris-mikhailov-diary.html