6 de noviembre 2017. Río. Andrés Medina.

Río, Andrés Medina. Urbanautica Books. 2017

 

 

Tapa blanda. 31,5×20 cm. Color y blanco y negro. 48 paginas.

Fotografías, Andrés Medina.

Texto, en inglés, Matsuo Bashō ( The Narrow Road to the Deep North and other Travel Sketches ), y William Hazlitt ( Table Talk: Essays on Men and Manners ).

Diseño, Urbanautica Institute. 3 tipo de papeles, uno transparente. Cosido Singer.

Impreso en Italia.

1° edición, tirada 150.

Urbanautica Books. 2017.

 

 

 

Por fin llegó Río, tan esperado. Los caminos que han llevado hasta él han sido tortuosos como pocos. La metáfora del agua, imparable fuente abriéndose paso y rodeando las dificultades hasta llegar al mar parece ser la más adecuada…

Andrés Medina ( Madrid, 1978) diseñador, ha publicado ya varios libros , Tránsito, Nébula, o L’autre Paris, todos autoeditados. Río ha visto la luz gracias a una campaña de crowdfunding, y la editorial Urbanautica de Steve Bisson lo ha diseñado e impreso en Italia.

El proyecto de Andrés nace hace ya varios años, en 2011, en las cercanías del Tajo, en Guadalajara. O igual nació mucho antes, en su deseo de seguir un camino que le llevara a encontrarse a si mismo en plena naturaleza junto el río.

 

 

 

Tantos libros nos hablan de la relación del hombre y la naturaleza ! De ese estrecho lazo que poco a poco se ha ido aflojando, de tanto creer el hombre que posee y domina el paisaje, transformándole a su antojo.

Al inverso, creo que el hombre pierde una parte de su ser al alejarse de ella. La literatura romántica, que nos resulta pasada de moda en muchos casos, lo ha descrito con miles de versos… Nada pasado de moda ni fuera del tiempo en Río sin embargo, si la necesidad de desconectar del ruido que nos invade para conectarse con uno mismo y encontrar una respiración esencial, un sentido profundo de pertenencia.

 

Río se presenta en formato vertical muy elegante, con una muy gran calidad de impresión y encuadernación. Andrés es un fotógrafo muy fino y sutil, y el libro es una fiesta tanto para los ojos como para el tacto.

 

El viaje río adentro es solitario, y propicio a la meditación, a ratos contemplativa, a ratos ensoñadora, casi impresionista! Pero no es un camino fácil, avanzar en el es sinónimo de marcha lenta y rodeos. El agua corre, sigue su ritmo. Como la vida, abrirse el paso hasta ella significa parar y abatir obstáculos y muros, alejarse y tomar altura.

 

El viaje de Andrés Medina se refleja con mucha belleza en estas dobles paginas, con la respiración del blanco y negro tras la fina cortina del papel translúcido, como la niebla silenciosa y ensoñadora de “Nébula”. El paseo solitario  y su meditación no esquivan en el camino los símbolos de la muerte, el abandono y el tiempo que pasa con su melancolía.

El río, de caudal furioso o sereno, frágil y delicado o pura energía vital es un protagonista poético y profundo del alma humana, sus meandros, incertidumbres, su calma interior. Andrés nos regala por fin con su viaje.

“…This, ‘i thought, is the traveller’s reward. This is the joy of having lived so long’. I forgot the hardships of the road, and was moved to tears.” Matsuo Bashō.

 

https://open.spotify.com/track/5hxwbMY9Wqa89AClZOX5KC

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

A Place both wonderful and strange. Fuego Books.

Llevo demasiado tiempo sin escribir nada aqui, por un cierto agotamiento que sin embargo no consigue cubrir la ilusión.  Siguen llegando libros, y algunos muy esperados y queridos.

A Place both wonderful and Strange. Colectivo. Fuego Books. 2017

Tapa dura, cubierta de terciopelo rojo por un lado e imitando alquitrán por otro. 27×20 cm. Color y blanco y negro. 208 paginas.

Fotografías, ( por orden de entrada ) Salvi Danés, Carl Bigmore, Rory Hamovit, Anna Beeke, Philippe Fragnière, Antone Dolezal, Enrico Di Nardo & Valentina Natarelli, Jason Fulford, Sarah Walker, Melissa Catanese, Cristina De Middel, Sara Palmieri.

Texto en inglés y español, David Campany.  Biografías y entrevistas, en inglés y español. Traducción, alt.

Edición, Fuego Books, Gustavo Alemán. Asistencia en edición, Pascual Martínez, Agus Bres.

Papeles, FSC Gardapat Kiara y Conqueror Wave Pearl.

Diseño, Rubio&del Amo.

Preimpresión, Eduardo Nave-Control-P.

Impresión, Artes Gráficas Palermo.

Publicado gracias a la contribución de 237 patrocinadores con una campaña de crowdfunding.

1° edición, tirada 1100.

Fuego Books. 2017.

 

¿Quien no conoce a Laura Palmer? Todos tenemos recuerdos de alguna de las obras de David Lynch, tanto de sus películas como de la serie para televisión Twin Peaks. Su universo particular ha marcado los sueños y el imaginario de toda una generación, dejando en nuestras mentes una sensación extraña de vértigo y desasosiego, el tan dulce placer del pavor y misterio frente a una aparente e incomoda”normalidad”.

A place both wonderful and strange es el resultado de un sueño, el de Gustavo Alemán, creador de Fuego Books. El lugar de los sueños es tan maravilloso como extraño, y aquí nos adentramos en un mundo que no se rige por estándares que la razón pueda medir. La llama encendida no se apaga hasta conseguir hacerse realidad.

 

Salvi Danés, Doll’s head.

 

Carl Bigmore. Between two mysteries.

 

Después de un llamamiento a propuestas, están aquí reunidos doce fotógrafos internacionales, presentando cada uno una obra libremente inspirada por la serie Twin Peaks, o que de una manera u otra, recrea el universo de Lynch. Unos muy conocidos y otros menos, pero que aquí forman un conjunto homogéneo, en una edición muy cuidada e impecable en todos sus detalles, como lo vemos y sentimos desde el diseño de la cubierta. Terciopelo y carretera son los hilos conductores de esta publicación seductora y enigmática.

No puedo detallar aquí los doce trabajos, aunque los grupos de fotos presentados siguen la aparición en el libro. Con origen, biografía ( al final del libro encontramos información  de cada uno de ellos ) y obra muy distinta, los autores se cruzan y dialogan entre bosques  y carreteras solitarias, habitaciones silenciosas, teléfonos y cortinas, muchas cortinas… Las que tapan secretos inconfesables de pequeñas o grandes miserias, enigmas de objetos cotidianos en lugares donde todo se calla.

 

Rory Hamovit.

 

Anna Beeke. Every forest has its shadow.

 

En bosques habitados se halla el misterio, bajo la niebla o  cortinas de agua (“every forest has its shadow”, dice Anna Beeke ). En los troncos quedan cicatrices, deseos no realizados , frustraciones encerradas en la madera como en la mente, eternamente.

Como en la serie de televisión, cada episodio añade elementos de una narración dentro de la historia. El relato Lynchiano no es un camino lineal, mas bien una invitación a perdernos y buscar otras puertas, o encontrarnos con otro camino sin salida.

 

Philippe Fragniere. Dead men don’t tell tales.

 

Antone Donezal. The void and cloudless sky.

 

El lugar Lynchiano, ese espacio tan real y cotidiano que nos da pavor, confrontados al tedio repetido, se vuelve espejo de los miedos que solo describe la imagen en silencio.

 

Enrico di Nardo & Valentina Natarelli. MM.

 

Jason Fulford. Aspirin fund.

 

Es difícil hacer un libro colectivo con grandes individualidades, que según pienso en ningún momento, han concertado sus propuestas. El trabajo de edición en este caso es delicado. Aquí se ha hilado fino y el resultado es de una gran coherencia. El tiempo, ese elemento tan particular en la estética de Lynch, se detiene entre las paginas del libro. “Mira el mundo como si hubiera desaparecido el tiempo y verás recto todo lo que estaba torcido”, dice Sarah Walker, citando a Nietszche. Mas que en un tiempo pasado estamos aquí en otra dimensión, una a la que se accede bordeando lo absurdo, entre sueños y pesadillas.

 

Sarah Walker. Abyss.

 

Melissa Catanese. Apsis.

 

La muerte anda rodando detrás de cada puerta, pero no es mas absurda que el espejo o la mesa camilla en este hotel donde estamos pasando nuestros días. ¿Que es real? Nuestra percepción se nubla hasta perder el equilibrio.

 

Cristina De Middel. Hotel Hoetl.

 

Sara Palmieri. Snerario I,II.

 

A Place both wonderful and strange es sensual y venenoso, (tiene su tacto), y apenas le falta un perfume capitoso para adentrarnos en el perfecto escenario. Sin embargo si emana de él la sensación inequívoca y tan dulce de la atracción del peligro, la embriaguez del sueño al sentirlo tan vivo. Que exista es la prueba que hay otra dimensión, donde consigue llevarnos la fotografía. Come in, welcome to a place both wonderful and strange!

 

 

 

http://salvidanes.com

http://www.carlbigmore.co.uk

http://www.roryhamovit.com/roryhamovit

http://www.annabeeke.com

http://philippefragniere.ch

https://www.antonedolezal.com

http://www.gupmagazine.com/portfolios/enrico-di-nardo/lifting-ground-shadows

http://www.jasonfulford.com

https://www.phasesmag.com/sarah-walker/the-differend/#s-2

http://melissacatanese.com

http://www.lademiddel.com

https://www.sarapalmieri.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16 de septiembre 2017. La gravetat del lloc. Israel Ariño.

La gravetat del lloc. Israel Ariño. Ediciones Anómalas. 2017.

Tapa blanda, en estuche. 34×22 cm. 120 paginas. Blanco y negro.

Fotografías, Israel Ariño.

Texto en catalán, castellano , francés e inglés, Pere Jaume.

Concepto gráfico y diseño, Underbau.

Fotograbado y preimpresión, Eduardo Nave.

Impresión, Brizzolis.

1° edición, tirada 1500. Ediciones Anómalas, Domaine de Kerguéhennec. 2017.

Ha salido hace unos meses ya el nuevo libro de Israel Ariño, después de una residencia del artista en el Domaine de Kerguéhennec en Bretaña, en octubre y noviembre de 2016.

Ariño  ( Barcelona, 1974 ) es un fotógrafo silencioso, poético y misterioso. Ya sus libros anteriores ( Le nom qui efface la couleur, Atlas, Terra Incognita… todos con Ediciones Anómalas ) a menudo describían espacios o lugares entre el sueño y la realidad. Lugares que contienen una memoria , una presencia secreta, dulce o inquietante.

La Gravetat del lloc transcurre la mayor parte del tiempo en la oscuridad, o semi oscuridad. Las imágenes apenas aparecen,  tardan y les cuesta revelarse y extraerse del blanco de la pagina, como cuando en la noche oscura necesitamos tiempo para aclimatar la vista y vislumbrar por fin lo que nos rodea. Del papel, tan suave y mate, salen a la superficie estas imágenes y no sabemos bien si las estamos soñando. De percepción se trata aquí, ( empezando por la cubierta que nos recuerda el grano de la piel ), de tacto y de sentido.

El Domaine de Kerguéhennec es una gran propiedad, centro de arte contemporáneo, con un magnífico parque de esculturas, entre ellas unas de Richard Long o Ian Hamilton Finlay. Un lugar del que se han apoderado los artistas, cargado de memoria, de historia y de historias.

Puede un lugar pesar físicamente en nuestras vidas? Como nos afecta ese espacio, ese aire, esa oscuridad?  El camino por el que nos lleva Israel abre puertas a la imaginación, cuando la noche nos envuelve y la realidad se borra . Entonces perdemos el equilibrio y la razón.

“El día es bello, la noche es sublime” , con esta cita de Kant nos presenta su trabajo Ariño. La noche es misteriosa y poética, inquietante y profunda a la vez que delicada y sensual, ensoñadora.  Es cuando El lloc, ese lugar cuya “esencia es pesar en el mundo”como nos dice Pere Jaume, aparece como un espacio inmaterial, onírico y secreto tras sus puertas, en un umbral casi transparente, etéreo.

La fotografía de Ariño es aquí apenas una huella, una aparición entre las páginas en blanco, haciendo de velo, tan fina y delicada que podría desaparecer en cualquier momento, como un sueño o un fantasma, entre cada respiración.

La gravetat del lloc es todo entero, forma y contenido,  una manera de hacernos ver lo inefable, un intento de retener la magia de un lugar, su origen, su memoria, su materialidad, en un instante que nos escapa.

El lugar que recorre Israel en la oscuridad está cargado de misterio y de historias reales y soñadas. Las propias de Israel, sus recuerdos, sus miedos, sus deseos mas secretos afloran en la superficie delicada del papel. Ingrávidas pero para siempre marcadas en la gravedad de este lugar mágico.

Este trabajo está actualmente expuesto en la galeria VU de Paris.

 

5 de agosto 2017, infancias. Haus hof land, Brigitte Bauer. Ser de la Cala, Gerard Boyer.

 

Haus Hof Land, Brigitte Bauer. Analogues . 2017

Tapa dura. 21×21 cm. Color ( una foto en blanco y negro). 72 paginas. Texto en hoja separada, alemán y francés.

Fotografías, Brigitte Bauer.

Concepción gráfica, Charlotte Devanz. Fotograbado, Terre Neuve, Arlés.

Impresión, Horizon, Gémenos.

Analogues, Arlés. Junio 2017.

Tirada 600.  Esta edición, firmada, con 3 postales.

 

Ser de la Cala, Gerard Boyer. Fuego Books. 2017

Sin tapa, con camisa, tapa blanda. 32×22,5cm. 64 paginas, color.

Texto, en papel distinto, Josep Pla, 1956. En catalán, español e inglés.

Fotografías, Gerard Boyer Ballesteros.

Concepto, edición y diseño, Gerard Boyer, Ignasi López, Román Yñán.

Dirección artística, Ignasi López, Román Yñán.

Impresión, CeGe.

Tirada 500. Firmado.

Fuego Books. 2017.

 

 

 

Hoy dos libros muy distintos y de procedencia casi opuesta, pero que nos llevan los dos al territorio de la infancia.

Brigitte Bauer es una fotógrafa de origen alemán (1959, Schwabniederhofen, Alemania) , aunque vive y trabaja en Arlés desde 1987. Es profesora de fotografía en la escuela de Bellas Artes de Nîmes. Ha publicado ya varios libros. En D’Allemagne, ( Ed. Images en manoeuvres, 2003 ), ya rememoraba su juventud alemana.

Gerard Boyer, (1974, L’Ametlla de Mar), vive en Tarragona. Ser de La Cala es su primera publicación en solitario, después de su participación a Ourobouro, Códice para un hilo circular, publicado por La Kursala en 2014.

Dos libros muy distintos, decía. Uno nos lleva al norte, a la fría Alemania y sus inviernos nevados, otro a la soleada y marítima Tarragona. Los dos sin embargo nos hablan de la infancia y sus recuerdos, ligados a un lugar preciso.

El tratamiento es bien distinto también, mas conceptual en el caso de Gerard, donde los recuerdos se mezclan con fotografías actuales con un diseño que nos hace reflexionar sobre el tiempo pasado  y nuestra propia memoria.

Brigitte nos presenta un muy bonito libro cuadrado y mullido, como eran ( siguen siendo ) los libros para niños. Haus Hof Land es casa, granja, tierra. Hogar, y a su vez  país, que tuvo que dejar por alguna razón. Los recuerdos de su infancia parecen mas melancólicos que los de Gerard, quizá por ser la vida mas austera en esa granja alemana, quizá porque era otra época, algo mas lejana. La mirada de esa niña vestida de domingo es un poco triste, para nada es el reflejo de una niñez despreocupada e inocente.

 

Son dos vidas muy distintas, pero los dos libros nos hablan de un lugar que nos ata a la infancia. Son espacios con límites, rodeados de objetos familiares, pequeños rituales. Juguetes, columpios, bicicletas, campos. Ir a pescar, ayudar en la granja. La infancia de Gerard parece alegre, feliz y despreocupada. Aunque según nos adentramos en su libro, este se hace mucho mas silencioso y aflora una nostalgia al recorrer caminos ya solitarios. La de Brigitte está ligada también a otro territorio, otro país, su desarraigo es mayor y nos habla de otra pérdida, otra frontera entre la infancia y la edad de adulto.

 

Las fiestas de cumpleaños se parecen en todos los sitios, pero el sentimiento que nos dejan las fotografías de Brigitte es, sutilmente, el de un mundo mas confinado y recluido, y la carreta que vemos aquí aparece como un símbolo de la voluntad de escapar y buscar otra vida.

 

 

Mas que las fotografias de Gerard y sus impresiones mas furtivas, las imágenes cuadradas de Brigitte nos remiten a momentos precisos, instantes que quedan marcados para siempre en nuestra memoria,  etapas de una vida pasada que sin embargo nos acompañan, con el recuerdo de las personas que lo protagonizan. La mirada de Brigitte describe otro lugar y otro tiempo, un espacio emocional e interiorizado. Apenas hay aquí palabras y sonidos, fuera de los de los acontecimientos externos, o de la televisión en la sala, cuando en el libro de Gerard podemos llegar a oir risas de niños, gritos de emoción…

 

Brigitte, de una manera que a mi me resulta conmovedora, añade las palabras que faltan en una lista separada: eclipse, hierba, vela,cumpleaños, establo, caracol, bosque , ventana, leiter, mädchen, spiegel, silence…

 

El tiempo pasa en las fotos de Gerard y deja huellas borrosas y amarillentas. Ya nada será lo que fue, por mucho que recorramos los mismos lugares. Durante ese camino los niños se han hecho hombres, y no hay vuelta atrás. La pérdida es parte de la vida, sin ella no podemos avanzar. Estos dos libros tan distintos, que reúno aquí por la gracia de un encuentro y desencuentro de Arlés, no hablan de otra cosa.

Los lugares de la infancia han hecho de nosotros lo que somos, para bien o para mal. Algunos los llevamos con nostalgia, otros luchan contra ellos a lo largo de su vida. Dos libros entrañables.

http://brigittebauer.fr/fra/serie_gd/haus-hof-land

http://brigittebauer.fr/fra/publications/haus-hof-land

http://www.lacritique.org/article-le-temps-balbutiant-des-images-d-enfance?var_mode=calcul

http://www.gerardboyer.info

http://www.fuegobooks.com/product/ser-de-la-cala

 

 

 

 

19 de julio 2017. Agur, Cienojetes.

Los de Cienojetes dicen que se van…

 

 

Echaré mucho de menos las cartas irreverentes que nos mandaban, instantáneas o intensas reflexiones sobre el panorama de la fotografía nacional. ¿ Será que al final eran terrestres, y por tanto mortales? Quiero pensar que no, que solo se han desplazado a otro planeta, o se quedan observando el nuestro con filosófica benevolencia, pensando ya que no tenemos remedio…

Una persona algún día me dijo que conocía el secreto y podía desvelar su identidad (¿ es que tenían otra vida??? ). Yo dudando un momento, al final decidí que no quería saber mas, ya que así eran perfectos. Me quedé pensando que ese gracejo tenía que tener algo del sur, que los del Norte somos muy sosos… Ellos, o ellas, eran cultos ( mucho ), graciosos, poderosos ( hacían y dehacían Reinas !!!, o eso creían…), poetas. También podían ser duros e incluso crueles. Pero siempre con una mirada cariñosa, o así lo he sentido.

Yo conservaré para siempre la extraordinaria pirámide que construyeron, ese altarcito de nuestros pequeñas vanidades y ficticios poderes. Reconozco sentirme tan halagada por estar ahí !!!

 

IMG_1925

 

El microcosmo fotográfico logrará sobrevivir, pero todo será un poco menos divertido, un poco menos loco. La mirada del Bufón siempre ha sido sana, el humor y la risa son el propio del hombre, dicen.

Agur, pues, Cienojetes. Si se os ocurre volver por aquí, seréis bienvenidos !

Damas y caballeros, un Aurresku.

https://cienojetes.com

1 de julio 2017. Y tú, ¿ por qué eres negro? Rubén H. Bermúdez.

Y tú, ¿por qué eres negro? Rubén H. Bermúdez.

 

Tapa blanda. 23×17 cm. Blanco y negro y color. 233 paginas.

Fotografías personales y de archivo.

Texto, Rubén H. Bermúdez, traducción Hannah Soraya Ndempaawai Fakir.

Ilustración Lydia Mba.

Diseño y concepto Koln Studio.

Edición Rubén H. Bermúdez y Koln Studio. Impresión, Brizzolis.

Rubén H. Bermúdez, en colaboración con Obra Social La Caixa, en el marco de 20 FotoPres La Caixa. 2017.

 

Y tú, ¿por qué eres negro? es la segunda publicación de Rubén H. Bermúdez (Madrid 1981), después de Berlin: Looking for freedom publicado por Caravanbooks en 2014. Pero viendo este trabajo podríamos decir que este es, hasta ahora, su proyecto vital,  tan personal es este libro. Rubén gano una beca del premio FotoPres de la Caixa con este proyecto.

 

 

Rubén nos habla de negritud y de identidad. De lo que representa ser negro en este país y en Occidente en general. De las mascaras impuestas en la sociedad, las construcciones sociales en torno a la negritud. El investiga el pasado colonial de España, la historia de la esclavitud para entender su historia. Nos cuenta el racismo cotidiano arraigado en nuestra sociedad, sus costumbres y educación.

 

Y tú, ¿por qué eres negro? es también un diario íntimo, la búsqueda de si mismo, de una identidad denegada y escondida por la sociedad. El despertar de una conciencia marcada por lo que le impone su entorno mas cercano, el colegio, la familia, sus amigos, hasta la reivindicación de un lugar propio y un reconocimiento institucional. Hasta encontrar una comunidad y luchar por sus derechos y por que esta tenga existencia y voz en esta sociedad.

 

 

El camino que recorre Rubén, contado a través de sus fotografías familiares y de fotografías de archivo que todos conocemos, ya que son parte del legado colectivo de toda una generación y más, es el camino “normal” de un chico español nacido en Madrid a principios de los ochenta y apasionado por el fútbol. Pero el es mestizo y en el camino se cruza con comentarios racistas y agresiones, con incomprensión, sin rabia, intentando  entender el por qué.

 

Rubén cuenta su historia en 4 capitulos y es la nuestra, la que no sabemos o queremos ver o apenas, y que sin embargo es nuestro día a día, tan normal y corriente. Con mucho pudor nos habla de el, de sus interrogaciones y sus anhelos, su lugar en la vida. Con su voz, casi sin buscarlo, ha dado una identidad a una parte de la sociedad invisible en este país.

 

Y tú, ¿por qué eres negro? nos devuelve la pregunta que tantas veces le han hecho a Rubén, y nos hace pensar, reflejando una imagen bien poco gloriosa. Y si, me revuelve, como persona y como colectivo. Con su mirada dulce y con discreción y pudor Rubén nos cuenta mucho de su vida a través de la nuestra, y es conmovedor. Rubén H. Bermúdez fotógrafo, español, negro, gran persona. Respect.

 

http://rubenhbermudez.tumblr.com

http://clavoardiendo-magazine.com/mundofoto/entrevistas/ruben-h-bermudez-una-forma-luchar-racismo-desde-lo-colectivo/

https://www.caravanbook.com/books/berlin-looking-for-freedom

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16 de junio 2017. PhotoEspaña .

De vuelta de Madrid, unas consideraciones, con espíritu constructivo desde mi reciente experiencia.

 

He tenido la suerte de ser jurado hace muy pocos días del premio al Mejor libro de PhotoEspaña 2017. Recibes un mail invitándote a ser miembro de ese jurado  y sientes un cosquilleo en el estómago, y una gran satisfacción, para que engañarse.

Lo siento como un honor, PhotoEspaña es el mayor festival de fotografía del país, y el premio al mejor libro es un acontecimiento importante dentro del festival. Ser miembro de ese jurado es en cierto modo, (o eso creo), reconocer que tienes un conocimiento en la materia,  la capacidad de emitir un juicio entre tantas publicaciones nacionales e internacionales. Veo muchos libros, escribo sobre ellos, me han pedido listas de “favoritos”, pero eso solo es emitir una opinión personal. Ser miembro, con otras dos personas, de un jurado nacional, conlleva para mi algo mas de consideración o responsabilidad.

PhotoEspaña ha ido creciendo, como el premio al mejor libro, que se da ya en 4 modalidades, nacional, internacional, mejor editorial y la ultima añadida hace dos años de Autoediciones, reconociendo una parte muy importante en el mundo del fotolibro de estos últimos años.

Y aquí empieza mi granito de arena, sin ánimo de enfadar a nadie… Reconociendo, realmente?

Sin haber sido nunca jurado en otros premios, he podido asistir o seguir de cerca su funcionamiento y fallo, con el posterior anuncio de premios, in situ en Paris o Arlés, o por internet.

Publicación de nominados, de preselección, de nombres del jurado con anterioridad, es una práctica habitual en la mayoría de los casos, en los mas importantes festivales o premios mas prestigiosos… Algo que no he visto en Madrid. Todavía, que yo sepa ( ojalá esté confundida), no está publicada la lista de los libros presentes en el interior de la prestigiosa Biblioteca Nacional, solo los que se pueden desplazar allí tienen acceso a ellos…

Yo creo que si queremos hacer una labor de fondo en favor del fotolibro, hay que comprometerse un poco mas y dar unos pasos mas claros y contundentes. Ser muy serios en todo el proceso. Apoyar mas y de mas cerca a los autores y editores dándoles la visibilidad que se merecen. Dar unos premios de verdad, con un poco mas de solemnidad, aunque solo sea un gesto, comunicarlo al mundo… PhotoEspaña se lo puede permitir! Se lo debe permitir, si quiere que desde el panorama nacional e internacional se reconozcan esos premios como se reconocen y valoran otros, que sea un gran escaparate y una verdadera fiesta de los libros. España ha demostrado con creces su importancia en el mundo del fotolibro, sus autores o editores son reconocidos fuera del país, han ganando premios prestigiosos, y PhotoEspaña es un gran festival.

No soy yo quien para dar lecciones a nadie, y solo es mi modesta opinión… pero reconozco que habiendo vivido de cerca estos días el proceso ( muy simpático y absolutamente impecable en su deliberación !), me queda la sensación reflexionando a posteriori,  de algo un poco triste y  fallido, un quiero y no puedo, (o puedo y no quiero ???) El fotolibro, dentro de PhotoEspaña se merece un poco mas de fondo, visibilidad y apoyo, o por lo menos yo lo sueño… Igual este sueño tiene algo de espejismo, con perdón, y soy seguramente muy inocente expresándolo después de haber participado en esta edición, que por otra parte me ha dado tantas satisfacciones viendo los libros premiados.

Quiero agradecer aquí de todo corazón a María García Yelo su invitación ! Poder participar a la elección del mejor fotolibro de PhotoEspaña 2017 ha sido un privilegio y una experiencia muy interesante, y siento que mi ligera frustración puede sonar a capricho. Pero solo escribo estas lineas consciente de la importancia de este premio, y deseando verlo crecer ganando respeto y consideración.

Muchas gracias, espero vuestras reacciones. Pronto mas libros aquí.

 

http://www.phe.es/unexpected-peter-dekens-al-borde-mapa-juanan-requena-barespagnol-pablo-casino-ediciones-anomalas-premios-photoespana-al-mejor-libro-fotografia-del-ano-2/

http://www.phe.es/exposicion/los-mejores-libros-fotografia-del-ano/

http://www.edicionesanomalas.com/producto/al-borde-de-todo-mapa/

http://www.eriskayconnection.com/en/home/53-unexpected.html

http://pablocasino.es/index.php?/bar-espagnol/

http://www.andrefrereditions.com/livres/photographie/phenomena/