22 de noviembre 2017. Good Goddamn. Bryan Schutmaat.

Good Goddamn. Bryan Schutmaat. Trespasser. 2017

Tapa blanda, con grapas anchas.  30 x 23 cm. Con poster, desplegado 51×38 cm. 44 paginas. Blanco y negro.

Fotografías, Bryan Schutmaat. Texto, en inglés, extracto de la canción “High, low, and in between”, de Townes Van Zandt.

Papel Mohawk Superfine. Diseño, Cody Haltom y Bryan Schutmaat.

Preimpresión, Eric Clark. Impresión, The Insite Group, Bryan, Texas.

1° edición, firmada. Tirada 750.

Trespasser, Austin, Texas. USA. 2017

 

Un nuevo libro de Bryan Schutmaat es un acontecimiento tan esperado, después del magnifico Grays the mountain sends . Good Goddamn es un libro corto, de solo 27 fotografías, un short story como podemos encontrar en grandes nombres de la literatura Norteamericana.

Trespasser, que lo publica, es una editora independiente, y esta es su primera publicación. Como está basada en Austin, donde vive Schutmaat, podemos pensar que se trata prácticamente de una auto edición…

Good Goddamn es una historia real, unos días pasados en Normangee, Leon County, condado rural de Texas, en febrero de este mismo año. Días pasados con su amigo Kim, justo antes de que este fuera encarcelado, nos dice Bryan. Schutmaat narra aquí sus últimos días de libertad.

 

 

De la poesía que emanaba de Grays the mountain sends y su visión tierna y melancólica de una tierra y su población casi rota o desaparecida, queda aquí una versión dura y terriblemente solitaria, pero muy bella. No hay lugar para la ternura en estas paginas, fuera de la amistad y respeto entre los dos hombres. La carretera que abre el libro se adentra en la noche, en blanco y negro. Aquí no hay grandes espacios míticos, pero si campos de barro y bosques cerrados. Perspectivas recortadas, planos cortos figuran el porvenir de Kim. Schumatt es un fotógrafo ( iba a decir un pintor ) de los dejados de lado de la gran América, y Kim lo es ciertamente, sin mas necesidad de conocer su historia o las circunstancias que le llevan a la cárcel. Los últimos días que pasa en libertad son días de caza, búsqueda muda, violencia contenida.

 

Hay mucha soledad en estas fotografías, muchas horas pasadas en un campo cómplice, un terreno de caza  donde el fusil es la presencia más cercana, el compañero mas fiel. Es curioso como el trabajo de Schumaatt sigue describiendo un mundo esencialmente masculino, de vidas rotas o de un vacío emocional. La mujer no tiene su lugar aquí, o solamente clama su ausencia.

 

 

Pero la caza cumple su misión. Al volver, Kim parece otro, un hombre apaciguado o al borde de encontrar la paz, un hombre remitido, que tiene un futuro. El camino recorrido entre estas paginas es duro y sobrecogedor, Schumaat es un maestro de la narración, con una muy bella historia de amistad y redención.

 

 

La música de Townes Van Zandt acompaña esta historia, con su letra triste y a menudo desesperada. Aquí el camino acaba con el renacer de la primavera. Precioso libro.

 

 

 

 

Anuncios

16 de septiembre 2017. La gravetat del lloc. Israel Ariño.

La gravetat del lloc. Israel Ariño. Ediciones Anómalas. 2017.

Tapa blanda, en estuche. 34×22 cm. 120 paginas. Blanco y negro.

Fotografías, Israel Ariño.

Texto en catalán, castellano , francés e inglés, Pere Jaume.

Concepto gráfico y diseño, Underbau.

Fotograbado y preimpresión, Eduardo Nave.

Impresión, Brizzolis.

1° edición, tirada 1500. Ediciones Anómalas, Domaine de Kerguéhennec. 2017.

Ha salido hace unos meses ya el nuevo libro de Israel Ariño, después de una residencia del artista en el Domaine de Kerguéhennec en Bretaña, en octubre y noviembre de 2016.

Ariño  ( Barcelona, 1974 ) es un fotógrafo silencioso, poético y misterioso. Ya sus libros anteriores ( Le nom qui efface la couleur, Atlas, Terra Incognita… todos con Ediciones Anómalas ) a menudo describían espacios o lugares entre el sueño y la realidad. Lugares que contienen una memoria , una presencia secreta, dulce o inquietante.

La Gravetat del lloc transcurre la mayor parte del tiempo en la oscuridad, o semi oscuridad. Las imágenes apenas aparecen,  tardan y les cuesta revelarse y extraerse del blanco de la pagina, como cuando en la noche oscura necesitamos tiempo para aclimatar la vista y vislumbrar por fin lo que nos rodea. Del papel, tan suave y mate, salen a la superficie estas imágenes y no sabemos bien si las estamos soñando. De percepción se trata aquí, ( empezando por la cubierta que nos recuerda el grano de la piel ), de tacto y de sentido.

El Domaine de Kerguéhennec es una gran propiedad, centro de arte contemporáneo, con un magnífico parque de esculturas, entre ellas unas de Richard Long o Ian Hamilton Finlay. Un lugar del que se han apoderado los artistas, cargado de memoria, de historia y de historias.

Puede un lugar pesar físicamente en nuestras vidas? Como nos afecta ese espacio, ese aire, esa oscuridad?  El camino por el que nos lleva Israel abre puertas a la imaginación, cuando la noche nos envuelve y la realidad se borra . Entonces perdemos el equilibrio y la razón.

“El día es bello, la noche es sublime” , con esta cita de Kant nos presenta su trabajo Ariño. La noche es misteriosa y poética, inquietante y profunda a la vez que delicada y sensual, ensoñadora.  Es cuando El lloc, ese lugar cuya “esencia es pesar en el mundo”como nos dice Pere Jaume, aparece como un espacio inmaterial, onírico y secreto tras sus puertas, en un umbral casi transparente, etéreo.

La fotografía de Ariño es aquí apenas una huella, una aparición entre las páginas en blanco, haciendo de velo, tan fina y delicada que podría desaparecer en cualquier momento, como un sueño o un fantasma, entre cada respiración.

La gravetat del lloc es todo entero, forma y contenido,  una manera de hacernos ver lo inefable, un intento de retener la magia de un lugar, su origen, su memoria, su materialidad, en un instante que nos escapa.

El lugar que recorre Israel en la oscuridad está cargado de misterio y de historias reales y soñadas. Las propias de Israel, sus recuerdos, sus miedos, sus deseos mas secretos afloran en la superficie delicada del papel. Ingrávidas pero para siempre marcadas en la gravedad de este lugar mágico.

Este trabajo está actualmente expuesto en la galeria VU de Paris.

 

31 de agosto 2017. Bluewater Shore. Douglas Stockdale.

Bluewater Shore. Douglas Stockdale. Autoeditado. 2017.

 

En sobre de plástico, escrito a mano. Bloc a la manera de un Flip book, tapa blanda. 19×15 cm.

Blanco y negro. 16 fotografías de archivo familiar, sueltas. Encuadernación con horquilla.

Concepto y diseño, Douglas Stockdale.

Impresión, Fultone® Digital Lithography, Dual Graphics, California. USA.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 51/99.

Douglas Stockdale, 2017.

 

Douglas Stockdale es un fotógrafo, profesor y comisario estadounidense ( 1949, Pennsylvania ).  Es también editor del muy interesante The Photobook Journal, además del blog Singular images 

Ha publicado con anterioridad Ciociaria, con la editorial italiana Punctum  en 2011. También publicó en 2013 el precioso libro de artista Pine Lake, en el mismo formato, que venía envuelto en una caja de madera hecha por el propio artista.

 

Como Pine Lake, Bluewater Shore es una historia creada con fotografías de archivos familiares, también ambientada en verano.

Me gustan los libros al margen, tanto en el formato como en el contenido. Las historias se escapan de una manera u otra de lo que podíamos imaginar. Los álbumes de familia de Douglas Stockdale tienen mucho encanto, con su embalaje, su cubierta escrita a mano,  sus tiradas cortas. Pero no solo en su presentación. Las fotografías de Bluewater Shore, en blanco y negro, de finales de los años 40, tienen el sabor de una cierta despreocupación ( insouciance, dirían los franceses ), pero sobre todo de una libertad feliz.

 

 

No sabemos quienes son las chicas que se van juntas de vacaciones, amigas o hermanas, pero si que son totalmente independientes y están dispuestas a disfrutar de su libertad.

Douglas nos propone una historia, la salida de casa, las maletas, la travesía en barco, la llegada al mar…pero bien podemos soltar las fotos e invertir el orden para inventarnos otro fluir del tiempo, otras escapadas. Alguna doble exposición nos deja entrever múltiples posibilidades. Como en la obra de Shakespeare, el verano es propicio a los encuentros mas diversos.

 

 

Es alguna de las chicas la madre de Douglas? Podría ser su padre el chico que posa sonriendo ? Podría ser, pero no es muy probable. Estas chicas lo pasan muy bien juntas y los pocos chicos que aparecen son mas bien accesorios en las fotografías. Mas que de memoria familiar, Douglas nos habla de libertad y emancipación de las mujeres, en un relato abierto en el que podemos intuir muchas aventuras.

 

El uso del archivo familiar en su diseño evocador de álbumes de tiempos pasados ( las fundas de estuche de Kodak…) nos trae a todos recuerdos de otros veranos a la memoria, el Bluewater Shore bien podría situarse en este lado del Atlántico. Sin embargo también nos sitúa en un espacio -tiempo en el que los Estados- Unidos eran el lugar de donde llegaban los cambios, que tardaban aún en establecerse en la vieja Europa y el resto del mundo.

Bluewater Shore, en su formato encantador, su nostálgicas fotos envejecidas, es un perfecto acompañante al melancólico final del verano, ese momento soñado de gozo y libertad.

 

 

2 de junio 2017. Umbra. Mauricio d’Ors.

Umbra. Mauricio d’Ors. Autoeditado 2017.

Tapa dura. 21x16cm. Blanco y negro. 124 paginas.

Fotografías y edición, Mauricio d’Ors.

Texto, en español e inglés, Carlos  Gollonet. Traducción, Laura Suffield.

Preimpresión, Lucam. Impresión, Brizzolis. Encuadernación, Ramos.

Papel Gardapat 13 kiara 150 gr.

1° edición, tirada 500.

Publicado por Mauricio d’Ors. Febrero 2017.

No sé si Umbra es el primer libro de Mauricio d’Ors, editor, afincado en Madrid, pero si es su primer libro de fotografía. Fue creador de la galería El Escaparate de San Pedro, y lleva el muy bonito blog fotodiariosinpalabras.

Umbra es un diario de sombras, fotografías sacadas con un teléfono móvil, al amanecer de los días de junio, julio y agosto de 2015 en algún lugar de Mallorca.

“Hoy soy un enfermo de las sombras”, nos dice Mauricio, y nos ofrece este libro, como si compartiendo la enfermedad la pudiésemos acallar. Si hay dolor aquí es dulce, y sentimos entre las paginas el placer del misterio de cada mañana, el fugaz momento culpable, la emoción siempre nueva.

¿Son reales las sombras, o son solo fruto de nuestra imaginación, recuerdos del sueño?  ¿Puede grabar un sueño la memoria del teléfono ?

Lo que nos revela la luz es muy bello, parecido al final de una aurora boreal, fragmentos de cuerpos buscando encarnarse y encontrando solo la ingravidez. La materia aparece poco a poco,  solo por instantes, en grano sensual  o jardines exóticos. Las lineas borrosas tiemblan y se ponen a bailar, en un baile que recuerda al del sueño de medianoche de Shakespeare. La noche es propicia a la locura, al trance de los sentidos y las emociones, lejos de la razón. Cuando llega la mañana, queda del trance solo un rastro, una sombra.

Hay muchas emociones y sensaciones en la mirada de Mauricio d’Ors. En la pura contemplación de la luz, la construcción de las formas contra las paredes de la habitación sentimos la euforia y el vértigo ante la belleza efímera, sentimos el temor de reconocer entre las sombras la vulnerabilidad de nuestras certezas, la fragilidad del hilo que nos mantiene. La sombra de nosotros mismos, desnudos y sin armas.

Pero ante todo, en Umbra veo un fabuloso homenaje a la fotografía, a su capacidad de extraer y revelar la esencia mas profunda de la vida y de la poesía. En la abstracción mas pura de esas ventanas de luz que rompen la oscuridad está el asombro, el juego, la magia renovada cada mañana. De la sombra ha salido un libro luminoso.

https://www.amazon.es/UMBRA-Mauricio-dOrs/dp/8461767772/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1496482846&sr=1-1

http://clavoardiendo-magazine.com/columnas-series/las-afinidades-selectivas/ni-platon-ni-tanizaki/

http://fotodiariosinpalabras.blogspot.com.es/search?updated-max=2016-06-09T18:46:00%2B02:00

5 de abril 2017. Acre. Pino Musi.

Acre. Pino Musi. Gwin Zegal. 

 

Tapa blanda, estampada en caliente. 32,5x 24 cm. 112 paginas. Blanco y negro

Fotografías, Pino Musi.

Proyecto y concepto, Pino Musi, Jérôme Sother.

Texto en francés e inglés, Albert Quoi. Traducción, Simon Pleasance.

Diseño gráfico, Claire Schvartz. Encuadernación suiza.

Impreso en Grafiche dell’ Artiere, Bolonia.

Papel Artic Volume White 150 gr, cubierta Fedrigoni Ceylon Wasabi 350gr.

1° edición. Tirada 700.

Éditions Gwin Zegal. Guingamp, Francia. 2017.

 

Acre es el resultado de una residencia de varios meses en el centro de arte Gwin Zegal, en la Bretaña francesa. Pino Musi ( Salerno 1958 ), fotógrafo italiano afincado en Paris,  fue invitado en 2016 por el centro para realizar un proyecto en una región fundamentalmente agrícola, un campo que el italiano  pocas veces había tratado hasta ahora. Pino ha publicado muchos libros, casi siempre interesándose por la arquitectura y la forma.

 

 

Un acre es una medida antigua de terreno agrícola. Es también un olor fuerte y ácido, que puede ser mezcla de pesticida o estiércol, un olor que podemos encontrar en el campo de Côtes d’Armor en la Bretaña francesa.

Acre nos lleva por pequeñas carreteras y caminos de tierra entre explotaciones agrícolas y granjas, siempre atento a la estructura de sus edificios. Construcciones improbables de madera o chapa se apoyan en muros de piedras antiguas, entre maleza y arboles.  Un hábitat anacrónico que poco a poco se integra de manera mas formal a lo que es el núcleo de la explotación, a la actividad.

 

 

Aquí no hay paisajes sublimes, el campo es pobre y principalmente destinado a la ganadería. Es un paisaje que podría ser de otro tiempo, si no aparecieran edificios modernos, tanto viviendas como silos o grandes hangares, pruebas del crecimiento de la industria agroalimentaria, en detrimento de las pequeñas explotaciones familiares de antaño.

 

Pino Musi fija su mirada neutra en la arquitectura y la estructura , sin apenas fijarse en la  vida humana. Solo aparecen aquí furtivamente dos niños jugando, solitarios. Alguna vaca, algún automóvil son los únicos elementos  que nos pueden distraer de la forma geométrica, la manera en que los elementos configuran un espacio o identifican un territorio.

 

 

Desde lo mas rural hasta lo mas urbano de un territorio que sigue siendo agrícola, Acre dibuja una tierra de manera exhaustiva y muy bella, y a pesar de la aparente neutralidad de las imágenes,  nos traza un mapa tanto histórico como geográfico y arquitectural. Pino Musi, como a menudo en su trabajo, piensa en series y secuencias, visualizando el ritmo del libro desde el origen del proyecto. Su trabajo, nos dice Alexandre Quoi, evoca las fachadas frontales de Walker Evans  o más aún un acercamiento a Lewis Baltz. Se hace evidente el paso de lo rural de ayer a lo de mañana, dentro de la aparente uniformidad del espacio y los volúmenes. Preso entre lineas , encerrado en la estructura triangular de los tejados o atrapado en el fabuloso dibujo geométrico de un seto se encuentra un mundo frágil e incierto, donde el tiempo continúa su obra implacable, con unos preciosos tonos de grises.

 

 

Acre es también un objeto precioso, con un diseño muy cuidado y gran calidad de impresión. Pino Musi es un gran conocedor de la fotografía y del fotolibro. El anterior 08:08 Operating Theater auto editado en 2012, describía con precisión quirúrgica el espacio de una sala de operaciones, ya desierta después de una intervención. Acre, mudo y desierto, es también una disección precisa y detallada de un campo que poco a poco se transforma, pero encerrado quizás en su propia historia. El resultado es muy bello.

Como siempre, pido disculpas por la mala calidad de mis fotografías.

 

http://www.pinomusi.com

https://www.gwinzegal.com/edition.html

 

26 de marzo 2017. Blanco. Awoiska van der Molen.

 

Blanco. Awoiska van der Molen. Fw:Books.

 

 

Tapa blanda, tela. 29×24 cm. 36 paginas. Blanco y negro.

Fotografías, Awoiska van der Molen.

Edición, Awoiska van der Molen, Hans Gremmen.

Texto en inglés, Arjen Mulder. Traducción del holandés, Bookmakers.

Diseño, Hans Gremmen.

Litografía, Harold Strak, Marc Gijzen.  Producción, Jos Morree, Fine Books.

Impresión, Mart. Spruijt. Encuadernación, Patist, con hilo blanco..

1° edición. Tirada ?

Fw:Books. Holanda. 2017

 

Blanco es la segunda publicación de la fotógrafa holandesa Awoiska van der Molen ( 1972, Groningen), despues del precioso Sequester, en 2014, con la misma editorial. (https://gabrielacendoya.wordpress.com/2015/06/04/4-de-junio-2015-sequester/)

Blanco sigue la misma linea, con sus fotografías en blanco y negro hechas con cámara de gran formato. Incluso nos encontramos aquí con algunas imágenes ya publicadas en Sequester, y yo entiendo mas este libro como un apéndice, o  un añadido a la exposición del Foam Fotografie Museum de Amsterdam de 2016.

 

Hablando de Sequester acababa diciendo que el libro era sublime. Era un paisaje encarnado entre la oscuridad de la materia y lo puramente espiritual. Aquí encontramos, en fotografías sacadas en distintos lugares del mundo,  un paisaje similar, una misma tierra.

El texto de Arjen Mulder, “Larger than light”, nos habla de fotografía divina, en el sentido que le da Schelling, filósofo de la naturaleza . Una experiencia más que un concepto, una revelación más que una construcción.

 

Las fotografías de Awoiska nos acercan a una experiencia del paisaje, del aire que lo recorre, y nos  restituyen su vibración, y la presencia muda del tiempo. Como ella al fotografiarlo, nos dejamos impregnar físicamente por la luz que emana de el.

“Más grande que la luz”, nos dice Arjen Mulder. Ciertamente, las fotografías de Blanco nos llevan a un terreno donde sentimos la materia en lo más vivo y profundo.

 

Pero no son las imágenes las que me dejan un sentimiento un poco ambiguo, ni el diseño cuidado y fino de Hans Gremmen. Blanco nos deja una impresión de “déja vu”, y no comprendemos muy bien lo que aporta esta publicación, después de Sequester. Unas fotos más, muy bellas, eso si. Un texto interesante sobre este trabajo. Las expectativas después del muy querido libro anterior nos dejan con ganas de algo más… Pero igual es solo mi impresión, equivocada. Cualquier opinión será la bienvenida !!! Por otra parte,  Awoiska es una de las nominadas al premio del Deutsche Börse este año, con razón, y le deseamos la mejor suerte.

 

https://www.awoiska.nl

http://fw-books.nl/product/awoiska-van-der-molen-blanco-pre-order/

https://www.deutscheboersephotographyfoundation.org/en/support/photography-prize/2017.php

 

 

25 de febrero 2017. Éléments d’une typologie de l’urbanisation contemporaine d’un village français de deux mille huit cent trente neuf habitants. Volume 10. Christophe Le Toquin.

Éléments d’une typologie de l’urbanisation contemporaine d’un village français de deux mille huit cent trente neuf habitants. Volume 10. Christophe Le Toquin. Autoeditado.

 

Tapa blanda. 24 x 18 cm. 24 paginas. Blanco y negro.

Fotografías, Christophe Le Toquin. Texto en francés e inglés, Christophe Le Toquin. Traducción Danielle McNally.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 2/50. Esta, una de las 10 primeras, con copia original firmada y numerada.

Autoeditado, febrero 2017.

 

Esta es la ultima entrega de la serie de Christophe sobre la urbanización de su pueblo, Noyers sur Cher, en el centro de Francia, y de la que ya he hablado aquí. Christophe nos cuenta como empezó la serie en 2010, y cuales han sido sus referencias a la hora de iniciar este trabajo. Edgar Morin, en una obra de 1965, “La métamorphose de Plozévet, commune en France”, hizo un estudio sobre el paso de un pequeño municipio rural hacia la modernidad. George Pérec es su segunda referencia, con su novela corta ” La tentative d’épuisement d’un lieu parisien”, observación sistemática de un espacio y sus banales acontecimientos cotidianos .

 

 

Se puede decir que Christophe, a su vez, retrata los efectos de esa modernidad y su crisis, 50 años mas tarde, en un municipio bastante similar. Con la misma mirada lenta y observadora, nos descubre en sus rincones lo que se nos escapa en el ritmo frenético de nuestras vidas, en el cúmulo de imágenes que recibimos sin cesar. Este ultimo volumen está dedicado al espacio particular, esa parcela de nosotros mismos más íntima.

 

 

De  dentro hacia fuera, o lo que hace que podamos decir de un lugar que es nuestro. Habiendo vivido mi infancia en un pequeño municipio rural, aunque de muy distintas características, estas ultimas fotografías me conmueven en su silenciosa y sencilla (pero no simple) apariencia. Intentamos, cada uno en nuestra medida, organizar nuestro pequeño espacio, marcar un linde, aunque este sea efímero o absurdo, cultivar una tierra.

 

 

Ya he dicho en una entrada anterior  que Le Toquin hace de una manera tranquila obra filosófica. La vida es un cúmulo de pequeños detalles que, hilados, cobran sentido. En este décimo volumen está más que nunca presente el hombre, en su empeño  de apropiarse un terreno que nunca será solo suyo, pero en el cual deja para siempre una marca. Que gran trabajo !

 

http://www.katacri.net/christophe/

http://www.katacri.net/#

 

https://gabrielacendoya.wordpress.com/2016/11/02/2-de-noviembre-2016-elements-dune-typologie-de-lurbanisation-contemporaine-dun-village-francais-de-deux-mille-huit-cent-trente-neuf-habitants-volume-9-christophe-le-toquin/