Maquis, Jesús Monterde.

Ha llegado el nuevo libro de Jesús Monterde, publicado por la editorial Polvora.

El autor de Nemini Parco (RM 2017), es un fotógrafo silencioso, algo alejado de los circuitos comerciales. Su trabajo, muy personal, está arraigado al entorno rural de sus orígenes, el Alto Maestrazgo.

Maquis es un viaje oscuro en la memoria de la posguerra, la de los maquis, guerrilleros antifranquistas que siguieron luchando en los años 40. Monterde recupera esa historia violenta y dura de manera emocional, sin dar detalles de nombres ni fechas. Fotografiado de noche con flash, Maquis es un trabajo íntimo e intenso, una historia de gritos ahogados bajo la nieve, como el silencio que ha seguido tras los acontecimientos trágicos, encarcelamientos o fusilamientos.

Siguiendo de noche los pasos de los maquis, recorriendo los lugares que atravesaron, donde se escondieron o murieron, Monterde crea una atmósfera que deja poco respiro al lector, preso del miedo y la oscuridad. Maquis es un libro «austero y clandestino», en palabras del propio autor.

Monterde va más lejos y interviene las fotografías, las pinta, las entierra, las cubre con la misma tierra que pisaron sus protagonistas. Las cose con hilo rojo, como si quisiera transmitirnos las cicatrices del pasado, luchando contra el olvido. Escrito a mano en la cubierta con pigmentos naturales, Maquis da cuerpo a la historia y la trae al presente.

Maquis es un libro honesto, sincero y brutal. Un libro emocional , cargado de memoria, de polvo y sangre. Es el trabajo de un autor inclasificable y entrañable, y necesario.

Maquis, Jesús Monterde.

Editorial Polvora verlag, Polvora nº 12. 2022.

Fotografías Jesús Monterde. Texto Raül González Devís, traducción Natàlai Pitarch Roca.

diseño, Polvora.

14 x21cm, 108 páginas, offset. Papel natural Smooth

Cubierta pintada a mano con pigmentos naturales.

Tirada ?

Septiembre 2022.

3X4=ORAIN, San Telmo Museoa.

To read in English, scroll down.

Se inauguró con mucho público el viernes 15 de julio la exposición 3X4=ORAIN en la sala Laboratorio del Museo San Telmo. La idea de esta muestra nace con la voluntad de acercar el fotolibro al gran público, dar a conocer de cerca su riqueza y posibilidades narrativas, así como su relevancia en nuestra sociedad actual, tanto por sus temas como por sus carácteristicas y diseño.

Jon Cazenave, comisario de la muestra, propuso 3 temas ejes para la selección de libros dentro de la colección: cine, música y literatura, tres disciplinas con lazos evidentes en la edición de fotolibros. 12 libros se mandaron a 12 autores vascos destacados en estas disciplinas, para que nos compartan su mirada, reflexión o comentario ante la publicación recibida. Muchas o muchos de esos autores poco conocían del fotolibro, o apenas se habían acercado a él. La impresíon que tengo es que este nuevo dialogo nacido entre ellos ha resultado ser una maravillosa experiencia. Desde aquí mi profundo agradecimiento a todas y todos ellos!

18 libros más aparecen en la exposición, siguiendo los mismos ejes, presentados, comentados y fotografiados por el propio Jon Cazenave, que ha realizado un trabajo titanesco con el tiempo y medios impartidos, con la colaboracíon de Alberto Salván de tres tipos graficos, en el diseño gráfico y puesta en espacio.

En la muestra se puede ver también obra en pared, y obra de gran belleza, prestada con generosidad por algunos de los autores de los libros escogidos: De Middel, Barón, Meeks, Clavarino, Keppel, Van der Molen, Ortiz y un vídeo en el caso de la obra Matter/Burn out, de Daisuke Yokota.

Esta es la relación de libros expuestos en la muestra:

CINE

Los últimos días vistos del rey/ Julián Barón, por Arantza Santesteban.

Unnamed road/ Jungjin Lee, por Maddi Barber.

Rasen Kaigan/ Lieko Shiga, por Oskar Alegria.

Raised by wolves/ Jim Goldberg, por Koldo Almandoz.

Por Jon Cazenave:

Red Flower-The women of Okinawa/ Mao Ishikawa.

Hustlers/Philip-Lorca Dicorcia

The great unreal/ Taiyo Onorato& Nico Krebs

A las 8 en el bar Eusebi/ Salvi Danés.

Funeral Train/ Paul Fusco

So it goes/ Miho Kajioka

MÚSICA

Sequester/ Awoiska van der Molen, por Judith Jáuregui

Flat finish/ Stephan Keppel, por Ramon Lazcano.

Matter. Burn out/ Daisuke Yokota, por Anari Alberdi.

Hanon/ Yoshinori Mizutani, por Pello Ramirez.

Por Jon Cazenave:

Hellsinki/ Eloi Gimeno.

Gaudí.Impresiones íntimas/Aitor Ortiz

Cry of an echo/ Malgorzata Stankiewicz

End of an age/ Paul Graham

Utatane/ Rinko Kawauchi.

Umbra/Viviane Sassen.

Literatura

Party/ Cristina de Middel, por Miren Agur Meabe.

Halfstory Halflife/ Raymond Meeks, por Karmele Jaio.

Italia O Italia/ Federico Clavarino, por Harkaitz Cano.

Parce que…/ Sophie Calle, por Eider Rodriguez.

Por Jon Cazenave:

Elizabeth. I want to eat/ Mariken Wessels.

On abortion/ Laia Abril.

In this dark wood/ Elisabeth Tonnard.

Looking for my father/ Natalya Reznik.

Postcards from home/ Roc Herms.

Small things in silence/ Yamamoto Masao.

Esta selección, como el resto de la colección, es variada e internacional (siempre ganan los japoneses, pero descubro que hay muchos nombres holandeses). En ella se encuentran libros muy recientes y otros ya clásicos, unos bien conocidos y otros por autores quizá menos evidentes, pero no menos pertinentes. No se ha buscado rabiosa actualidad, pero On Abortion de Laia Abril es la prueba de que los fotolibros tratan de temas que son retos del mundo que nos rodea, desgraciadamente en este caso.

Se podrían haber escogido muchos libros, ahora mismo me vienen tantos a la cabeza, que cabrían perfectamente en esta exposición! Ojalá estos, indiscutibles en mi opinion, despierten interés y curiosidad para acercarse a ellos con una mirada nueva. Siempre ha sido mi implicación al depositar la colección en el museo San Telmo la de trabajar por el mayor conocimiento del fotolibro, su estudio en profundidad, su accesibilidad.

Cuando veo la sala Laboratorio, llena de luz, convertida en sala de estudio fluida y clara, de fácil y sutil circulación gracias a su señalítica por colores, pienso que esta exposición, humilde por los medios empleados pero ambiciosa en su concepto y contenido, logra sus expectativas. Quiero dar las gracias a Jon Cazenave por su implicación y dedicación inagotable durante meses para conseguir este resultado, y al Museo San Telmo por hacerlo posible. La muestra estará visible hasta el 30 de octubre, con entrada gratuita. Ojalá pueda circular más adelante para llegar a más gente!

También me hace especial ilusión poder contar con un catálogo de 88 páginas en forma de newsprint, que recoge todos los textos en 4 idiomas (euskera, castellano, francés e inglés) además de información sobre los libros. Ya sabéis de mi amor por el papel, y por que quede huella física de este trabajo…

Para los que no podáis acercaros al museo, se puede descargar la publicación desde su web , aquí.

Habrá visitas guiadas y talleres asociados a la muestra, toda la información en la página web del museo.

Con mucha ilusión espero veros en San Telmo!!!.

In English,

The exhibition 3X4=ORAIN was inaugurated with a large public on Friday, July 15, in the Laboratory room of the San Telmo Museum. The idea of this exhibition was born with the desire to bring the photobook closer to the general public, to make its richness and narrative possibilities known, as well as its relevance in our current society, both for its themes and for its characteristics and design.

Jon Cazenave, curator of the exhibition, proposed 3 core themes for the selection of books within the collection: cinema, music and literature, three disciplines with obvious ties in photobook publishing. 12 books were sent to 12 outstanding Basque authors in these disciplines, so that they can share their views, reflections or comments on the publication received. Many or many of these authors knew little about the photobook, or had barely approached it. The impression I have is that this new dialogue born between them has turned out to be a wonderful experience. From here my deep gratitude to each and all of them!

18 more books appear in the exhibition, following the same axes, presented, commented on and photographed by Jon Cazenave himself, who has carried out a titanic work with the time and means imparted, with the collaboration of Alberto Salván of three graphic types, in the graphic design and setting in space.

In the exhibition you can also see works on the wall, and works of great beauty, generously loaned by some of the authors of the chosen books: De Middel, Barón, Meeks, Clavarino, Keppel, Van der Molen, Ortiz and a video on the case of the work Matter/Burn out, by Daisuke Yokota.

This is the list of books exhibited in the exhibition:

CINEMA

The last days seen of the king / Julián Barón, by Arantza Santesteban.

Unnamed road/ Jungjin Lee, by Maddi Barber.

Rasen Kaigan/ Lieko Shiga, by Oskar Alegria.

Raised by wolves/ Jim Goldberg, by Koldo Almandoz.

By Jon Cazenave:

Red Flower-The women of Okinawa/ Mao Ishikawa.

Hustlers/Philip-Lorca Dicorcia

The great unreal / Taiyo Onorato & Nico Krebs

At 8 in the bar Eusebi/Salvi Danés.

Funeral Train/ Paul Fusco

So it goes/ Miho Kajioka

MUSIC

Sequester/ Awoiska van der Molen, by Judith Jáuregui

Flat finish/ Stephan Keppel, by Ramon Lazcano.

Matter. Burn out / Daisuke Yokota, by Anari Alberdi.

Hanon/Yoshinori Mizutani, by Pello Ramirez.

By Jon Cazenave:

Hellsinki / Eloi Gimeno.

Gaudí. Intimate Impressions/Aitor Ortiz

Cry of an echo/ Malgorzata Stankiewicz

End of an Age / Paul Graham

Utatane/ Rinko Kawauchi.

Umbra/Viviane Sassen.

Literature

Party/ Cristina de Middel, by Miren Agur Meabe.

Halfstory Halflife/ Raymond Meeks, by Karmele Jaio.

Italy Or Italy/ Federico Clavarino, by Harkaitz Cano.

It seems that…/ Sophie Calle, by Eider Rodriguez.

By Jon Cazenave:

Elizabeth. I want to eat/ Mariken Wessels.

On abortion/ Laia Abril.

In this dark wood / Elisabeth Tonnard.

Looking for my father/ Natalya Reznik.

Postcards from home/ Roc Herms.

Small things in silence/ Yamamoto Masao.

This selection, like the rest of the collection, is varied and international (the Japanese always win, but I discover that there are many Dutch names). In it you will find very recent books and others already classics, some well known and others by perhaps less obvious authors, but no less pertinent. No rabid news has been sought, but On Abortion by Laia Abril is proof that photobooks deal with issues that are challenges of the world around us, unfortunately in this case.

Many books could have been chosen, so many come to mind right now, that would fit perfectly in this exhibition! Hopefully these, indisputable in my opinion, arouse interest and curiosity to approach them with a new look. My implication in depositing the collection in the San Telmo museum has always been to work for greater knowledge of the photobook, its in-depth study, its accessibility.

When I see the Laboratory room, full of light, converted into a fluid and clear study room, with easy and subtle circulation thanks to its colored signage, I think that this exhibition, humble by the means used but ambitious in its concept and content, achieves my expectations. I want to thank Jon Cazenave for his involvement and tireless dedication over the months to achieve this result, and the San Telmo Museum for making it possible. The sample will be visible until October 30, with free admission. Hopefully it can circulate later to reach more people!

I am also especially excited to have an 88-page catalog in the form of a newsprint, which includes all the texts in 4 languages ​​(Basque, Spanish, French and English) as well as information about the books. You already know about my love for paper, and why there is a physical trace of this work…

For those of you who cannot go to the museum, you can download the publication from its website, here.

There will be guided tours and workshops associated with the exhibition, all the information on the museum’s website.

I look forward to seeing you in San Telmo!!!

Emak Bakia, Lander Rezola.

Emak Bakia, de Lander Rezola, Cuaderno de la Kursala nº86.

Fotografías, Lander Rezola.

Texto, La medida justa del oxígeno, Lara Moreno. Traducción Katie Whittemore.

Diseño underbau

Preimpresión, La Troupe. Impresión Brizzolis.

Publicado con motivo de la exposición «Emak Bakia» de Lander Rezola en la sala Kursala de la Universidad de Cádiz, comisariada por Jesús Micó. 2021

Llegó por fin Emak Bakia a casa, un objeto elegante y muy cuidado. Un libro preso de su estuche gris pero aflorando, como queriendo escapar.

Recuerdo las conversaciones en la biblioteca de San Telmo con Lander sobre como quería que fuera su libro, la encuadernación, el tamaño, el papel. Creo que estará muy satisfecho a la vista del resultado. Emak Bakia es un objeto sensible y delicado, a pesar de su aparentemente sólida cubierta.

La vulnerabilidad aflora de este libro, de su papel y tinta febríl. De entre el espacio inquietante, el aire enrarecido, las paredes que nos encarcelan. Emak Bakia es un grito sordo, un sonido apenas perceptible que acabamos identificando como el latido del corazón del autor.

«En su justa medida es la medida justa del oxígeno no quiero decir hipoxia cerebral ni enfisema en esta mañana casi fría como una traición que suena a ser cobarde o suena a alquitrán a nada sirve…»(Lara Moreno).

Escaso refugio es el hogar y sus límites cuando estos solo son el espejo que nos impide ver y nos retiene, desprovistos y solitarios, sin aliento y ciegos ante la belleza más allá de esos muros. La vraie vie est ailleurs dijo el poeta. La fotografía tiene quizá ese poder, el de dar voz al silencio, retratar el miedo, darle un cuerpo y nombrarlo. Romper muros y deshacer el miedo. En este caso lo tiene, y bello es este camino.

Emak Bakia ha visto el día, ha respirado el aire fuera de esos muros venenosos, ha sido objeto de una exposición en la Kursala de Cádiz. Zorionak, Lander, espero verte pronto en San Telmo de nuevo con tu libro, el nuestro.

Lo que queda del año.

Hacer una lista, inexorablemente. Llega esa época del año en la que empiezas a oir hablar de listas de libros y piensas en todos los que han pasado entre tus manos y han dejado huella por alguna razón. A estas alturas no sé cuales son los «mejores» libros del año. Es bastante difícil recordar fechas y nombres de todos, no llevo bien las cuentas… He visto muchos, pero cada vez me resulta más difícil hacer valoraciones o clasificaciones. Será que me hago mayor, o he visto demasiados.

El año 2021 ha sido extraño y duro. A pesar de las apariencias ( esta lista es muy larga una vez más), he comprado por mi parte bastante menos libros. La ansiedad por verlo todo es menor, y hay que aceptar las limitaciones. Pero a pesar de las dificultades la curiosidad sigue intacta, la emoción también. Puede que falten en la colección y aquí libros importantes, espero que no los imprescindibles. Quedan libros por llegar a la vuelta de Paris Photo, no descarto reactualizar la lista.

Como es habitual, esta selección es variada y muy personal. Hay libros de muchas procedencias y estilos. Nunca hay suficientes libros de mujeres o de autores no occidentales, lo reconozco y lamento. Los hay baratos, caros, y muy caros, como es el caso del de Gilles Peress… Hay alguno único, otros en ediciones muy cortas o ya agotados. Otros muchos siguen disponibles a la venta, os animo a buscarlos. Algunos enlaces llevan a librerías independientes, otros al propio editor o al autor. Es imposible hacer un comentario de todos, aunque de algunos ya he hablado en las redes o enseñado fotos. La mayoría esta ya en la biblioteca del Museo San Telmo, el resto llegará muy próximamente. Seguro que me olvido de muchos, pero en algún momento hay que cerrar la lista …

Gracias a todos por leerme por aquí, espero veros en algún momento fuera de la vida virtual. Seguimos en San Telmo para toda/o el que quiera acercarse!!!

La lista, sin ningún orden en particular:

Reaching for dawn, Elliott Verdier, Dunes edition.

Disasters of war, Khalid Hadid, Fraglish editions,

ARN, Eric Tabucchi, Nelly Monnier. Gwinzegal.

The Kent variant, David O’Mara, auto editado.

Once in a corner, Kazuyuki Yamada, Bromide.

Archivo de la memoria Trans Argentina, Verónica Vieiras, Chaco Editorial.

MNM, Valentino Barachinni, Origini edizioni

On this day, Thomas Sauvin, B-B-B Books

Encampment Wyoming- Selections from the Lora Webb Nichols Archive, 1899-1948.

Whatever you say, say nothing, Gilles Peress, Steidl.

Marvel, Marvel Harris, Mack

Somersault, Raymond Meeks, Mack.

Icaro, Irene Zottola. Ediciones Anómalas.

Räuber, Josh Kern. Eigensinn Publishing.

Unprofessional, Mathilde Sœs Rasmussen. Disko Bay books

Dad winterizing my house while the snow covers his tracks, Harrison Miller. Autoeditado, underlife editions.

Plaketak, Aitziber Orkolaga, auto editado

4am, Paul Cupido. Auto editado.

Parenthesis, Antonio Jiménez Saiz, auto editado.

The Stick, Justine Kurland, TIS Books

Not about lockdown, Alex Llovet, Ediciones Posibles.

5$ for 3 mn, Cammie Toloui, Void.

Agata, Bieke Depoorter, auto editado.

Sub Sole, Massao Mascaro, Chose Commune

Leaving and waving, Deanna Dikeman, Chose Commune.

Amma, Vasantha Yogananthan, Chose Commune.

Sota la llum del mar/ Bajo la luz del mar, Espe Pons, auto editado.

Mato Grosso, Raquel Bravo, Fuego Books.

At night gardens grow, Paul Guilmouth, Stanley Barker.

Inventaire déraisonné, Thibault Tourmente, Batt Coop (cualquier fanzine de Thibault!)

End time city, Mickael Ackerman, EXB

España color, 1985-2020. Cristóbal Hara, RM

What they saw: Historical Photobooks by Women 1843-1999, Russet Lederman & Olga Yatskevich. 10×10 Photobooks

Hygée, Manu Rouxel, Saturne Editions

Red, January 2021, Theo Elias. Auto editado.

VIA PIA, Tiane Doan Na Champassak. Auto editado, Siam’s guy books.

Scrap book- handmade edition, Hajime Kimura. Auto editado

Mi tía Ana Mari, Héctor Mediavilla. Ediciones Posibles.

Two thousand words, Roberto Aguirrezabala. Auto editado.

Freedom is nor free, Mashid Mohadjerin. Auto editado.

A vocabulary, Bruce Connew. Vapour Momenta Books, auto editado.

Love’s vestige, Lin Yu Chich. Auto editado.

Weathering Time, Nancy Floyd. Gost Books.

Ghost stories, Federico Clavarino. Ed.Anómalas.

The end of a season, o la vuelta de París.

Recién llegada y apenas vaciada la maleta me pongo a escribir estas primeras impresiones. Poder haber ido a París ya es motivo de fiesta y celebración, después de lo vivido durante casi 2 años. Seguramente todos los presentes allí habremos sentido lo mismo.

Así, desembarcar del tren y llegar a bordo del Concorde Atlantique ha sido muy emocionante, aún con mascarilla y cierta prudencia y cautela de mi parte.

El viaje a París en noviembre significa encontrarse con aquellos que compartimos el amor por el fotolibro y la fotografía, una familia variopinta con parientes cercanos y otros lejanos. Esta familia va agrandándose con los años, aunque inevitablemente no puedan estar todos sus miembros en Paris Photo. Amigos autores, editores, libreros o coleccionistas, todos intentamos encontrarnos allí. Y ver libros y buena fotografía.

Esta edición no ha fallado, y París estaba preciosa, con sol o cielo gris. Pero había cambios. El Palais Ephemère, enorme carpa de lujo detrás de la torre Eiffel, albergaba la flor y nata de las galerias internacionales con sus mejores galas, mientras en el Grand Palais se restaura la enorme vidriera y sus oros. Offprint, habitualmente en la gran sala de la Ecole des Beaux Arts, proponía este año un recorrido entre varios espacios. Muy atractivo, pero que en la realidad, por lo menos para mi, ha resultado imposible. Demasiado que ver, demasiado poco tiempo. Horarios incompatibles, actividades multiples, trayectos largos, París es también renunciar, desgraciadamente. Intento combatir mi estado de ansiedad por no poder ver todo, este año creo que lo he logrado, aún sabiendo que han quedado muchas cosas lejos de mi vista. Tant pis!

Paris Photo también es el off, con Photo Saint Germain, el Salon Approche con sus 15 galerías, el salon Vintage, con visita obligada a los amigos Clément, del Plac’Art, y Claude Lemaire de L’Ascenseur Végétal. Además de innumerables exposiciones en Beaubourg, Fondation Cartier-Bresson, la MEP, o la recién estrenada Bourse du Commerce, con la colección Pinault. De las charlas en el Palais solo he podido escuchar una y brievemente desgraciadamente, sobre la presencia de las mujeres en el fotolibro, a la vez que se daban los premios Aperture al mejor fotolibro del año en un pasillo abarrotado. Los premios de este año, que anuncié mal en facebook, por los nervios y el ambiente ruidoso, han sido estos:

Mejor primer libro, Untitled, de Sasha Phyars-Burgess, publicado por Capricious.

Mejor libro del año, The Banda journal, de Muhammad Fadli y Fatris MF

Mejor catálogo del año, What they saw: Historical photobooks by Women, 1843-1999, de Russet Lederman y Olga Yatskevich, de 10×10 Photobooks

Mención especial del jurado, Amma, de Vasantha Yogananthan, Chose Commune.

Estos dos últimos se van a poder ver muy próximamente en San Telmo. No conocía los dos otros, lo reconozco. The Banda Journal todavía no está distribuido fuera de Indonesia…

No se pueden tener todos los libros, y yo me hago mayor. Tendré que ser más selectiva. Quizá no sea el mismo entusiasmo, a pesar de conservar la misma curiosidad. He visto muchos libros este año, en mi opinión personal algunos muy buenos, pocos extraordinarios, bastantes ya conocidos. La crisis del Covid ha provocado penuria del papel, subidas de precio, retrasos en la impresión, dificultades para todo el sector. Pero tanto en el Palais como en el barco he visto mucho público y espero que las ventas hayan sido buenas para todos.

Sin querer hacer aquí un listado largo de nombres, diré que es una fiesta ver a Montse e Israel de Anómalas, a Sonia y todo el equipo de Dalpine, a Jon Cazenave firmar por fin Galerna en Paris! A Andrea Copetti del Tipi, a los chicos de Phree, a Hannah Darabi, Miguel Leache, Yumi Goto, Thibault Tourmente, Paula Anta, Russet Lederman, David Solo, Christer Ek, Daria Tuminas, Rui Ribeiral, a Anna Planas de Delpire … Escuchar con un nudo en la garganta a Michael Ackerman en su video sobre su hija en el Jeu de Paume, charlar con Gabrielle Duplantier y Stephane Charpentier, conocer por fin a Miri Rosen! Compartir tiempo con Patrick Maille, y que Raymond Meeks se vaya con un ejemplar de Novis Corpus después de un desayuno conjunto…

Todo eso no tiene precio, y es energía para los meses de invierno. Hacer planes para San Telmo y soñar en lo que podría llegar. París es una fiesta, traer una maleta de libros es traer un poco de la fiesta aquí .

No ha acabado el año, en breve vendrá a San Telmo Laura Carrascosa Vela. Llegarán las listas de mejores del año y los balances de 2021. Y más libros. Seguimos!

Somersault, Raymond Meeks. Mack Books, 2021.

Empieza el otoño, después de un verano raro. Creo que ya a nadie se le escapa que Raymond Meeks es uno de mis autores favoritos, que hace que me acerque aquí de nuevo a escribir.

Somersault es su nuevo libro, publicado una vez más por Mack, después del exito del anterior Ciprian Honey Cathedral .

En realidad este trabajo se había publicado con anterioridad por el propio Meeks en su editorial Dumbsaint, bajo el nombre Pretty girls wander, en 2011, en una edición de 40 ejemplares.

Es una suerte que trabajos poco divulgados, ya que publicados en orígen en tiradas muy cortas vuelvan a ver la luz de la mano de Mack en este caso.

Los libros autoeditados de Meeks son dificilmente reproducibles, joyas hechas a mano con copias originales. Sin embargo estas reediciones, muy cuidadas por Mack y el propio autor, son una fantástica oportunidad de conocer y divulgar la obra de Meeks. Además, como fue en el caso de la edición especial de Ciprian Honey Cathedral, este nuevo libro también tendrá su edición limitada con un cuaderno añadido hecho a mano por el propio Raymond Meeks. Un suplemento que bien vale la pena para quien conoce y ama el trabajo del autor.

Somersault / Pretty girls wander es un trabajo muy personal y familiar e íntimo. El autor, ayudado aquí por su hijo, Adam Meeks ( dos veces aparece la mención «made with Adam Meeks») retrata el momento en que su hija Abigail se hace adulta, a punto de dejar el domicilio familiar para estudiar y crear su propia vida lejos de casa e independizarse. El lugar donde uno siente la pertenencia, (no encuentro palabra exacta para lo que los anglosajones llaman a sense of place), el arraigo, son temas muy tratados por Meeks. Diría que son puntos centrales de su obra, una y otra vez. La manera en que crecemos o vivimos moviéndonos en un espacio que hacemos nuestro de manera imperceptible, para bien o para mal, incluso a nuestro pesar, la huella que dejamos en las cosas que nos rodean, el aire que respiramos. Ese espacio es el que retrata aquí Raymond Meeks, el que ha acompañado a su hija en su infancia hasta este momento en que ya está a punto de dejarlo. Ese espacio recoge la mirada de su hija, en ese momento delicado de su vida, sus dudas y temores ante lo que le espera. Somersault, una voltereta, retrata también la evidencia de la juventud, la ternura de su sonrisa , la magia de su presencia, el dolor de su ausencia.

El salto es tanto para la hija como para el padre, desarmado ante la ida ineluctable, buscando en el espacio que les une y les separa el misterio inabarcable que es su hija. No hay nostalgia aquí ni tristeza, si mucha delicadeza y la evidencia de la fragilidad, la de los seres que somos y amamos, la del tiempo que corre, la de los lugares que habitamos. Son fotografías con risas y muchos silencios, poéticas y misteriosas, secretos intuidos. Nada es para siempre, las casas pueden desplazarse, las vigas del ferrocarril están invadidas por las hierbas, los jardines se transforman bajo el efecto del tiempo y la luz maravillosa que Meeks atrapa con tanta delicadeza, tanto en color como en blanco y negro. Somersault es un objeto sensible, perfecto en su formato y tacto, cálido y elegante, íntimo y misterioso.

La profunda emoción que me procuran estas fotografías, más allá de ser tan bellas y frágiles, sigue siendo un gran misterio para mi. Será el recuerdo de la infancia, el refugio de las horas en el jardín, el olor de las rosas o de los manzanos, la ausencia de algunos seres. No le busco más el porqué o una explicación a la conexión inmediata y duradera que siento, y que me deja desarmada y sin palabras. Pienso en el tacto de una caricia sobre una vieja cicatriz, algo parecido al efecto de algunas músicas sobre el alma, las barricadas misteriosas que nos protegen de nosotros mismos.

Somersault, Raymond Meeks

Mack Books, 2021. Primera edición, firmada.

17×24,5cm. 72 paginas. Blanco y negro y color

Tapa dura. Texto, Raymond Meeks y Abigail Meeks.

Diseño Raymond Meeks, Adam Meeks y Morgan Crowcroft-Brown.

Impreso en Italia.

Somersault estará muy pronto en la biblioteca del Museo San Telmo con el resto de la colección. Conservo en casa libros y ediciones especiales de Meeks hechas a mano, menos alguna presente en el museo. Si alguien desea verlas, que me lo diga, las enseñaré encantada.

Raymond Meeks: Where Objects Fall Away from Light Work on Vimeo.

Dansu, dansu, dansu. Photobookjockey con Juan Cires

Juan Cires, en la iglesia de San Telmo.

Ayer tuvo lugar en el marco impresionante de la iglesia del Museo San Telmo un photobookjockey sobre fotografía japonesa, de la mano de Juan Cires, gran especialista de esta. Juan conoce la fotografía japonesa como (casi) nadie, y en especial su vertiente de fotolibro.

Poder disfrutar de su presencia ayer en la iglesia fue un lujo. Dansu, dansu, dansu resultó ser una suerte de «performance», mezclando imagen, película, sonido y libros, además de lectura de textos.

Japón es un mundo aparte, y como dijo Juan, adentrarse en su cultura es para un foráneo como encontrarse en Marte. Él nos llevó de la mano por su historia , sus tradiciones, por los rincones ocultos de su geografía física o sentimental, todo representado en los libros. Parte de esos eran de la colección de Juan, un tesoro bien guardado que él nos quiso compartir, y la otra parte provenían de la colección depositada en San Telmo, más contemporánea. De esta manera, cualquier representación de Dansu, dansu, dansu es única, aunque Juan ya la haya mostrado en dos ocasiones, en Madrid y Granada.

Los fotolibros japoneses son un mundo especial dentro de los fotolibros, tan arraigado está este medio de expresión dentro de la fotografía japonesa. Esta no se entendería sin el libro, su vía natural de comunicación, casi de existencia.

Ryuichi Kaneko, gran historiador de la fotografía japonesa, gran coleccionista, y participante a su vez a la exposición Fenómeno Fotolibro, murió el pasado mes de julio, y este bookjockey era también un homenaje a su persona, la que más ha obrado para dar a conocer el fotolibro japonés en el mundo entero.

Dansu, dansu, dansu saca su nombre de una novela de Haruki Murakami, y Juan recoge la idea del baile ( dance), para crear una coreografía de imágenes y sonido que van del Butō tradicional a la más feroz experimentación.

Aquí os dejo la lista completa de libros mostrados, por orden de aparición:

Syoin Kaji, Nami. 2017 (San Telmo)

Harumichi Saito, Kando. 2011

Keiko Nomura, Bloody Moon. 2006

Lieko Shiga, Rasen Kaigan 2013 (San Telmo)

Fuegos artificiales estrellas fugaces, vol.1. 1978

Hirachi Isao, Onsen geisha.1975

Tabayuki Ogawa, El tiempo seco, en The Photo Image 6, 1970.

Mao Ishikawa, Red Flower, 2016 (San Telmo)

Sakiko Nomura, Kuroyami, 2008 (San Telmo)

Ishiuchi Miyako, Mother’s, 2002 (San Telmo)

Kazuo Kitai, Resistence, 1965.

Kikuji Kawada, The map, 2015 (San Telmo)

Masatoshi Naito, Tokio, 1985.

Eikoh Hosoe, Kamaitachi, 2009 (San Telmo)

Ken Ohara, One, 1997. (San Telmo)

Sayuki Inoue, I can’t recall my first light. 2018 (San Telmo)

El formato bookjockey, ideado por Bonifacio Barrio Hijosa https://photobookjockey.wordpress.com/2013/08/26/que-es-una-sesion-bookjockey/https://photobookjockey.wordpress.com/2013/08/26/que-es-una-sesion-bookjockey/ es ideal para proponer una experiencia más amplia y enriquecedora, una lectura más lúdica o profunda, acercándonos al libro de manera distinta. Este, el segundo en la lista ya larga de actividades organizadas por la colección en San Telmo, ha sido intenso, emocionante y espectacular.

Espero se alargue la lista. Desde aquí, mil gracias a Juan Cires y a San Telmo por la organización.

#spreadtheloveofphotobooks

#YELNUESTROCUÁNDO

El 26 de mayo de 2021, hace unos pocos días, se presentó al público la Plataforma Centro de Fotografía e imagen, en una rueda de prensa retransmitida en directo desde el Circulo de Bellas Artes de Madrid. La plataforma, presidida por Juan Manuel Castro Prieto, premio nacional de fotografía, agrupa un gran número de fotografos, comisarios, galeristas, periodistas, actores vinculados de cerca o lejos a la comunidad fotográfica en España.

Con el respaldo de los 17 premios nacionales vivos, con un logotipo inspirado en una fotografía icónica de Ramon Masats diseñado por Pollobarba, la Plataforma ha lanzado su Manifiesto para la creación de un Centro de Fotografía e imagen, reclamando la necesidad de una casa de todas y todos, abierta y dinámica, un lugar donde guardar el patrimonio y archivos, fomentar la educación, apoyar a los fotógrafos, mostrar todas las corrientes , abordar desde una casa común los retos de la sociedad bajo el prisma de la imagen. Este proyecto no es nuevo, desde hace años se ha intentado abrir cauces de comunicación con las instituciones para avanzar en su realización, con poco éxito.

Como dijeron los portavoces de la plataforma ese día, el ya mencionado Castro Prieto acompañado de Sandra Maunac, comisaria, Nerea Ubieto, gestora cultural, Alejandro Castellote, comisario, ya no es tiempo de esperar si no de trabajar conjuntamente, reunir e integrar la gran familia de la fotografía en España.

Desde mi posición de coleccionista de fotolibros, colaboradora de una institución como es el Museo San Telmo, creo muy necesaria la creación de este centro público, algo que ya existe en muchos países vecinos que apoyan firmemente la fotografía como Francia por ejemplo. Trabajar con el archivo, conservar un patrimonio, formar y divulgar son también los objetivos de la colección. He tenido la suerte de participar a la comisión creadora del Manifiesto y de seguir de muy cerca los primeros pasos de la plataforma. Desde aquí solo puedo apoyar esta iniciativa y difundir su mensaje, así como animaros a todas y todos a firmar este Manifiesto, si os sentis miembros de esta gran familia. Ya más de 5700 personas han aportado su apoyo.

No hace falta ser profesional , solo tener en comun el deseo de ver por fin realizado un centro público, un espacio abierto e integrador, para amar, guardar y difundir la fotografía. Si queremos conseguirlo será entre todos , apoyando este iniciativa. Únete !!!

https://sites.google.com/view/centrodefotografiaeimagen

https://www.instagram.com/centrodefotografiaeimagen/

https://www.facebook.com/centrodefotografiaeimagen

Twitter: @centrofotoimag

#centrodefotografíaeimagen

Hasta luego, Paco.

Hoy nos dicen que ha muerto Paco Llop, fotógrafo y fundador de Debacle Ediciones. No he llegado a conocerle personalmente pero sí creo sin embargo haber tenido con él una relación muy cercana durante los meses que duró la creación de Novis Corpus, acompañada también por Tereza Uzeda y Christer Ek.

Paco nos ayudó en todos los momentos del proyecto con una energía, entrega y entusiasmo sin fisuras.

Ya conocía entonces su trabajo como fotógrafo. Tenía sus libros El río invisible y Habitario, con la recién estrenada editorial Debacle. También había adquirido el primer libro de Paco Martí, La vida sencera, que él mismo editó.

Paco era amante de una fotografía silenciosa y cercana, amante de su entorno y su familia, de lo que le rodeaba y que veía desaparecer poco a poco como el río Turia a su paso por Valencia. Y parecía infatigable.

Sin embargo a lo largo de las discusiones que tuvimos para atar todos los cabos de Novis Corpus, descubrimos su enfermedad y como lidiaba con ella, el cansancio provocado por los tratamientos, los golpes que le daba. Lo contaba con un humor y una ironía que me impresionaba, y creo que puedo hablar en nombre de todo el grupo. A pesar de todo no rebajaba nunca su entusiasmo y su ayuda a lo largo de todo el proyecto.

Un momento que me impactó especialmente fue cuando, habiéndonos mandado sus fotografías para contribuir en el proyecto, cambió completamente de rumbo, dándonos dos fotos de sus hijos. Eran fotos frontales, vivas, de dos jóvenes con aficiones, en acción. Él nos dijo entonces que esa era la imagen que quería dar de este momento que vivía, lo que era importante para él. Algo para pensar en el futuro de manera esperanzadora.

Debacle ha ido publicando grandes libros sin parar, con una bulimia que bien podía ser la lucha contra el tiempo impartido por la enfermedad, sin bajar nunca los brazos, como una metáfora de la fotografía, la memoria contra el olvido, un guiño a la muerte, con amor.

Quedan los libros y ese infatigable entusiasmo y cariño. Hasta siempre Paco, amigo, gran persona, gran fotógrafo.

Arriba, fotografía Paco Llop, de su proyecto Tiempo despacio.

Grandes adquisiciones para la colección en San Telmo.

Hoy es un día para celebrar, San Telmo Museoa anuncia la compra de 30 libros que vienen a enriquecer la colección.

Se trata de primeras ediciones de grandes clásicos, como American Photographs de Walker Evans, Made in France de Richard Avedon, East 100th Street o Subway de Bruce Davidson o Les Americains de Robert Frank en la edición de Delpire de 1958. También el Life is good and good for you in New York, de William Klein de 1956. Tulsa de Larry Clark, o el hipnótico y elegante Water’s edge de Harry Callahan.

He de decir que me hace especial ilusión contar con la primera edición del mítico Kodachrome de Luigi Ghirri, de Varianti de Guido Guidi o Les plages du Var, de Massimo Vitali, especialmente pensando en la procedencia de todos estos libros, la colección de una persona que durante años ha coleccionado con pasión y un gran ojo para la fotografía y que ha sido para mi maestro y gran modelo. Alessandro Calandra ha juntado una fabulosa colección de libros, y es una gran suerte que podamos contar en San Telmo con algunos de ellos.

Ha

Muy especial es Mother, de la gran autora japonesa Miyako Ishiuchi, ganadora del premio Hasselblad y que ha representado a Japon en la Biennale de Venecia en 2005 con este trabajo.

In the car with R, de Rafal Milach, The cars that ate Bangkok de Philip Blenkinsop, Gomorrah Girl, de Valerio Spada, Miguel Calderon, de 2007 o Interrogations de Donald Weber son libros imprescindibles que faltaban hasta hoy en la colección, y ahora pasan a ser accesibles.

También accesibles son las publicaciones de Antony Cairn, libros especiales y experimentales como pocos.

Habría mucho que decir de todos estas grandes publicaciones, y seguramente volveremos a verlas aquí con calma. Terminaré esta nota corta resaltando que entran a formar parte de la colección los panfletos de propaganda nazi que pudimos ver colgados en la exposición Fenómeno Fotolibro, documentos históricos.

Todos estos libros están en la biblioteca, accesibles para todos, pero con cuidado por supuesto. Son joyas de biblioteca, algunos frágiles… Para mi es emocionante poder verlos de cerca, espero que podáis sentir la misma emoción.

Desde aquí doy las gracias a San Telmo por la voluntad y el esfuerzo en reforzar la linea en pro del fotolibro. Creo, sin falsa modestia, que la colección reunida aquí tiene un gran valor y es un referente a nivel nacional o internacional. También reitero las gracias a Alessandro Calandra, él me enseñó muchas veces a mirar entre libros, compañero de mirada apasionada.

Os invito a ir a San Telmo, a descubrir y pasar tiempo con estos libros, ahora son también vuestros, de todos.

Aquí la lista de libros:

Evans, Walker . American Photographs (1938)

Hoffmann, Heinrich. Winterhilfwerk-heftchen (minilibros para el auxilio de invierno) (1938-c.)

Klein, William. Life is good & Good for you in New York: trance, witness, revels (1956)

Frank, Robert. Les Américains (1958)

Baranowski, Kurt (dir.) . Die Deutsche Volkpolizei (La Police du peuple allemand) (1965)

Davidson, Bruce . East 100th Street (1970)

Clark, Larry . Tulsa (1971)

Ghirri, Luigi . Kodachrome (1978)

Callahan, Harry . Water’s Edge (1980)

Davidson, Bruce . Subway (1986)

Guidi, Guido . Guido Guidi, varianti (1995)

Blenkinsop, Philip . The cars that ate Bangkok (1996)

Vitali, Massimo . Les plages du Var. Les pieds dans l’eau (2000)

Avedon, Richard . Richard Avedon: Made in France (2001)

Ishiuchi, Miyako . Mother’s (2002)

Ohtake, Shinto . UK77, digging my way to London (2004)

Kranzler, Paul . Land of milk and honey  (2005)

Johansson, Gerry . Sverige (2005)

Calderón, Miguel . Miguel Calderón (2007)

Donovan, Wylie ; Prus, Timothy . Scrapbook (2009)

Cairns, Antony . LDN (2010)

Milach, Rafal . In the car with R (2011)

Weber, Donald . Interrogations (2011)

Spada, Valerio . Gomorrah girl (2011)

Groschen / Messer . Aus Anderer Sicht = the other view (2011)

Johansson, Gerry . Oglunda (2011)

Milach, Rafal . Stand-by (2012)

Johansson, Gerry . Hattfabriken/Lunckewalde (2012)

Cairns, Antony . LPT (2012)

Milach, Rafal . House (2013)

Cairns, Antony . LDN 3 (2014)

La nota de prensa del museo donde se anuncian próximos eventos :

San Telmo Museoa adquiere primeras ediciones de fotolibros de referencia para complementar y enriquecer la Colección Gabriela Cendoya Bergareche

American photograhs de Walker Evans, editado por primera vez en 1938,  Life is good & Good for you in New York: trance, witness, revels, de William Klein publicado en 1956, y Les Américains, de Robert Frank que vio la luz por primera vez en Francia en el año 1958, son tres de los 30 libros clásicos de fotografía que el Museo San Telmo ha adquirido para complementar y enriquecer la Colección de fotolibros Gabriela Cendoya Bergareche (GCBC). Esta colección, que ya suma más de 2.700 títulos, está situada en la biblioteca del museo y es de consulta pública y gratuita.

Con el asesoramiento de Gabriela Cendoya, el museo ha comprado también Subway y East 100th Street del norteamericano Bruce Davidson, o Tulsa, de Larry Clark, en su primera edición. La coleccionista afirma que se trata de “documentos importantes que todos podremos ver de cerca. Es emocionante poder pasar las páginas de estos libros -con precaución por supuesto-, son joyas de bi- blioteca, y como tal se van a tratar”.

Made in France, trabajo no muy conocido de Richard Avedon para Harper’s Bazaar en los años 50, es otro ejemplo de la importancia de estas adquisiciones. En este libro de gran formato descubrimos como nunca hasta ahora los secretos del fotógrafo, con anotaciones a mano incluidas. 

Los panfletos de propaganda nazi de Heinrich Hoffmann, de 1938, por su parte, son obras históricas que pudimos ver en San Telmo en la exposición Fenomeno Fotolibro y que ahora pasan también a formar parte del fondo de la biblioteca. 

Este es el listado de estas primeras ediciones de algunos de los grandes clásicos de la fotografía que ha adquirido San Telmo Museoa: 

Evans, Walker . American Photographs (1938)

Hoffmann, Heinrich. Winterhilfwerk-heftchen (minilibros para el auxilio de invierno) (1938-c.)

Klein, William. Life is good & Good for you in New York: trance, witness, revels (1956)

Frank, Robert. Les Américains (1958)

Baranowski, Kurt (dir.) . Die Deutsche Volkpolizei (La Police du peuple allemand) (1965)

Davidson, Bruce . East 100th Street (1970)

Clark, Larry . Tulsa (1971)

Ghirri, Luigi . Kodachrome (1978)

Callahan, Harry . Water’s Edge (1980)

Davidson, Bruce . Subway (1986)

Guidi, Guido . Guido Guidi, varianti (1995)

Blenkinsop, Philip . The cars that ate Bangkok (1996)

Vitali, Massimo . Les plages du Var. Les pieds dans l’eau (2000)

Avedon, Richard . Richard Avedon: Made in France (2001)

Ishiuchi, Miyako . Mother’s (2002)

Ohtake, Shinto . UK77, digging my way to London (2004)

Kranzler, Paul . Land of milk and honey  (2005)

Johansson, Gerry . Sverige (2005)

Calderón, Miguel . Miguel Calderón (2007)

Donovan, Wylie ; Prus, Timothy . Scrapbook (2009)

Cairns, Antony . LDN (2010)

Milach, Rafal . In the car with R (2011)

Weber, Donald . Interrogations (2011)

Spada, Valerio . Gomorrah girl (2011)

Groschen / Messer . Aus Anderer Sicht = the other view (2011)

Johansson, Gerry . Oglunda (2011)

Milach, Rafal . Stand-by (2012)

Johansson, Gerry . Hattfabriken/Lunckewalde (2012)

Cairns, Antony . LPT (2012)

Milach, Rafal . House (2013)

Cairns, Antony . LDN 3 (2014)

Por otro parte, San Telmo Museoa sigue realizando una programación estable relacionada con el fotolibro, y coincidiendo con las actividades, el horario de consulta habitual de la GCBC se amplía y se abre también los sábados en los que hay programada alguna actividad, de 10:00 a 14:00 horas.

La programación se compone principalmente de charlas-coloquio en las que un/a artista presenta su trabajo, pero además, se ha programado un book-jockey en agosto a cargo de Juan Cires, sobre el fotolibro japonés. Además, a finales de año se ha programado una exposición sobre la Gabriela Cendoya Bergareche Collection, comisariada por el fotógrafo donostiarra Jon Cazenave.

La coleccionista donostiarra residente en Hondarribia Gabriela Cendoya Bergareche llegó a un acuerdo con el Museo San Telmo en el 2017 por el cual depositó su colección de fotolibros (entonces cuantificada en unos 2.100 ejemplares) en la biblioteca para hacerla más visible y facilitar la consulta de las personas interesadas en cualquiera de los volúmenes. A cambio, el museo se comprometió a enriquecer la colección con nuevas adquisiciones y a desarrollar una programación de calidad encaminada a favorecer el conocimiento de este tipo de expresión artística.

Los últimos 8-10 años han sido clave en la evolución del llamado fotolibro o photobook. Antes de estos años ya existían importantes libros de fotografía -y esta colección dispone de algunos de ellos-, pero en esta última década se ha producido una explosión del fenómeno del fotolibro, con muchas autoediciones y creación de nuevas editoriales nacionales e internacionales. La colección Gabriela Cendoya Bergareche refleja de modo fiel este momento especial en el trabajo editorial y creativo de autor, y actualmente es una de las más completas referidas a este periodo.