Fiebre en Madrid

Una semana ya que ha pasado la feria Fiebre Photobook 2019 en Madrid. Tan solo escribo unas palabras cortas por falta de tiempo para contar mi visita este otoño a la feria. Este año con una nueva sede, la antigua fabrica El Aguila, y con nuevas ambiciones, acompañadas de una ayuda institucional.

Fiebre es la mayor cita para fotolibros en España, el lugar donde se plasma el estado de ánimo de editores y autores, y también la salud física, mental y financiera de todo el mundo involucrado. Hablo de salud, ya que el nuevo diseño/logo de la feria era claro: luchar contra el mal de altura del fotolibro.

En lo que me concierne, no voy a Madrid a curarme de mis males, que son varios y profundos. Mas bien voy a caer en sus brazos, gustosa y con alevosía. Madrid significa ver a muchos amigos y poder disfrutar de buenas exposiciones, ademas de descubrir libros y autores nuevos. Y eso no ha fallado.

En esta edición además he tenido el honor y la gran alegría de participar activamente, invitada por los organizadores, incansables y entusiastas Miren Pastor y Olmo González Moriana. He podido ser parte del jurado a mejor maqueta, viendo de primera mano mas de 130 proyectos. Enhorabuena al ganador Juan Orrantia con su libro Like stains of red dirt!

También me invitaron a participar en un bookjockey sobre libros japoneses ( uno de mis males…) con mi amigo y admirado Juan Cires, uno de los mayores especialistas de esos mismos libros, y no solo en el estado español. Para mi ha sido un reto y una alegría compartir con él libros y afición. Ha sido un dialogo/juego entre libros clásicos y contemporáneos, acompañados de una lectura de textos de los propios autores, magistralmente realizada por Aránzazu San Gines. Espero que el público lo haya disfrutado tanto como yo.

Fiebre han sido muchos eventos: exposición de maquetas, charlas, talleres como el ofrecido por Valentina Abenavoli, de la editorial Akina, o el familiar de Alejandro Marote y Angela Losa. Otro momento importante y muy emotivo ha sido el homenaje a Eloi Gimeno, recientemente desaparecido. La exposición Puto Eloi, el bookjockey de Julián Barón, seguido de un encuentro con sus amigos mas cercanos ha plasmado el sentimiento de dolor y la ausencia que ha dejado Eloi.

Es dificil nombrar aquí a todos los amigos, editores, autores y libros queridos, sin olvidarse de nadie. Solo voy a resaltar tres o cuatro, que los demás me perdonen…

Oriol Miñarro llegó a Madrid y pudo encontrarse con su libro Welcome to the Barrio, a la vez que con su editor, Paco Gómez de Fracaso Books, y amigos o mecenas. Fue un gran momento encontrarnos allí y celebrar ese momento tan esperado.

También fue alegre el encuentro con Tiffany Jones, alma mater de Overlapse, con la primera aparición del nuevo libro de Pascual Martínez y Vicent Sáez, The Saxons of Transylvania, su segundo libro que acontece en Rumanía. Un libro precioso y muy cuidado, como acostumbran las publicaciones de Overlapse.

Ha habido bellos descubrimientos, como el del trabajo de Lucía Peluffo, No sé si es una tormenta, con un gran concepto y una muy bella realización. No lo dejéis pasar si podéis!

Los chicos de Cal’Isidret presentaban nada menos que tres nuevas publicaciones, entre ellas el muy bonito homenaje de Roger Guaus a su abuelo y abuela.

Solo añadiré la presencia en primicia de la nueva publicación de Akina, el libro The Gray Line, de Laura Rodari, libro que se presenta oficialmente en París en unos días, y que creo va a ser uno de los grandes libros del año. Una suerte poderlo ver aquí, y emocionante verle a Valentina Abenavoli terminar el libro a mano.

Mucha y buena Fiebre, y muchos libros. La feria se hace mayor sin perder su entusiasmo y sentido de la fiesta. Espero que las cifras hayan acompañado lo que parece ha sido todo un éxito!

Nos vemos el año que viene, si aguanta el cuerpo, sin cura para tal afición. Larga vida a Fiebre!

Y París a la vuelta de la esquina, que nos coja confesados…

WorldPhotobook Day en Hondarribia. 3

LLegaron las caravanas, y estabamos esperándoles como si fueran los Reyes Magos. Aparcaron en pleno centro de Hondarribia, junto al barco Mariñel como previsto, trayendo fotografía de la buena como mirra y encienso.

Para luchar contra la tormenta anunciada nos había abierto las puertas del auditorio Goio Uriarte, del ayuntamiento de Hondarribia, y le doy desde aquí las gracias infinitas por su apoyo y su ilusión. Allí pude dejar la maleta de libros llegados recientemente para verlos leerlos y tocarlos a salvo.

No llegó la tormenta ni la lluvia, hasta llegada la noche, y pudimos disfrutar de la presencia de Eli y Carlos con su Bitxa, y de Juanan Requena con la Ínsula esperada.

Se acercó la gente: unos timidamente, mirando los artefactos con extrañeza, la instalación del estudio fotográfico, la pequeña caravana ( casi parecía un juguete!) y su cartel de “mas pequeña exposición fotografica sobre ruedas del mundo”. Eso prometía.

Vinieron amigos conocidos y otros a quien todavía no había puesto cara. Vino mi cartero, fiel amigo de un día si y otro casi también…

Hubo charlas, retratos hechos por Carlos, de uno, dos o tres, hubo risas y abrazos. Hubo una merienda ( gracias Irene y Álvaro !!!)

Y ibamos entrando de uno en uno en la caravana, como si fuese un lugar sagrado, un espacio misterioso.

Entrábamos sabiendo que era un momento privilegiado que se nos ofrecía. Y lo fue. El pequeño universo de Juanan Requena es un espacio libre e intimo, ese que todos perseguimos en algún momento de nuestras vidas y al que él ha llegado, o quizá esté muy cerca de alcanzar. La Ínsula es contenido y continente, es el propio camino, trazado cada día y escrito en el diario de Juanan. Cada uno de nosotros podría contar lo que ha sentido allí. Un momento de paz fuera del tiempo, una invitación a viajar, emociones o recuerdos, sensaciones cálidas acompañadas de música. Ese momento es de cada uno de nosotros.

La Ínsula recorrerá kilómetros, a su paso, lentamente, solo os puedo invitar a acercaros a ella, seguro que pasará cerca de vosotros en algún momento. Solo voy a poner aquí una foto del interior, para conservar la magia de este momento.

La jornada se prolongó, y se apagaron las luces. Pero seguirán brillando en nuestros ojos. Que siga la fotografía y sigan los libros. Perdón por mis malas fotos, y gracias a todos!!!

El año que viene, otro World PhotoBook Day. Nos volveremos a ver!

World Photobook Day en Hondarribia (2)

Otra gran noticia para el día 14 de octubre en Hondarribia!

A la visita de Juanan Requena se añade la de nuestros amigos de Nomad Studio!!! Eli Garmendia y Carlos Pericás llegarán hasta el barco Mariñel con su estudio fotográfico sobre ruedas para estar con nosotros . La Bitxa junto a Ínsula Nómada!!!

Estarán por la tarde junto a la caravana de Juanan ( de 5 a 8h ) con el estudio abierto y preparado si queréis quedar retratados como lo hicieron conmigo. Además nos hablarán de su gran proyecto de retratar las gentes de Gipuzkoa

Estáis todos invitados!!! Se prevee una gran fiesta de la fotografía a este lado del Bidasoa!!! Aupa Hondarribia y la fotografía!

#worldphotobookday#readerAnna

World photobook day en Hondarribia con Juanan Requena.

El 14 de octubre es el día mundial del fotolibro, y este año lo celebramos por todo lo alto, con la visita de Juanan Requena con su caravana La Ínsula Nómada!

En pleno centro de Hondarribia, entre el edificio de Itxas Etxea y el barco Mariñel atracará la ínsula, y estará abierta por la tarde , de 17 a 21h, para todo el que quiera acercarse. Juanan nos enseñará sus últimas obras, algunas creadas en la carretera, y sus maravillosos libros, anuario y diario que va rellenando durante su viaje. Además la caravana es también laboratorio, y puede que la magia del revelado opere en su interior.

Estar con Juanan es compartir tiempo lento y pasión, conversaciones, poesía y luz cálida. Es saber que un rato puede convertirse en una noche, y que las imágenes y las palabras pueden cambiar nuestra ruta. Es una experiencia íntima a la cual estamos todos invitados . Es una gran suerte tenerlo con nosotros ese día.

Y al ser día de libros y estar yo tan cerca de casa bajaré algunos que han llegado últimamente a casa para que los veamos juntos.

Habrá galletas de chocolate y más sorpresas. Venid todos a la fiesta!!!

Y como una cosa buena no viene sola, tengo el gran placer de ir invitada el jueves 17 a las 20h30, a la Sociedad Fotográfica de Zarautz, para dar una charla sobre fotolibros y la colección de San Telmo. Así que llenaré mi maleta de libros y me juntaré con los amigos de la bella y muy fotográfica ciudad de Zarautz.

Nos vemos muy pronto, celebrando una vez más a Anna Atkins!

World #Photobook Day#readerAnna

Por donde empezar…Encarnados, Tono Arias.

Llevo demasiado tiempo alejada de esta pagina, y sin embargo hay tantos libros.

Pero acaso este espacio blanco en la nube fue siempre un lugar donde compartir emociones, alegrías, dudas o temores, las que producen las obras vistas aquí, mas que un análisis de las propias obras. Para bien o para mal, se fue la calma necesaria, el tiempo dedicado.

Siguen llegando libros, (tantos…), y señales benévolas que empujan a seguir.

Hoy, desde Galicia, 3 libros.

Encarnados, Preto, DesXeo. Tono Arias. Editorial Dispara. 2019

Tono Arias, desde la periférica Galicia sigue su trabajo fotográfico, tanto como autor, editor, librero y galerista, infatigable e imprescindible actor de nuestro panorama. Esta vez publica tres libros a la vez, fruto de un trabajo de varios años retratando su tierra y sus habitantes, con su editorial Dispara.

De Galicia, su tierra amada, lejana y exótica por casi desconocida. De el Entroido, el Carnaval gallego, mezcla de ritos ancestrales y modernidad. Lejos está Galicia, o eso parece. En Encarnados, Entroido es un espacio fuera del tiempo, surreal y absurdo que tiene sus propias reglas. Es quizá un lugar mental, una

tierra de anhelos y sueños, fantasmas y apariciones. Tono nos enseña el Entroido desde los rincones íntimos , las casas, las esquinas o los cruces de caminos. En fragmentos, las imágenes cuentan historias a la vez que juegan al escondite. Los personajes de Preto no representan ningún rol, son ellos mismos, encarnados en ese instante improbable e irracional.

Tres libros rinden homenaje a esta tierra, este pueblo en el momento en que se transforma en otro, en el que ya la magia se apodera del cuerpo o este olvida que es mortal. DesXeo, el deshielo cubre todo con una capa blanca en un rito de purificación, en una noche de fantasmas. Quienes somos, pregunta Tono? Galicia se esconde a la vez que se desvela, cruda, mágica e inquietante. Encarnados y libres, como en este bello cuento cercano e íntimo.

Encarnados

Tapa blanda, desplegable. 64 paginas.32x24cm. Color. Encuadernación a caballete, cosido Singer.

Fotografías, Tono Arias.

Texto, Antón Lopo.

Diseño, Dispara. Impresión, Rodí. Encuadernación, Legatoria.

Papel, GardaPat Kiara 115gr.

1° edición, numerada y firmada. Tirada 108/500. Dispara 2019

Preto

Tapa dura. 23×17 cm. Color, 64 paginas

Encuadernación suiza. Papel Munken Lynx rough 150 gr.

1° edición, numerada y firmada 198/500. Dispara 2019

DesXeo

Tapa blanda, con sobrecubierta. 29×23 cm. 80 paginas.Color

1° edición, numerada firmada. Tirada 108/500. Dispara 2019.

Noticias de la colección

Dos muestras de la colección viajan estos días fuera de la biblioteca de San Telmo:

Una pequeña muestra se puede ver actualmente en Mecànic, Barcelona, en la exposición Desobediencias, una caja de herramientas, del 28/3 al 15/5/2019

Otra muestra se verá en unos días en Oñati, para el festival Argi, del 22/4 al 5/5/2019

The Armies of those i love, One side will have to go. David Mondedeu.

2

 

The Armies of those i love y One side will have to go son los dos nuevos libros de artista de David Mondedeu. David es un artista que yo calificaría de silencioso, apartado de alguna manera del circuito del Arte, por su forma tan exigente y radical de trabajar y compartir su trabajo. Sus obras son tiradas únicas o muy confidenciales. En este caso, uno solo para The Armies, 10 copias para One side will have to go. Trabaja siempre con fotograbados polímeros, una técnica que añade a la obra, a mi modo de ver, un elemento poético muy importante, una vibración del aire que lo envuelve.

Y es que esta obra tiene mucho que ver con la poesía. No solo en su titulo, sacado en este caso de la obra de Walt Whitman ‘ I sing the body electric’. 

I sing the body electric,

The armies of those I love engirth me and I engirth them,

They will not let me off till I go with them, respond to them,

And discorrupt them, and charge them full with the charge of the soul.

Las 64 imágenes de The Armies of those i love, (su obra más larga hasta hoy), no nos dejan intactos, nos acompañan mostrándonos el fuerte anhelo del hombre en ser más que lo que se le ofrece, lo que toma cuerpo en el.

Estas fotografías, sacadas en Nepal, nos hablan del tiempo que pasa, y de lo que nos apresa, de la soledad. En ellas aparecen relojes, ataduras y cárceles, jaulas que nos rodean y envuelven en cada paso de la vida como una trama. La muerte está presente en la condición del hombre, y aquí se materializa su imagen en diversas formas, tanto mentales como físicas. En la lenta erosión de las estatuas, en la caída vertical, en las marcas formales o geométricas, en la aceptación silenciosa del destino y el fluir del tiempo.

¿Que atan estas cuerdas, todos estos nudos? ¿Encierran al hombre estas barras? Los símbolos de lo que nos ata son muchos aquí, cadenas y candados, pero no pueden impedir el paso de la luz, la mirada más allá de lo visible, los sueños.  Las ‘almas’ que fotografía Mondedeu llevan en su mirada una carga, un dolor, quizá la marca de un destino del cual no pueden escapar. Todo aquí sin embargo nos conduce hacia la luz, hacia la posibilidad de una redención.

Si consideramos este libro como una meta en el trabajo de Mondedeu, por su importancia, su delicadeza y simbolismo, yo veo en estas fotografías un camino hacia una liberación. Las formas geométricas, la cruz, la trama tan presente aquí, me parecen la metáfora de una búsqueda que le lleva a Mondedeu a desprenderse de una narrativa que podríamos llamar ‘emocional’, para llegar en One side will have to go, a un juego entre luz y oscuridad. Una narrativa no menos densa, (el aire aquí también se carga de significado) pero si desprendida de memoria y recuerdos. El tiempo sigue pasando, la muerte sigue anunciada en el reloj, pero el bellísimo baile es un dialogo tanto como una lucha. Una de las dos, oscuridad o luz, tendrá que marcharse, nos dice Mondedeu en el titulo. Sin embargo la belleza está en el canto , en como se responden los opuestos, en la riqueza del abrazo. Uno no existe sin el otro, y los grises se hacen más bellos. En este duelo desarmado, si conocemos bien el trabajo anterior de Mondedeu, está la esencia de su obra, el silencio más expresivo. De la noche nace el día. 

 

Si os hablo hoy de estos dos libros con una sola fotografía es porque van a estar muy pronto en la biblioteca del Museo San Telmo gracias a la donación que va a hacer David Mondedeu a la biblioteca. De esta forma, estarán visibles y al alcance de todos, para disfrute de quien quiera acercarse allí a verlos.  Es un gesto excepcional y muy generoso, y desde aquí le doy mi agradecimiento, de todo corazón. Espero que pronto le veamos por aquí.

Los que estáis en Madrid podéis ver obra suya en Ivory Press, donde además estarán algunas copias de One side will have to go allí a la venta. Por lo demás, en el Reina Sofia, el Museum of fine art de Houston, el Victoria&Albert Museum, y algún otro museo por el mundo.

 

23 de julio 2018. Devoirs de mémoire. Origin, Fábio Miguel Roque; Ojos que no ven, corazón que no siente, Juan Valbuena; Showa Diary, Kazuma Obara.

Origin, Fábio Miguel Roque. Ojos que no ven, corazón que no siente, Juan Valvuena. Showa Diary ( versión japonesa), Kazuma Obara.

 

IMG_20180711_211710078IMG_20180711_104625325IMG_20180711_214900213

 

 

 

Origin. Fábio Miguel Roque, 3 libros, formatos distintos. Poster A3 y bolsa cosida a mano.

Origin prologue, tapa dura. 21×15 cm. 80 paginas. Diseño Fábio Miguel Roque.

Origin. Tapa blanda, 24x17cm. Edición y diseño Peter Oey. Prólogo, Irina Popova. Poema Fábio Miguel Roque.

Origin, epilogue. Tapa blanda. 10x15cm. 16 paginas.

Editorial The Unknown books. 2017

Ojos que no ven, corazón que no siente, Juan Valbuena. 5 periódicos. Formato tabloide sin grapa, 35×58 cm.  120 paginas. Editorial Phree. 2018

Showa Diary ( version japonesa ). Kazuma Obara.

Tapa blanda. 18×25 cm. Fotografía de archivo y de Kazuma Obara. Texto en japonés.     Tirada 10/50. Autoeditado, Kazuma Obara. 2018

 

 

Se podrían añadir muchísimos libros a esta lista de tres, innumerables sin duda. Estos son libros llegados a casa recientemente, los que me permiten esta corta reflexión. La memoria es intrínseca a la fotografía, o eso parece. Esta nos permite conservar pequeñas y grandes historias, recuerdos de grandes acontecimientos a lo largo de la Historia con mayúscula, o simplemente detalles de momentos poco relevantes en apariencia, que sin embargo forman parte de nuestra propia vida, de nuestra identidad. Son historias que tenemos que contar para que no caigan en el olvido, pasando en el mejor de los casos de generación en generación. O así lo pretendemos. A menudo solo son fragmentos de vida a lo que aferrarse, intentando no caer en la nostalgia.

De estos 3 libros, 2 tratan de Historia con mayúscula, aunque esta no se haya contado como tal en los libros de escuela. El tercero cuenta una historia personal y familiar vista bajo el prisma de la historia de un país.

 

 

 

En Ojos que no ven, corazón que no siente, publicado por Phree, Juan Valvuena narra la relación entre España y su antigua colonia Guinea Ecuatorial. En el 50 aniversario de la independencia de Guinea, la publicación en 5 periódicos clasificados por orden cronológico, entre archivos, testimonios, reportajes, entrevistas y fotografías del propio autor ( sacadas con teléfono móvil para pasar desapercibido ) es un documento  que pone en evidencia el olvido de una historia y un pueblo perdido en los meandros de la dictadura, colonización y descolonización. Ojos que no ven, corazón que no siente, con sus portadas sin fotografías habla de lo que el tiempo y el silencio impuesto han ido borrando. No hay apenas imágenes, los documentos de archivo son pocos o están bien resguardados lejos de los medios de comunicación. Dar la palabra y mostrar las imagenes

 

Fruto de una beca, este trabajo exhaustivo y denso recoge testimonios en primera persona, entrevistas tanto a españoles/guineanos que viven o han vivido y trabajado en Guinea, como a guineanos/españoles que viven en España. Relatos de experiencias y recuerdos de doble cultura e identidades en tierra de nadie, como dice una de las entrevistadas. Ojos que no ven, corazón que no siente es un trabajo que requiere tiempo, un archivo-documento visual para recordarnos que la historia prosigue hoy delante de nuestros ojos, aunque no lo sepamos o no lo queramos ver. Juan Valbuena continua su trabajo sobre territorios y su memoria, rescatando archivos y acontecimientos escondidos y casi borrados de la Historia colectiva.

 

De Kazuma Obara acaba de llegar la version japonesa de sus Showa Diaries, un trabajo largo y minucioso sobre las consecuencias de la 3° guerra mundial en los países invadidos por Japón. Kazuma nos ha acostumbrado a trabajos de una enorme honradez ejecutados con mucha delicadeza y gran cuidado en los detalles, como en Silent Histories,  primera parte del proyecto, que trataba de las victimas olvidadas después de la bomba norteamericana sobre Hiroshima.

 

Showa Diary también mezcla documentos de archivo con fotografías personales que Kazuma saca en los lugares mismos del conflicto, o lo que queda de ellos, además de retratar e entrevistar a los propios protagonistas sobrevivientes. Aquí tambien corre el tiempo, la generación que ha vivido la guerra se va haciendo mayor y va desapareciendo. Quedan aún las huellas de violentos acontecimientos en esos lugares, presencias como fantasmas para quien quiera acercarse a ellas y contar su historia. Kazuma lo hace viajando sin cesar, portando su imagen y su voz tenue pero segura.

 

 

Seguiremos de cerca las próximas publicaciones de Obara sobre este trabajo, lo que el mismo denomina su “lifelong project”. Hasta ahora el fotoperiodista se ha dedicado a retratar lo inefable o invisible a la vista de todos, el sufrimiento callado, el silencio colectivo ante acontecimientos que nos atañen a todos. Showa Diaries es un paso más en su largo recorrido compartiendo una memoria incómoda y sin embargo imprescindible.

 

Origin es una obra múltiple del portugués Fábio Miguel Roque, en tres libros y un póster a modo de árbol genealógico añadido. La publicación trata del origen de su familia, a través de fotografías encontradas en una caja, y olvidadas por casi todas las personas cercanas. Esa parte escondida de los álbumes “oficiales”hizo que Fábio se planteara revisar la historia de sus orígenes.

 

Origin es el descubrimiento y cuestionamiento de Fábio frente a esa parte desconocida de su historia, con nombres y acontecimientos extraños, que eran parte de el sin saberlo. Origin es sobre todo el resultado del tiempo sobre la historia familiar y la visión y  memoria de Fábio. El álbum que nos presenta el autor es la historia del tiempo y la vida que ha transcurrido en esta familia a la vez que en el papel fotográfico y en la memoria.

 

 

Papeles gastados, fotos del revés, anotaciones y retratos en negativo es lo que nos muestra Fábio de su historia familiar escondida. Una parte de la historia solo plasmada en papel que sin embargo ha cambiado la historia de su vida y la percepción que tiene de ella.

El segundo libro, “Prologue” mezcla fotografías actuales de Fábio con otras de su archivo familiar. Aquí se juntan recuerdos personales de sus padres, fotos de la niñez, atravesados por destellos tanto mentales como plasmados en la imagen. Una vida sencilla pasada por el tamiz de la memoria, los recuerdos que quedan sin saber bien porque.

 

Dice Irina Popova en el prólogo que la fotografía es la única respuesta a la gran pregunta de la vida, es lo que hace de ella la metáfora más cercana a la muerte. La memoria que guarda la fotografía no es la vida, pero sí la vida atravesada por nuestra mirada.

 

 

Breathe

Over and over again

Realising

Life is like chapters of burning

A path over fire and water

One  foolish road over mud and bones

Mysteries arise from the ashes

No passkey to the future…

Breathe, Fábio Miguel Roque.