Fiebre en Madrid

Una semana ya que ha pasado la feria Fiebre Photobook 2019 en Madrid. Tan solo escribo unas palabras cortas por falta de tiempo para contar mi visita este otoño a la feria. Este año con una nueva sede, la antigua fabrica El Aguila, y con nuevas ambiciones, acompañadas de una ayuda institucional.

Fiebre es la mayor cita para fotolibros en España, el lugar donde se plasma el estado de ánimo de editores y autores, y también la salud física, mental y financiera de todo el mundo involucrado. Hablo de salud, ya que el nuevo diseño/logo de la feria era claro: luchar contra el mal de altura del fotolibro.

En lo que me concierne, no voy a Madrid a curarme de mis males, que son varios y profundos. Mas bien voy a caer en sus brazos, gustosa y con alevosía. Madrid significa ver a muchos amigos y poder disfrutar de buenas exposiciones, ademas de descubrir libros y autores nuevos. Y eso no ha fallado.

En esta edición además he tenido el honor y la gran alegría de participar activamente, invitada por los organizadores, incansables y entusiastas Miren Pastor y Olmo González Moriana. He podido ser parte del jurado a mejor maqueta, viendo de primera mano mas de 130 proyectos. Enhorabuena al ganador Juan Orrantia con su libro Like stains of red dirt!

También me invitaron a participar en un bookjockey sobre libros japoneses ( uno de mis males…) con mi amigo y admirado Juan Cires, uno de los mayores especialistas de esos mismos libros, y no solo en el estado español. Para mi ha sido un reto y una alegría compartir con él libros y afición. Ha sido un dialogo/juego entre libros clásicos y contemporáneos, acompañados de una lectura de textos de los propios autores, magistralmente realizada por Aránzazu San Gines. Espero que el público lo haya disfrutado tanto como yo.

Fiebre han sido muchos eventos: exposición de maquetas, charlas, talleres como el ofrecido por Valentina Abenavoli, de la editorial Akina, o el familiar de Alejandro Marote y Angela Losa. Otro momento importante y muy emotivo ha sido el homenaje a Eloi Gimeno, recientemente desaparecido. La exposición Puto Eloi, el bookjockey de Julián Barón, seguido de un encuentro con sus amigos mas cercanos ha plasmado el sentimiento de dolor y la ausencia que ha dejado Eloi.

Es dificil nombrar aquí a todos los amigos, editores, autores y libros queridos, sin olvidarse de nadie. Solo voy a resaltar tres o cuatro, que los demás me perdonen…

Oriol Miñarro llegó a Madrid y pudo encontrarse con su libro Welcome to the Barrio, a la vez que con su editor, Paco Gómez de Fracaso Books, y amigos o mecenas. Fue un gran momento encontrarnos allí y celebrar ese momento tan esperado.

También fue alegre el encuentro con Tiffany Jones, alma mater de Overlapse, con la primera aparición del nuevo libro de Pascual Martínez y Vicent Sáez, The Saxons of Transylvania, su segundo libro que acontece en Rumanía. Un libro precioso y muy cuidado, como acostumbran las publicaciones de Overlapse.

Ha habido bellos descubrimientos, como el del trabajo de Lucía Peluffo, No sé si es una tormenta, con un gran concepto y una muy bella realización. No lo dejéis pasar si podéis!

Los chicos de Cal’Isidret presentaban nada menos que tres nuevas publicaciones, entre ellas el muy bonito homenaje de Roger Guaus a su abuelo y abuela.

Solo añadiré la presencia en primicia de la nueva publicación de Akina, el libro The Gray Line, de Laura Rodari, libro que se presenta oficialmente en París en unos días, y que creo va a ser uno de los grandes libros del año. Una suerte poderlo ver aquí, y emocionante verle a Valentina Abenavoli terminar el libro a mano.

Mucha y buena Fiebre, y muchos libros. La feria se hace mayor sin perder su entusiasmo y sentido de la fiesta. Espero que las cifras hayan acompañado lo que parece ha sido todo un éxito!

Nos vemos el año que viene, si aguanta el cuerpo, sin cura para tal afición. Larga vida a Fiebre!

Y París a la vuelta de la esquina, que nos coja confesados…

5 de junio 2018. The earth is only a little dust under our feet. Bego Antón. Overlapse.

 

The earth is only a little dust under our feet. Bego Antón. Overlapse. 2018.

 

Tapa dura, entelada. 23×17 cm. Color y blanco y negro. 216 paginas. Mapa desplegable. Cinta marcadora.

Fotografías, Bego Antón. Algunas fotografías de archivo.

Textos en inglés Bego Antón , Santi García.

Concepto y edición Bego Antón, Nicolas Polli. Diseño Nicolas Polli.

Tipografía GT Sectra. Impreso en Lituania.

1° edición, tirada 750. Overlapse Books. 2018. Gran Bretaña.

Bego Antón  nos lleva a Islandia de la mano de la editorial britanica indendiente Overlapse. La editorial, con 6 libros ya en su catalogo, ha publicado ya grandes libros y muy recientemente a los españoles Pascual Martínez y Vincent Sáez, con el precioso The tree of life is eternally green.

 

 

Islandia es un lugar especial en la geografía y en nuestro imaginario. Un límite, una frontera pasada la cual la razón o el conocimiento nos sirven de poco frente a la naturaleza particular, al paisaje que se antoja duro y rocoso, terriblemente terrenal y a la vez profundo y misterioso.  Y es que la tierra hecha de piedra bosque y aire es un espacio habitado. Esa tierra es solo un poco de polvo bajo nuestros pies, nos dice Bego, mientras un unicornio nos saluda en la cubierta. Este libro, que por su aspecto nos recuerda los cuentos y fabulas que nos leían de niños, historias mágicas de animales fantásticos y países lejanos e inalcanzables, nos lleva al país de los elfos y trolls.

Bego Antón ha recorrido Islandia hasta sus más recónditos parajes buscando testimonios, huellas e imágenes, merecedora de un diploma de la escuela de elfos.

 

 

Las fotografías de Bego Antón se mezclan en el libro con historias que ella va recogiendo durante el viaje, cuentos fantásticos de videntes y piedras habitadas o cristales de colores, testimonios de presencias traviesas y misteriosas. En esta tierra todo es energía y luz, basta con saber parar y sentir para convencerse. En los montes pelados por el viento, en los bosques, entre las rocas, en el aire están las señales.

 

El libro está lleno de bellos detalles muy cuidados, marca ya de la editorial. Frisos de manuscritos, dragones, planos antiguos desplegables y maravillosos signos tipográficos que suponemos mensajes secretos de los duendes que pueblan estas tierras. Paginas en blanco, entre duda y certeza de una presencia silenciosa e invisible, pero bien real. Los textos lo atestiguan, apareciendo apenas dentro del blanco de la pagina, podemos ver un mundo escondido desde lo interior. Todo está vivo, nos dice Bego Antón, si sabemos descubrirlo.

 

 

Entre rocas y luces de colores, como empezó, acaba este precioso cuento de fábulas y magia del lejano norte. Sin embargo al cerrar el libro no podemos dejar de pensar en buscar a los elfos cerca de nosotros. Islandia los acoje, su tierra, aire y mar los esconden, su población les adora y respeta. Bego Antón los ha traido hasta aquí. Habrá que vigilar las piedras y esa tierra bajo nuestros pies, mirando hacia dentro.

 

 

 

 

28 de febrero 2016. Domingo.

 

The longest way round. Chris Dorley-Brown. Overlapse.

 

Tapa blanda, con sobrecubierta. 27×22 cm. 168 paginas. Color y blanco y negro.

Fotografías, Chris y Peter  Dorley-Brown. Texto en inglés, Chris Dorley-Brown.

Edición y diseño, Tiffany Jones. Tipografía y diseño de sobrecubierta, Wayne Ford.

1° edición, firmada.

Overlapse Editions. Gran Bretaña, 2015.

Chris Dorley-Brown es un fotógrafo y director de cine británico. Ha publicado varios libros, y realizado bastantes obras y reportajes para la BBC. Vive en Londres.

Este libro ha estado mucho tiempo escondido bajo una pila de otros libros, pero todo llega, aunque a veces el camino sea largo.

De eso trata este libro, recuerdos que tardan en aparecer, como esa vieja maleta de fotografías y archivos de la guerra, que el padre de Chris dejó para su hijo. Peter Dorley-Brown fue un soldado británico, prisionero de guerra durante cuatro años en varios “Stalags”. Alli conoció a uno de sus guardianes, Conrad Barnack, hijo de Oskar, el inventor de la Leica.

 

 

La madre de Chris tuvo hijos y dos maridos antes de conocer a Peter, uno murió en la guerra, el segundo, un soldado americano, volvió a su país. Se casó con Peter y nació Chris.

 

 

El libro va y viene entre  fotografías actuales de Chris y las antiguas de su padre, con cartas, documentos de la guerra, distintos archivos. También preciosas fotografías de su madre. Chris ha vuelto a los lugares donde estuvo su padre durante la guerra, o después de la guerra con su madre.

 

La mezcla de todos esos recuerdos con las fotografías actuales forma un libro con mucho encanto y una narración muy cinematográfica, a la vez que documento histórico sobre la época de la guerra y post-guerra .

 

Es un libro intimo y bello sobre la memoria y los recuerdos que queremos compartir. Sobre como esos  recuerdos pueden cambiar o no nuestras vidas. Sobre todo, un libro que nos habla de como el autor descubre poco a poco su historia y construye su propia identidad, oculta durante años en una maleta, aunque siempre estaba allí mismo.

 

The longest way round es un libro entrañable, que merecería mas tiempo aquí.

 

 

http://www.modrex.com/#

http://www.overlapse.com/the-longest-way-round/

The Longest way round, por Colin Pantall, en Photo-eye:

http://blog.photoeye.com/2015/12/book-review-longest-way-round.html

http://ascenseurvegetal.com/en/monographie/928-the-longest-way-round-signed.html