Fiebre en Madrid

Una semana ya que ha pasado la feria Fiebre Photobook 2019 en Madrid. Tan solo escribo unas palabras cortas por falta de tiempo para contar mi visita este otoño a la feria. Este año con una nueva sede, la antigua fabrica El Aguila, y con nuevas ambiciones, acompañadas de una ayuda institucional.

Fiebre es la mayor cita para fotolibros en España, el lugar donde se plasma el estado de ánimo de editores y autores, y también la salud física, mental y financiera de todo el mundo involucrado. Hablo de salud, ya que el nuevo diseño/logo de la feria era claro: luchar contra el mal de altura del fotolibro.

En lo que me concierne, no voy a Madrid a curarme de mis males, que son varios y profundos. Mas bien voy a caer en sus brazos, gustosa y con alevosía. Madrid significa ver a muchos amigos y poder disfrutar de buenas exposiciones, ademas de descubrir libros y autores nuevos. Y eso no ha fallado.

En esta edición además he tenido el honor y la gran alegría de participar activamente, invitada por los organizadores, incansables y entusiastas Miren Pastor y Olmo González Moriana. He podido ser parte del jurado a mejor maqueta, viendo de primera mano mas de 130 proyectos. Enhorabuena al ganador Juan Orrantia con su libro Like stains of red dirt!

También me invitaron a participar en un bookjockey sobre libros japoneses ( uno de mis males…) con mi amigo y admirado Juan Cires, uno de los mayores especialistas de esos mismos libros, y no solo en el estado español. Para mi ha sido un reto y una alegría compartir con él libros y afición. Ha sido un dialogo/juego entre libros clásicos y contemporáneos, acompañados de una lectura de textos de los propios autores, magistralmente realizada por Aránzazu San Gines. Espero que el público lo haya disfrutado tanto como yo.

Fiebre han sido muchos eventos: exposición de maquetas, charlas, talleres como el ofrecido por Valentina Abenavoli, de la editorial Akina, o el familiar de Alejandro Marote y Angela Losa. Otro momento importante y muy emotivo ha sido el homenaje a Eloi Gimeno, recientemente desaparecido. La exposición Puto Eloi, el bookjockey de Julián Barón, seguido de un encuentro con sus amigos mas cercanos ha plasmado el sentimiento de dolor y la ausencia que ha dejado Eloi.

Es dificil nombrar aquí a todos los amigos, editores, autores y libros queridos, sin olvidarse de nadie. Solo voy a resaltar tres o cuatro, que los demás me perdonen…

Oriol Miñarro llegó a Madrid y pudo encontrarse con su libro Welcome to the Barrio, a la vez que con su editor, Paco Gómez de Fracaso Books, y amigos o mecenas. Fue un gran momento encontrarnos allí y celebrar ese momento tan esperado.

También fue alegre el encuentro con Tiffany Jones, alma mater de Overlapse, con la primera aparición del nuevo libro de Pascual Martínez y Vicent Sáez, The Saxons of Transylvania, su segundo libro que acontece en Rumanía. Un libro precioso y muy cuidado, como acostumbran las publicaciones de Overlapse.

Ha habido bellos descubrimientos, como el del trabajo de Lucía Peluffo, No sé si es una tormenta, con un gran concepto y una muy bella realización. No lo dejéis pasar si podéis!

Los chicos de Cal’Isidret presentaban nada menos que tres nuevas publicaciones, entre ellas el muy bonito homenaje de Roger Guaus a su abuelo y abuela.

Solo añadiré la presencia en primicia de la nueva publicación de Akina, el libro The Gray Line, de Laura Rodari, libro que se presenta oficialmente en París en unos días, y que creo va a ser uno de los grandes libros del año. Una suerte poderlo ver aquí, y emocionante verle a Valentina Abenavoli terminar el libro a mano.

Mucha y buena Fiebre, y muchos libros. La feria se hace mayor sin perder su entusiasmo y sentido de la fiesta. Espero que las cifras hayan acompañado lo que parece ha sido todo un éxito!

Nos vemos el año que viene, si aguanta el cuerpo, sin cura para tal afición. Larga vida a Fiebre!

Y París a la vuelta de la esquina, que nos coja confesados…

WorldPhotobook Day en Hondarribia. 3

LLegaron las caravanas, y estabamos esperándoles como si fueran los Reyes Magos. Aparcaron en pleno centro de Hondarribia, junto al barco Mariñel como previsto, trayendo fotografía de la buena como mirra y encienso.

Para luchar contra la tormenta anunciada nos había abierto las puertas del auditorio Goio Uriarte, del ayuntamiento de Hondarribia, y le doy desde aquí las gracias infinitas por su apoyo y su ilusión. Allí pude dejar la maleta de libros llegados recientemente para verlos leerlos y tocarlos a salvo.

No llegó la tormenta ni la lluvia, hasta llegada la noche, y pudimos disfrutar de la presencia de Eli y Carlos con su Bitxa, y de Juanan Requena con la Ínsula esperada.

Se acercó la gente: unos timidamente, mirando los artefactos con extrañeza, la instalación del estudio fotográfico, la pequeña caravana ( casi parecía un juguete!) y su cartel de “mas pequeña exposición fotografica sobre ruedas del mundo”. Eso prometía.

Vinieron amigos conocidos y otros a quien todavía no había puesto cara. Vino mi cartero, fiel amigo de un día si y otro casi también…

Hubo charlas, retratos hechos por Carlos, de uno, dos o tres, hubo risas y abrazos. Hubo una merienda ( gracias Irene y Álvaro !!!)

Y ibamos entrando de uno en uno en la caravana, como si fuese un lugar sagrado, un espacio misterioso.

Entrábamos sabiendo que era un momento privilegiado que se nos ofrecía. Y lo fue. El pequeño universo de Juanan Requena es un espacio libre e intimo, ese que todos perseguimos en algún momento de nuestras vidas y al que él ha llegado, o quizá esté muy cerca de alcanzar. La Ínsula es contenido y continente, es el propio camino, trazado cada día y escrito en el diario de Juanan. Cada uno de nosotros podría contar lo que ha sentido allí. Un momento de paz fuera del tiempo, una invitación a viajar, emociones o recuerdos, sensaciones cálidas acompañadas de música. Ese momento es de cada uno de nosotros.

La Ínsula recorrerá kilómetros, a su paso, lentamente, solo os puedo invitar a acercaros a ella, seguro que pasará cerca de vosotros en algún momento. Solo voy a poner aquí una foto del interior, para conservar la magia de este momento.

La jornada se prolongó, y se apagaron las luces. Pero seguirán brillando en nuestros ojos. Que siga la fotografía y sigan los libros. Perdón por mis malas fotos, y gracias a todos!!!

El año que viene, otro World PhotoBook Day. Nos volveremos a ver!

World Photobook Day en Hondarribia (2)

Otra gran noticia para el día 14 de octubre en Hondarribia!

A la visita de Juanan Requena se añade la de nuestros amigos de Nomad Studio!!! Eli Garmendia y Carlos Pericás llegarán hasta el barco Mariñel con su estudio fotográfico sobre ruedas para estar con nosotros . La Bitxa junto a Ínsula Nómada!!!

Estarán por la tarde junto a la caravana de Juanan ( de 5 a 8h ) con el estudio abierto y preparado si queréis quedar retratados como lo hicieron conmigo. Además nos hablarán de su gran proyecto de retratar las gentes de Gipuzkoa

Estáis todos invitados!!! Se prevee una gran fiesta de la fotografía a este lado del Bidasoa!!! Aupa Hondarribia y la fotografía!

#worldphotobookday#readerAnna

World photobook day en Hondarribia con Juanan Requena.

El 14 de octubre es el día mundial del fotolibro, y este año lo celebramos por todo lo alto, con la visita de Juanan Requena con su caravana La Ínsula Nómada!

En pleno centro de Hondarribia, entre el edificio de Itxas Etxea y el barco Mariñel atracará la ínsula, y estará abierta por la tarde , de 17 a 21h, para todo el que quiera acercarse. Juanan nos enseñará sus últimas obras, algunas creadas en la carretera, y sus maravillosos libros, anuario y diario que va rellenando durante su viaje. Además la caravana es también laboratorio, y puede que la magia del revelado opere en su interior.

Estar con Juanan es compartir tiempo lento y pasión, conversaciones, poesía y luz cálida. Es saber que un rato puede convertirse en una noche, y que las imágenes y las palabras pueden cambiar nuestra ruta. Es una experiencia íntima a la cual estamos todos invitados . Es una gran suerte tenerlo con nosotros ese día.

Y al ser día de libros y estar yo tan cerca de casa bajaré algunos que han llegado últimamente a casa para que los veamos juntos.

Habrá galletas de chocolate y más sorpresas. Venid todos a la fiesta!!!

Y como una cosa buena no viene sola, tengo el gran placer de ir invitada el jueves 17 a las 20h30, a la Sociedad Fotográfica de Zarautz, para dar una charla sobre fotolibros y la colección de San Telmo. Así que llenaré mi maleta de libros y me juntaré con los amigos de la bella y muy fotográfica ciudad de Zarautz.

Nos vemos muy pronto, celebrando una vez más a Anna Atkins!

World #Photobook Day#readerAnna

Hereafter. Federico Clavarino. Skinnerboox.

Hereafter. Federico Clavarino. Skinnerboox, 2019

Tapa blanda. 30,5 x24 cm. Color y blanco y negro. 263 paginas.

Fotografías, Federico Clavarino y archivo familiar The Philips Family.

Edición, Federico Clavarino.

Diseño, Federico Clavarino, Tres Tipos Gráficos y Esther Madrazo.

Prepress, La Troupe.

Impresión y encuadernación, Industria Grafica SIZ, Italia.

Papel distinto para documentos escaneados y fotos de archivo.

Primera edición, 2019, Skinnerboox. Esta, edición limitada con copia original 10/10.

Varios meses lleva ya Hereafter en casa sin agotar el poder que conlleva una obra tan ambiciosa y cargada de historia(s). Federico Clavarino es, segun mi opinión, uno de los más interesantes e importantes autores de su generación, esa que surgió en BlankPaper y cambió en gran manera los modos de ver y hacer la fotografía, no solo en este país. Autor de libros sobresalientes como son Ukrania Pasport, Italia O Italia, La Vertigine o The Castle, Federico, de origen familiar italiano y británico maneja tanto la historia del Arte o de la fotografía, la narrativa o la Historia a secas.

El proyecto Herafter ganó una beca del premio Fotopress de la Caixa y fue expuesto antes de ser libro en su forma actual. Su base parte de la historia familiar de los abuelos de Federico, John y Mary Phillips, testigos y protagonistas del Imperio británico en el Oriente Medio y posteriormente de la caida del mismo imperio. Así encontramos en el libro archivos familiares, fotografías y documentos, que acompañan las propias fotografías del autor.

Hereafter es un libro grande, en forma y contenido. Más de 260 paginas ( de las más de 400 que contenía la primera maqueta), una multitud de fotografías organizadas en 5 capítulos geográficos. Es su proyecto más ambicioso y complejo, el que da voz a familiares muy cercanos y a la vez muestra un tiempo pasado y en muchas maneras derrotado. Eso hace de Herafter un trabajo apasionante y tan delicado.

Diría que la fotografía de Clavarino no es facil de apresar en su primera lectura. A menudo provoca más preguntas o enigmas que respuestas inmediatas. Apela al intelecto mas que al corazón, y sin embargo este trabajo contiene una carga personal, y por tanto intima y emocional, al tratarse de la historia familiar pasada por el prisma de la gran Historia ( él mismo cuenta que había que darse prisa ya que temía por la muerte de su abuela ). Cuando la historia familiar se entremezcla con la historia de un estado ( de un Imperio ) es delicada la linea a seguir. Clavarino toma su tiempo, algo tan presente en este libro, fotografiando con cámara de gran formato. El tiempo y la distancia parecen esenciales aquí, el tiempo metafórico y el que pasa entre los objetos familiares, atrapados en otra época. La distancia que le permite acercarse a los lugares donde han acontecido las historias narradas por sus familiares mas cercanos, pero también la necesaria para alejarse de un discurso que la Historia ha demostrado lleno de falsedades.

El libro es un viaje apasionante y profuso, quizás demasiado, dentro de la historia del siglo pasado, confusa y violenta, contradictoria y cruel, con la colonización, la codicia, el desprecio, vivida y transmitida en primera persona. Clavarino no oculta nada, todo transpira entre las conversaciones de sus familiares, entre los recuerdos y anecdotas de fiestas, comentarios de la vida cotidiana o incidentes con los nativos. La memoria de lo que fue o que recuerdan. Sus propias fotografías son la representación de los fantasmas de la memoria que siguen presentes en estos lugares.

Pasa el tiempo en Herafter, con sus colores pasados, en los documentos amarillos, en las huellas entre las piedras, pero la historia no se detiene con la nostalgia de un Imperio ya caido, de una juventud gloriosa. El libro nos atrapa entre la belleza melancólica de sus protagonistas, el fantástico archivo, las ausencias que adivinamos y la ferocidad de la historia del Imperio cuya huella en estos lugares parece imborrable ante la mirada de Clavarino. Es, seguro, un libro importante cuyo alcance todavía no he explorado completamente, pero al que me gusta volver y volver.

Os invito a leer la conversación entre Federico y Benedetta Casagrande en donde explica el proceso para llegar al libro impreso, aquí .

Euskal Photo en Hondarribia

Que haya una feria como Euskal Photo por segunda vez en Hondarribia es una victoria a la vez que un lujo. Concretización del esfuerzo y enorme trabajo de Antonio Hurtado Zambrano, de Málaga y Álvaro del Val Tobalina, de Hondarribia, esta segunda edición, por lo que he podido ver y sentir de cerca, ha sido un éxito.

Pese a la ausencia inesperada de Chema Madoz, el cartel ha sido muy interesante. Una feria de este tipo es necesariamente plural y variada en sus temas y su público. Aquí hay mucho profesional y muchos “amateurs”, miembros de bastantes Sociedades fotográficas, cercanas y no tanto, un público que, debo de reconocerlo, no sabemos siempre atraer desde nuestra visión ( o la mía ) más reducida de fotolibros de fotografía documental o de autor.

Pese a no haber podido estar en todas las charlas, debo de decir que he disfrutado mucho de las presentaciones, entre otras, de Sandra Balsells, Marina Reina o Eugenio Recuenco, magnífico sustituto de casi última hora tras la baja inesperada de Chema Madoz. Cada uno en un registro muy distinto y personal, ha ofrecido una ponencia muy enriquecedora.

Gervasio Sánchez, presente con una exposición sobre su trabajo en Sarajevo en la Plaza de Armas, ha disfrutado también de gran parte de los encuentros.

Novedad este año, Nagore Legarreta ha podido impartir un taller familiar y en euskera, de fotografía estenopéica. También la cena ofrecida en la sociedad Arrantzale Zaharren Elkartea ha sido un gran éxito, que espero se repetirá!

Solamente quiero agradecer y resaltar aquí los esfuerzos de muchos, así como la voluntad del ayuntamiento de Hondarribia en apoyar este evento. Mi agradecimiento tambien a Goio Uriarte por su colaboración. Espero, como espectadora y este año un poco más actora, que ese apoyo se vaya consolidando cada vez más para que la presencia de la fotografía crezca en Hondarribia.

Zorionak y larga vida a Euskal Photo!

Por donde empezar…Encarnados, Tono Arias.

Llevo demasiado tiempo alejada de esta pagina, y sin embargo hay tantos libros.

Pero acaso este espacio blanco en la nube fue siempre un lugar donde compartir emociones, alegrías, dudas o temores, las que producen las obras vistas aquí, mas que un análisis de las propias obras. Para bien o para mal, se fue la calma necesaria, el tiempo dedicado.

Siguen llegando libros, (tantos…), y señales benévolas que empujan a seguir.

Hoy, desde Galicia, 3 libros.

Encarnados, Preto, DesXeo. Tono Arias. Editorial Dispara. 2019

Tono Arias, desde la periférica Galicia sigue su trabajo fotográfico, tanto como autor, editor, librero y galerista, infatigable e imprescindible actor de nuestro panorama. Esta vez publica tres libros a la vez, fruto de un trabajo de varios años retratando su tierra y sus habitantes, con su editorial Dispara.

De Galicia, su tierra amada, lejana y exótica por casi desconocida. De el Entroido, el Carnaval gallego, mezcla de ritos ancestrales y modernidad. Lejos está Galicia, o eso parece. En Encarnados, Entroido es un espacio fuera del tiempo, surreal y absurdo que tiene sus propias reglas. Es quizá un lugar mental, una

tierra de anhelos y sueños, fantasmas y apariciones. Tono nos enseña el Entroido desde los rincones íntimos , las casas, las esquinas o los cruces de caminos. En fragmentos, las imágenes cuentan historias a la vez que juegan al escondite. Los personajes de Preto no representan ningún rol, son ellos mismos, encarnados en ese instante improbable e irracional.

Tres libros rinden homenaje a esta tierra, este pueblo en el momento en que se transforma en otro, en el que ya la magia se apodera del cuerpo o este olvida que es mortal. DesXeo, el deshielo cubre todo con una capa blanca en un rito de purificación, en una noche de fantasmas. Quienes somos, pregunta Tono? Galicia se esconde a la vez que se desvela, cruda, mágica e inquietante. Encarnados y libres, como en este bello cuento cercano e íntimo.

Encarnados

Tapa blanda, desplegable. 64 paginas.32x24cm. Color. Encuadernación a caballete, cosido Singer.

Fotografías, Tono Arias.

Texto, Antón Lopo.

Diseño, Dispara. Impresión, Rodí. Encuadernación, Legatoria.

Papel, GardaPat Kiara 115gr.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 108/500. Dispara 2019

Preto

Tapa dura. 23×17 cm. Color, 64 paginas

Encuadernación suiza. Papel Munken Lynx rough 150 gr.

1° edición, numerada y firmada 198/500. Dispara 2019

DesXeo

Tapa blanda, con sobrecubierta. 29×23 cm. 80 paginas.Color

1° edición, numerada firmada. Tirada 108/500. Dispara 2019.

Noticias de la colección

Dos muestras de la colección viajan estos días fuera de la biblioteca de San Telmo:

Una pequeña muestra se puede ver actualmente en Mecànic, Barcelona, en la exposición Desobediencias, una caja de herramientas, del 28/3 al 15/5/2019

Otra muestra se verá en unos días en Oñati, para el festival Argi, del 22/4 al 5/5/2019