9 de septiembre 2016. Conveyor to the ceiling. Daniel Donnelly.

Conveyor to the ceiling. Daniel Donnelly. 

En sobre de papel, 21×15 cm. Con regla de plastico, 15 cm.

Tapa blanda. Plegado, 12×8 cm. Desplegado, 32×84 cm. Color.

Fotografías y texto, en inglés, Daniel Donnelly.

Diseño, Daniel Donnelly.

1° edición. Autoeditado, Daniel Donnelly, 2016.

Conveyor to the ceiling es el segundo libro de Daniel Donnelly, fotógrafo británico ( Burton, 1981) , después de For The Children, publicado por Antler Press, pequeña pero interesante editora inglesa.

Daniel ha vivido varios años en Marruecos, donde participó a la creación del Photobook Club de Casablanca, ademas de muchos eventos, promocionando la fotografía y publicaciones  locales. Vive actualmente en Bahrain.

 

 

Conveyor to the ceiling ( “transportador al techo”, dice el traductor de Google) es un astuto librito que nos lleva a visitar el Museo Vaticano y su famosa capilla. O a intentarlo. Si lo leemos como se lee habitualmente un libro, nos encontramos con muchas fotografías puestas del revés. Pero Daniel ya nos indica en el sobre, con flechas, la dirección a seguir !

 

El librito es un leporello algo laberíntico, como el recorrido por los pasillos hasta llegar a ver a Michelangelo. Daniel usa el humor con mucha finura, como buen británico. Es también un fino observador de la naturaleza humana y de lo absurdo. Cualquiera que haya visitado el Vaticano, obviando las obras de arte y maravillas que encierra, reconoce las  secuelas físicas y psíquicas que eso supone…

 

 

Daniel atraviesa esos pasillos de la mejor manera, observando la fauna humana y el decorado en todos sus detalles, levantando y bajando la cabeza, escapando a la hoja de ruta. Su libro nos obliga a efectuar ese movimiento, como siguiendo el recorrido, arriba y abajo, izquierda y derecha. El  camino es tortuoso pero vale mucho la pena! Descubrimos con el rincones insospechados, mientras avanzamos al paso indicado.

Seriamente, el librito nos lleva al cielo… o por lo menos nos ahorra el síndrome de Stendhal.  Como probables turistas e inevitables fotógrafos, sentimos el mareo, agotamiento y posterior frustración, al sentirnos manipulados …

 

Conveyor to the ceiling no defrauda, perfectamente adecuado y diseñado, profundo y serio, a pesar de mi reseña humorística. Un pequeño libro, de grandes efectos. Yo os lo recomiendo para todas las futuras visitas al Museo Vaticano, mejor que siguiendo el plano. En una próxima visita, buscaré reconocer las fotografías de Daniel.

Encantador, sin duda, Conveyor to the ceiling debería estar, con su bolsita y su regla, en todo Museum shop digno de ese nombre. A must.

 

https://danieldonnellyphotography.wordpress.com

 

 

 

 

Anuncios