24 de julio 2018. Let me fall again. Julia Borissova.

Let me fall again. Julia Borissova. Autoeditado, 2018.

 

Tapa dura. 20×14,5cm, con hilo cosido de dos colores . Encuadernación a la vista. Hecho a mano. Varios desplegables, origami y carta plegada inserta.

Fotografías encontradas y Julia Borissova. Concepto y diseño, Julia Borissova.

Texto en ruso e inglés, Julia Borissova. Cita de Worstward Ho, Samuel Beckett, en inglés y ruso.

1° edición. Tirada 12/239. Firmado .

Julia Borissova. 2018.

 

Es una delicia siempre descubrir el nuevo trabajo de Julia Borissova. En este caso, otro libro hecho a mano, con plegados y cosidos de una gran delicadeza y cuidado en la realización.

Let me fall again es un homenaje al norteamericano Charles Leroux, aeronauta y paracaidista, cuyo verdadero nombre era Joseph Johnson (1856, Connecticut- 1889, Tallinn). Como en otros trabajos anteriores de Julia, la autora utiliza documentos de archivos que encuentra en la web, después de descubrir en Estonia un libro sobre la vida del paracaidista.

 

Como en anteriores publicaciones también, es un pretexto para tratar un tema que le interesa, el de la caída y el fracaso en el proceso creativo. Leroux, lanzándose con su paracaídas desde un globo, hizo de la caida una razón de ser, viajando por todo el mundo para practicar su arte, desde Nueva York hasta San Petersburgo pasando por Londres, Paris o Berlin.

 

Julia cuenta la vida de Leroux y sus 239 saltos ( tantos como la tirada de Let me fall better ) de una manera poética, como nos ha acostumbrado en sus trabajos anteriores. Aquí es muy bella la mezcla de documentos antiguos, postales coloreadas, cromos (el encanto de un tiempo lento, un pasado intacto en la memoria) intervenidos por la autora. Un simple hilo cosido nos recuerda a la vez la precisión científica de Leroux en la preparación del salto y su extraordinaria levedad. Con una deliciosa delicadeza en los medios, Julia nos acerca a lo mas profundo de la creación, el vértigo de la experimentación, lo más etéreo y frágil.

El hilo recorre todo el libro, libre de movimientos en el aire y recordándonos que la vida pende de él. Pero eso no tiene que frenar la búsqueda de lo que más nos anima.  La caída no es nunca un fracaso, es un proceso siempre renovado. Leroux, desaparecido en el mar de Tallinn un día de viento en el que sin embargo quiso lanzar su paracaídas, no se fue en vano. En la carta que Julia escribe a Leroux, plegada con la precisión de un paracaídas, le confiesa el consuelo de saber que para él hubiese sido un fracaso no intentar la caída. El hilo rojo cosido, tan frágil, es el relevo entre Leroux y Borissova.

La maravillosa levedad de Let me fall again es una vez más un éxito en el camino de Julia Borissova. Pero seguro que este camino ha sido uno repleto de dudas y muchos fracasos. La poesía está en la fragilidad del proceso y la fuerza que lo anima. Precioso libro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s