23 août 2017. Créances.

Trésor Public. Obligations. Créances, 1925. Retour de brocante, pas de photo.

 

Je ne recherche plus que du papier dans les marchés à la brocante où il m’arrive encore d’aller. Je ne ramène plus que livres, carnets et photographies.

Un tout petit ( 8,5x 6 cm ) carnet vert a retenu mon attention, avec trois timbres collés marqués: Evian, Source Cachat. Dessus était écrit à la main :

Trésor Public. Obligations. Créances. 

Mr Ferré, né en 1857 à St Girons dans l’Ariège tenait très bien ses comptes ainsi que ceux de sa femme, Mme Ferré née Augustine Azam.

Bons du Trésor, livret de Caisse d’Epargne, Bons de la Défense Nationale, Emprunt au profit des associations de la Presse, bons de l’Exposition Universelle de 1889, de 1925, Valeurs russes de 1889, allocations aux ascendants de militaire, pensions, livres de rente…Des terres, des vignes, le rappel de la pension, quelques pages blanches…

 

 

Le petit carnet de 1925 a connu plusieurs vie, en apparance. On ne distingue pas très bien son origine, les timbres Evian cachent un nom. lls ont été reciclés par Mr Ferré Jean Pierre Marie pour s’adapter à ses besoins. De même les pages à petits carreaux ont été découpées et arrangées.

 

Pourquoi j’ai acheté ce petit carnet, je me le demande encore. Pourquoi je vous le montre est un autre mystère. C’est l’été, et peut-être aussi, parce que j’aime les histoires qui se prolongent de manière improbable. L’argent ne fait pas le bonheur et ne protège pas de la mort, même si quelques mauvaises photographies prétendent le contraire.

Les vieux papiers me touchent. Mr et Mme Ferré ont du partir il y a très longtemps, mais si leurs descendants ou quelqu’un de leur famille ou ami veulent me contacter, c’est avec joie que je leur enverrai ce petit carnet.

Bientôt ici , un nouveau livre de photographies.

 

Anuncios

18 de agosto 2017. Shining in absence. AMC.

Shining in absence. Archive of Modern Conflict. Issue 12. 2015.

Buscando un libro para hoy, se ha impuesto este por el silencio ensordecedor de la ausencia.

Tapa blanda, carton. 28×20 cm. 120 paginas. Color.

Editado y diseñado por Erik Kessels, con un trabajo de investigación y concepto de Francesca Seravalle y Kalev Erickson.

Primera edición. Archive of Modern Conflict 2015.

AMC2, Issue 12. 2015

 

IMG_2255

Shining in absence es un homenaje al historiador y archivista holandés Frido Troost desaparecido en 2013. Su archivo fue adquirido por el AMC poco antes de su muerte. Erik Kessels decidió entonces hacer una exposición en FOAM, Amsterdam,  y editar este libro en 2015, con la colaboración de Kalev Erickson, de AMC y la comisaria e investigadora italiana Francesca Seravalle.

 

 

Este libro nos habla del espacio dejado por la ausencia de la fotografía, tanto como objeto y como concepto.   Yo solo quiero añadir aquí el inalterable poder que tienen estas imagenes de “ausencia”, precisamente, de hacer presentes a quienes han sido sus protagonistas, lejanos y desconocidos.

 

 

Un recuerdo para Barcelona hoy, sin mas palabras.

 

 

 

 

 

5 de agosto 2017, infancias. Haus hof land, Brigitte Bauer. Ser de la Cala, Gerard Boyer.

 

Haus Hof Land, Brigitte Bauer. Analogues . 2017

Tapa dura. 21×21 cm. Color ( una foto en blanco y negro). 72 paginas. Texto en hoja separada, alemán y francés.

Fotografías, Brigitte Bauer.

Concepción gráfica, Charlotte Devanz. Fotograbado, Terre Neuve, Arlés.

Impresión, Horizon, Gémenos.

Analogues, Arlés. Junio 2017.

Tirada 600.  Esta edición, firmada, con 3 postales.

 

Ser de la Cala, Gerard Boyer. Fuego Books. 2017

Sin tapa, con camisa, tapa blanda. 32×22,5cm. 64 paginas, color.

Texto, en papel distinto, Josep Pla, 1956. En catalán, español e inglés.

Fotografías, Gerard Boyer Ballesteros.

Concepto, edición y diseño, Gerard Boyer, Ignasi López, Román Yñán.

Dirección artística, Ignasi López, Román Yñán.

Impresión, CeGe.

Tirada 500. Firmado.

Fuego Books. 2017.

 

 

 

Hoy dos libros muy distintos y de procedencia casi opuesta, pero que nos llevan los dos al territorio de la infancia.

Brigitte Bauer es una fotógrafa de origen alemán (1959, Schwabniederhofen, Alemania) , aunque vive y trabaja en Arlés desde 1987. Es profesora de fotografía en la escuela de Bellas Artes de Nîmes. Ha publicado ya varios libros. En D’Allemagne, ( Ed. Images en manoeuvres, 2003 ), ya rememoraba su juventud alemana.

Gerard Boyer, (1974, L’Ametlla de Mar), vive en Tarragona. Ser de La Cala es su primera publicación en solitario, después de su participación a Ourobouro, Códice para un hilo circular, publicado por La Kursala en 2014.

Dos libros muy distintos, decía. Uno nos lleva al norte, a la fría Alemania y sus inviernos nevados, otro a la soleada y marítima Tarragona. Los dos sin embargo nos hablan de la infancia y sus recuerdos, ligados a un lugar preciso.

El tratamiento es bien distinto también, mas conceptual en el caso de Gerard, donde los recuerdos se mezclan con fotografías actuales con un diseño que nos hace reflexionar sobre el tiempo pasado  y nuestra propia memoria.

Brigitte nos presenta un muy bonito libro cuadrado y mullido, como eran ( siguen siendo ) los libros para niños. Haus Hof Land es casa, granja, tierra. Hogar, y a su vez  país, que tuvo que dejar por alguna razón. Los recuerdos de su infancia parecen mas melancólicos que los de Gerard, quizá por ser la vida mas austera en esa granja alemana, quizá porque era otra época, algo mas lejana. La mirada de esa niña vestida de domingo es un poco triste, para nada es el reflejo de una niñez despreocupada e inocente.

 

Son dos vidas muy distintas, pero los dos libros nos hablan de un lugar que nos ata a la infancia. Son espacios con límites, rodeados de objetos familiares, pequeños rituales. Juguetes, columpios, bicicletas, campos. Ir a pescar, ayudar en la granja. La infancia de Gerard parece alegre, feliz y despreocupada. Aunque según nos adentramos en su libro, este se hace mucho mas silencioso y aflora una nostalgia al recorrer caminos ya solitarios. La de Brigitte está ligada también a otro territorio, otro país, su desarraigo es mayor y nos habla de otra pérdida, otra frontera entre la infancia y la edad de adulto.

 

Las fiestas de cumpleaños se parecen en todos los sitios, pero el sentimiento que nos dejan las fotografías de Brigitte es, sutilmente, el de un mundo mas confinado y recluido, y la carreta que vemos aquí aparece como un símbolo de la voluntad de escapar y buscar otra vida.

 

 

Mas que las fotografias de Gerard y sus impresiones mas furtivas, las imágenes cuadradas de Brigitte nos remiten a momentos precisos, instantes que quedan marcados para siempre en nuestra memoria,  etapas de una vida pasada que sin embargo nos acompañan, con el recuerdo de las personas que lo protagonizan. La mirada de Brigitte describe otro lugar y otro tiempo, un espacio emocional e interiorizado. Apenas hay aquí palabras y sonidos, fuera de los de los acontecimientos externos, o de la televisión en la sala, cuando en el libro de Gerard podemos llegar a oir risas de niños, gritos de emoción…

 

Brigitte, de una manera que a mi me resulta conmovedora, añade las palabras que faltan en una lista separada: eclipse, hierba, vela,cumpleaños, establo, caracol, bosque , ventana, leiter, mädchen, spiegel, silence…

 

El tiempo pasa en las fotos de Gerard y deja huellas borrosas y amarillentas. Ya nada será lo que fue, por mucho que recorramos los mismos lugares. Durante ese camino los niños se han hecho hombres, y no hay vuelta atrás. La pérdida es parte de la vida, sin ella no podemos avanzar. Estos dos libros tan distintos, que reúno aquí por la gracia de un encuentro y desencuentro de Arlés, no hablan de otra cosa.

Los lugares de la infancia han hecho de nosotros lo que somos, para bien o para mal. Algunos los llevamos con nostalgia, otros luchan contra ellos a lo largo de su vida. Dos libros entrañables.

http://brigittebauer.fr/fra/serie_gd/haus-hof-land

http://brigittebauer.fr/fra/publications/haus-hof-land

http://www.lacritique.org/article-le-temps-balbutiant-des-images-d-enfance?var_mode=calcul

http://www.gerardboyer.info

http://www.fuegobooks.com/product/ser-de-la-cala

 

 

 

 

19 de julio 2017. Agur, Cienojetes.

Los de Cienojetes dicen que se van…

 

 

Echaré mucho de menos las cartas irreverentes que nos mandaban, instantáneas o intensas reflexiones sobre el panorama de la fotografía nacional. ¿ Será que al final eran terrestres, y por tanto mortales? Quiero pensar que no, que solo se han desplazado a otro planeta, o se quedan observando el nuestro con filosófica benevolencia, pensando ya que no tenemos remedio…

Una persona algún día me dijo que conocía el secreto y podía desvelar su identidad (¿ es que tenían otra vida??? ). Yo dudando un momento, al final decidí que no quería saber mas, ya que así eran perfectos. Me quedé pensando que ese gracejo tenía que tener algo del sur, que los del Norte somos muy sosos… Ellos, o ellas, eran cultos ( mucho ), graciosos, poderosos ( hacían y dehacían Reinas !!!, o eso creían…), poetas. También podían ser duros e incluso crueles. Pero siempre con una mirada cariñosa, o así lo he sentido.

Yo conservaré para siempre la extraordinaria pirámide que construyeron, ese altarcito de nuestros pequeñas vanidades y ficticios poderes. Reconozco sentirme tan halagada por estar ahí !!!

 

IMG_1925

 

El microcosmo fotográfico logrará sobrevivir, pero todo será un poco menos divertido, un poco menos loco. La mirada del Bufón siempre ha sido sana, el humor y la risa son el propio del hombre, dicen.

Agur, pues, Cienojetes. Si se os ocurre volver por aquí, seréis bienvenidos !

Damas y caballeros, un Aurresku.

https://cienojetes.com

16 de junio 2017. PhotoEspaña .

De vuelta de Madrid, unas consideraciones, con espíritu constructivo desde mi reciente experiencia.

 

He tenido la suerte de ser jurado hace muy pocos días del premio al Mejor libro de PhotoEspaña 2017. Recibes un mail invitándote a ser miembro de ese jurado  y sientes un cosquilleo en el estómago, y una gran satisfacción, para que engañarse.

Lo siento como un honor, PhotoEspaña es el mayor festival de fotografía del país, y el premio al mejor libro es un acontecimiento importante dentro del festival. Ser miembro de ese jurado es en cierto modo, (o eso creo), reconocer que tienes un conocimiento en la materia,  la capacidad de emitir un juicio entre tantas publicaciones nacionales e internacionales. Veo muchos libros, escribo sobre ellos, me han pedido listas de “favoritos”, pero eso solo es emitir una opinión personal. Ser miembro, con otras dos personas, de un jurado nacional, conlleva para mi algo mas de consideración o responsabilidad.

PhotoEspaña ha ido creciendo, como el premio al mejor libro, que se da ya en 4 modalidades, nacional, internacional, mejor editorial y la ultima añadida hace dos años de Autoediciones, reconociendo una parte muy importante en el mundo del fotolibro de estos últimos años.

Y aquí empieza mi granito de arena, sin ánimo de enfadar a nadie… Reconociendo, realmente?

Sin haber sido nunca jurado en otros premios, he podido asistir o seguir de cerca su funcionamiento y fallo, con el posterior anuncio de premios, in situ en Paris o Arlés, o por internet.

Publicación de nominados, de preselección, de nombres del jurado con anterioridad, es una práctica habitual en la mayoría de los casos, en los mas importantes festivales o premios mas prestigiosos… Algo que no he visto en Madrid. Todavía, que yo sepa ( ojalá esté confundida), no está publicada la lista de los libros presentes en el interior de la prestigiosa Biblioteca Nacional, solo los que se pueden desplazar allí tienen acceso a ellos…

Yo creo que si queremos hacer una labor de fondo en favor del fotolibro, hay que comprometerse un poco mas y dar unos pasos mas claros y contundentes. Ser muy serios en todo el proceso. Apoyar mas y de mas cerca a los autores y editores dándoles la visibilidad que se merecen. Dar unos premios de verdad, con un poco mas de solemnidad, aunque solo sea un gesto, comunicarlo al mundo… PhotoEspaña se lo puede permitir! Se lo debe permitir, si quiere que desde el panorama nacional e internacional se reconozcan esos premios como se reconocen y valoran otros, que sea un gran escaparate y una verdadera fiesta de los libros. España ha demostrado con creces su importancia en el mundo del fotolibro, sus autores o editores son reconocidos fuera del país, han ganando premios prestigiosos, y PhotoEspaña es un gran festival.

No soy yo quien para dar lecciones a nadie, y solo es mi modesta opinión… pero reconozco que habiendo vivido de cerca estos días el proceso ( muy simpático y absolutamente impecable en su deliberación !), me queda la sensación reflexionando a posteriori,  de algo un poco triste y  fallido, un quiero y no puedo, (o puedo y no quiero ???) El fotolibro, dentro de PhotoEspaña se merece un poco mas de fondo, visibilidad y apoyo, o por lo menos yo lo sueño… Igual este sueño tiene algo de espejismo, con perdón, y soy seguramente muy inocente expresándolo después de haber participado en esta edición, que por otra parte me ha dado tantas satisfacciones viendo los libros premiados.

Quiero agradecer aquí de todo corazón a María García Yelo su invitación ! Poder participar a la elección del mejor fotolibro de PhotoEspaña 2017 ha sido un privilegio y una experiencia muy interesante, y siento que mi ligera frustración puede sonar a capricho. Pero solo escribo estas lineas consciente de la importancia de este premio, y deseando verlo crecer ganando respeto y consideración.

Muchas gracias, espero vuestras reacciones. Pronto mas libros aquí.

 

http://www.phe.es/unexpected-peter-dekens-al-borde-mapa-juanan-requena-barespagnol-pablo-casino-ediciones-anomalas-premios-photoespana-al-mejor-libro-fotografia-del-ano-2/

http://www.phe.es/exposicion/los-mejores-libros-fotografia-del-ano/

http://www.edicionesanomalas.com/producto/al-borde-de-todo-mapa/

http://www.eriskayconnection.com/en/home/53-unexpected.html

http://pablocasino.es/index.php?/bar-espagnol/

http://www.andrefrereditions.com/livres/photographie/phenomena/

 

 

11 de diciembre 2016. You could even die for not being a real couple. Laura Lafon.

You could even die for not being a real couple. Laura Lafon. Crowdbooks.

Tapa dura, de terciopelo, con letras en oro. 22,5×17 cm. Color. 208 paginas.

Fotografías y texto, Laura Lafon, Martin Gallone.

Texto en inglés y francés. Postface, Philippe Azoury.

4 paginas, en rojo, de texto.

 

Diseño, Esteban Gonzalez.

Producción, Stefano Bianchi.

Papel, Gardapat Kiara 135 gr, GSK red 100 gr. Tipografía, Sabon Roman, Arial Black, Zapfino, ATW.

1° edición. Tirada 500.

Publicado con crowfunding. Crowdbooks. Mayo 2016.

 

Ando muy retrasada últimamente con este blog, y este libro tendría que haber aparecido aquí hace tiempo. Laura Lafon es una joven fotógrafa francesa ( Toulouse, 1989 ). You could even die for not being a real couple es su segunda publicación, después de Je ne veux plus vous voir (mais c’est provisoire), auto publicado en 2013.

 

 

You could even die for not being a real couple es una historia de amor y de falta de libertad. Laura y su amigo Martin viajaron a Kurdistan, al este de Turquía en 2013. La joven pareja vive allí en directo lo que es un amor prohibido, sus restricciones y el rechazo de una sociedad. El libro es el diario de ese viaje, la historia de Laura y Martin frente a las miradas de esa sociedad y sus tabúes. Es también el encuentro y diálogo con sus habitantes y sus reacciones.

“Are you married?

-No! We are only 24 !

-How long have you been together?

-Euh, maybe two months.

-But you know, we are not really a couple.

-But you know, here, you could even die for not being a real couple!”

 

You could even die for not being a real couple, con su bello terciopelo y letras y corazones de oro, como algo precioso y sagrado, nos recuerda a los bellos álbumes de fotos de boda, lujosos recuerdos de un día soñado. Pero al abrir el libro nos encontramos con muchas lecturas, mezcladas entre si, siguiendo el hilo de Laura y Martin. Así, a las imágenes intimas de la pareja, (occidental, libre, sin compromiso), se añaden las  la pareja “representando” ser una pareja oficial en Kurdistan. Dos mundos separados entre si, dos realidades bien distintas  que Laura consigue sin embargo reunir.

 

 

Se hacen evidentes a lo largo del viaje y de los encuentros los problemas a los que se enfrenta la pareja, la religión, el papel de la mujer en una sociedad patriarcal, la violencia física y psíquica ejercida contra ella, el sometimiento al que se ve abocada…

 

Laura Lafon, que estudió ciencias políticas y se interesa por los temas de genero y el papel de la mujer en la sociedad,  viaja con su compañero con la idea de preguntar que es el amor, un tema universal que sin embargo tiene muy distintas respuestas a lo largo del viaje. Sexo, libertad, matrimonio, homosexualidad o identidad están tratados aquí, de manera encubierta, con fotografías furtivas, o a la luz del día, con la evidente presencia de hombres en los cafés…. y mujeres solas de noche escondiéndose.

 

La fuerza del libro es, también, la historia de amor entre Laura y Martin entremezclada con el trasfondo, transformada por el , por el paisaje y las circunstancias. Laura describe una situación de opresión, deshonra y falta de libertad, pero sin juzgar a las personas con quien se cruza. Al final de la historia, con el ultimo dialogo, aparece la fatiga, una languidez, una desilusión. Tampoco en nuestros países occidentales, aún con libertad,   podemos dar lecciones de amor…

“C’était plutôt pour la rime. Est-ce-que je te gêne? Je t’aime. Tu vois, c’était joli quoi!

-Mais ça veut dire quoi?

-Ben que je t’aime, que j’aime que tu sois là, que j’aime parce que c’est simple et rigolo, que j’aime être avec toi, ici là…

-Oui mais pas comme ça ! Là ça avait l’air d’un vrai “je t’aime”.

-Parce qu’il peut y avoir des faux “je t’aime”?

 

http://lauralafon.com/you-could-even-die-for-not-being-a-real-couple

https://store.crowdbooks.com/product/you-could-even-die-for-not-being-a-real-couple/?attribute_pa_signed=yes